/ domingo 23 de junio de 2019

Comienza la temporada infantil 2019 de la ONEFA

UNAM, IPN, Centinelas, los equipos con más tradición.

Tras meses de sudor, frío, lluvias, calor, sacrificar eventos familiares para acudir a los entrenamientos, cientos de niños de toda la república mexicana están a escasos días de iniciar la temporada 2019 de las infantiles de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA).

Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Querétaro, Veracruz, Guadalajara, Guanajuato, Morelos son los principales estados que contarán con al menos un equipo para participar en esta temporada, que como las anteriores nos dará muchas sorpresas.

La actividad comenzó el pasado 25 de mayo con la inauguración de la temporada en el estadio General Joaquín Amaro, sede del equipo Centinelas de la SEDENA, en dónde todos los equipos desfilaron con sus categorías representativas portando con orgullo sus colores y estandartes.

Posteriormente fueron dos semanas de juegos de práctica en las que todos los equipos afinan detalles rumbo al inicio de temporada, también sirve para que tanto la ofensiva y defensiva agarré ritmo, y sobre todo los niños comiencen a familiarizarse con el ritmo de juego.

Cabe recordar que la infantil de la ONEFA la pueden jugar niños y niñas de entre 9 y 15 años, y se dividen en seis categorías; preinfantil (9-10 años), infantil (10-11 años), Infantil especial (11-12 años), Infantil A (12-13 años), infantil AA (13-14), infantil AAA (14-15), cada una cuenta con un límite inferior y superior de peso, excepto la última, puesto que están a un paso de llegar a juvenil, donde la talla y el peso empieza a ser un factor más importante.

FUERTES SEMILLEROS

No es mentira que los equipos grandes en cualquier disciplina deportiva comienzan a trabajar a sus futuros atletas desde la infancia, es por eso la importancia de las categorías infantiles, puesto que en próximos años gran parte de estos niños estarán representando diferentes equipos de liga mayor, y aún mejor como seleccionados nacionales.

La UNAM y el IPN son dos de los equipos con más tradición en el futbol americano de México, y en sus categorías infantiles no es la excepción; los del pedregal cuentan con tres equipos, Pumas Oro, Pumas Azul y Pumas Acatlán, mientras que los politécnicos respaldarán a Águilas Blancas y Burros Blancos.

Otros equipos de la Ciudad de México que han servido como semilleros para su liga mayor son Frailes del Tepeyac, y Centinelas de la SEDENA, antes del Cuerpo de Guardias Presidenciales, quienes desafortunadamente ya no cuentan con liga mayor, pero no los hace menos referentes en la historia de las infantiles.

IMPECABLE COACHEO

El ser entrenador de una categoría infantil no solo es enseñar lo que sabes acerca de la disciplina en cuestión, en este caso el futbol americano, es ir más allá de lo deportivo, puesto que al estar con ellos al menos dos horas diarias por casi medio año, el impacto que llegan a tener el coach o los coaches influye de manera directa o indirecta en el crecimiento de los niños.

Es por esto que la labor de un coach de infantil es de las cosas más difíciles y más reconfortarles que puede haber en este mundo del futbol americano; forjar carácter, seguridad, humildad, respeto, disciplina trabajo en equipo, liderazgo.

Estas son algunas de las tareas que tiene que hacer el entrenador, todo esto con la clara intención de que con el paso del tiempo sea un excelente jugador dentro y fuera del campo, buen hijo, buen estudiante, buen amigo, buen novio, sin dejar de lado la principal razón del porque uno practica deporte, divertirse.

AFICIÓN SIN MUCHO RUIDO

A principios de junio, la ONEFA tomó la decisión de prohibir la entrada a los campos dónde se celebren sus partidos con tambores, matracas, trompetas, esto con la intención de evitar que estos objetos puedan ser utilizados como armas en algún tipo de riña que puede llegar a suceder ya sea en las gradas o en el campo.

Esta decisión provocó el enojo de gran parte de padres de familia de la comunidad del futbol americano perteneciente a la ONEFA, puesto que desde años atrás las mamás han sabido ingeniárselas para que con ayuda de tambores y trompetas realizar porras que animen a sus hijos y al equipo.

La reclamación en redes sociales fue bastante fuerte y por varios días; por su parte la ONEFA respondía “a gritar señores que antes no se utilizaban los tambores, matracas y trompetas. Griten porras y silben, que eso también motiva”.

A pesar de esto, nohay duda que el ingenio de los padres lograrán hacer otras cosas para apoyar asus hijos, y esta decisión no opacará lo que se vivirá en los campos cada finde semana.

Twitter: @HumbertoMeza_D

Tras meses de sudor, frío, lluvias, calor, sacrificar eventos familiares para acudir a los entrenamientos, cientos de niños de toda la república mexicana están a escasos días de iniciar la temporada 2019 de las infantiles de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA).

Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Querétaro, Veracruz, Guadalajara, Guanajuato, Morelos son los principales estados que contarán con al menos un equipo para participar en esta temporada, que como las anteriores nos dará muchas sorpresas.

La actividad comenzó el pasado 25 de mayo con la inauguración de la temporada en el estadio General Joaquín Amaro, sede del equipo Centinelas de la SEDENA, en dónde todos los equipos desfilaron con sus categorías representativas portando con orgullo sus colores y estandartes.

Posteriormente fueron dos semanas de juegos de práctica en las que todos los equipos afinan detalles rumbo al inicio de temporada, también sirve para que tanto la ofensiva y defensiva agarré ritmo, y sobre todo los niños comiencen a familiarizarse con el ritmo de juego.

Cabe recordar que la infantil de la ONEFA la pueden jugar niños y niñas de entre 9 y 15 años, y se dividen en seis categorías; preinfantil (9-10 años), infantil (10-11 años), Infantil especial (11-12 años), Infantil A (12-13 años), infantil AA (13-14), infantil AAA (14-15), cada una cuenta con un límite inferior y superior de peso, excepto la última, puesto que están a un paso de llegar a juvenil, donde la talla y el peso empieza a ser un factor más importante.

FUERTES SEMILLEROS

No es mentira que los equipos grandes en cualquier disciplina deportiva comienzan a trabajar a sus futuros atletas desde la infancia, es por eso la importancia de las categorías infantiles, puesto que en próximos años gran parte de estos niños estarán representando diferentes equipos de liga mayor, y aún mejor como seleccionados nacionales.

La UNAM y el IPN son dos de los equipos con más tradición en el futbol americano de México, y en sus categorías infantiles no es la excepción; los del pedregal cuentan con tres equipos, Pumas Oro, Pumas Azul y Pumas Acatlán, mientras que los politécnicos respaldarán a Águilas Blancas y Burros Blancos.

Otros equipos de la Ciudad de México que han servido como semilleros para su liga mayor son Frailes del Tepeyac, y Centinelas de la SEDENA, antes del Cuerpo de Guardias Presidenciales, quienes desafortunadamente ya no cuentan con liga mayor, pero no los hace menos referentes en la historia de las infantiles.

IMPECABLE COACHEO

El ser entrenador de una categoría infantil no solo es enseñar lo que sabes acerca de la disciplina en cuestión, en este caso el futbol americano, es ir más allá de lo deportivo, puesto que al estar con ellos al menos dos horas diarias por casi medio año, el impacto que llegan a tener el coach o los coaches influye de manera directa o indirecta en el crecimiento de los niños.

Es por esto que la labor de un coach de infantil es de las cosas más difíciles y más reconfortarles que puede haber en este mundo del futbol americano; forjar carácter, seguridad, humildad, respeto, disciplina trabajo en equipo, liderazgo.

Estas son algunas de las tareas que tiene que hacer el entrenador, todo esto con la clara intención de que con el paso del tiempo sea un excelente jugador dentro y fuera del campo, buen hijo, buen estudiante, buen amigo, buen novio, sin dejar de lado la principal razón del porque uno practica deporte, divertirse.

AFICIÓN SIN MUCHO RUIDO

A principios de junio, la ONEFA tomó la decisión de prohibir la entrada a los campos dónde se celebren sus partidos con tambores, matracas, trompetas, esto con la intención de evitar que estos objetos puedan ser utilizados como armas en algún tipo de riña que puede llegar a suceder ya sea en las gradas o en el campo.

Esta decisión provocó el enojo de gran parte de padres de familia de la comunidad del futbol americano perteneciente a la ONEFA, puesto que desde años atrás las mamás han sabido ingeniárselas para que con ayuda de tambores y trompetas realizar porras que animen a sus hijos y al equipo.

La reclamación en redes sociales fue bastante fuerte y por varios días; por su parte la ONEFA respondía “a gritar señores que antes no se utilizaban los tambores, matracas y trompetas. Griten porras y silben, que eso también motiva”.

A pesar de esto, nohay duda que el ingenio de los padres lograrán hacer otras cosas para apoyar asus hijos, y esta decisión no opacará lo que se vivirá en los campos cada finde semana.

Twitter: @HumbertoMeza_D

Policiaca

GAM, Tláhuac, V. Carranza, alcaldías con más víctimas de inseguridad: INEGI

Los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Púbica Urbana advierte que siete de cada 10 mujeres se sienten inseguras en su ciudad de residencia

Policiaca

Desalojan a cientos de vecinos tras voraz incendio de fábrica en Azcapo

En el lugar aún trabajan unidades de bomberos, a fin de sofocar las enormes llamas que pudieron verse desde distintos puntos de la capital

Policiaca

Feminicidio Edomex: Abandonan cadáver encobijado de mujer en San José del Rincón

El cuerpo presentaba diversos golpes en su cuerpo, además estaba maniatada envuelta entre cobijas