/ martes 16 de marzo de 2021

Adalid Maganda, ex árbitro de la FMF, realizó protesta frente a sus instalaciones

De las instalaciones de la Federación Mexicana de Futbol salió su abogado, quien acuso a Adalid de intentar extorsionar a la Comisión de Arbitros

La historia de Adalid Maganda parece no tener fin. Ahora, el ex árbitro de la Federación Mexicana de Futbol, se plantó afuera de las instalaciones y realizó un bloqueo para la gente que pretendía entrar al complejo no lo hicieran, no así a los que tenían la necesidad de salir, ya que se cometería un delito.

A los pocos minutos, un abogado de la FMF encaró a Adalid y le recalcó que intentó extorsionar a la Comisión de Árbitros con la exigencia de 5 millones de pesos para no llevar su tema a la FIFA.

“Únicamente está extorsionando. ¿Por qué no dice que pidió cinco millones de pesos a la Federación, con la amenaza de ir hasta la FIFA? ¿Por qué no dice eso en las redes? Señor Adalid, existen cámaras y testigos, donde usted pide el dinero”, comentó el abogado.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

El mismo personaje acusó que ningún árbitro trabaja para la Federación Mexicana de Futbol, pero luego reculó. “Los árbitros no son trabajadores de la Federación Mexicana de Futbol”, cuando declaró eso ante las cámaras, el abogado se dio cuenta de su error y se retiró para hacer unas llamadas”, añadió.

Ya en su enojo, Adalid Maganda hizo énfasis en que Arturo Brizio lo corrió por su tono de piel y no por su desempeño, ya que jornada a jornada hay errores de silbantes más graves y no los corren.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


La historia de Adalid Maganda parece no tener fin. Ahora, el ex árbitro de la Federación Mexicana de Futbol, se plantó afuera de las instalaciones y realizó un bloqueo para la gente que pretendía entrar al complejo no lo hicieran, no así a los que tenían la necesidad de salir, ya que se cometería un delito.

A los pocos minutos, un abogado de la FMF encaró a Adalid y le recalcó que intentó extorsionar a la Comisión de Árbitros con la exigencia de 5 millones de pesos para no llevar su tema a la FIFA.

“Únicamente está extorsionando. ¿Por qué no dice que pidió cinco millones de pesos a la Federación, con la amenaza de ir hasta la FIFA? ¿Por qué no dice eso en las redes? Señor Adalid, existen cámaras y testigos, donde usted pide el dinero”, comentó el abogado.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

El mismo personaje acusó que ningún árbitro trabaja para la Federación Mexicana de Futbol, pero luego reculó. “Los árbitros no son trabajadores de la Federación Mexicana de Futbol”, cuando declaró eso ante las cámaras, el abogado se dio cuenta de su error y se retiró para hacer unas llamadas”, añadió.

Ya en su enojo, Adalid Maganda hizo énfasis en que Arturo Brizio lo corrió por su tono de piel y no por su desempeño, ya que jornada a jornada hay errores de silbantes más graves y no los corren.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Finanzas

McDonald's abandona el mercado ruso tras 30 años de actividad

El director ejecutivo, Chris Kempczinski, señaló que estaba orgulloso de los más de 60 mil trabajadores empleados en Rusia y que la decisión fue extremadamente difícil

Sociedad

Se registra incendio en fábrica de Cuautitlán Izcalli, Estado de México 

Los servicios de emergencia siguen trabajando en el lugar pero el fuego ya ha sido controlado 

Gossip

Un clásico que cumple medio siglo

En mayo de 1972, los Rolling Stones lanzaron su décimo álbum Exile on Main St., que se considera un hito de la música contemporánea, y uno de los mejores trabajos de la banda

Doble Vía

Robots pueden hablar por ti después de muerto

Deadbot se llama un chatbot que puede replicar nuestra personalidad, lo cual abre un debate sobre las implicaciones éticas de este tipo de suplantación tecnológica

Finanzas

JETZ: Una vuelta de tuerca al taller mecánico

Esta plataforma de servicio bajo demanda surte de autopartes con envío a domicilio a talleres mecánicos en menos de 90 minutos