Pide a la delegada Dione Anguiano mande pipas con agua a la Nicolás Tolentino

  • La Prensa
  • en Vox Populi

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

 La Prensa en línea

Vecinos de las unidades habitacionales Ermita Zaragoza y España 505, localizadas en Cárcel de Mujeres y en la Colonia San Nicolás Tolentino, en Iztapalapa, respectivamente, hacen un llamado al director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre, así como a la jefa delegacional, Dione Anguiano, para que se abran las llaves para que les llegue agua, debido a que desde el día del temblor -19 de septiembre-, carecen del vital líquido. En el caso de la Unidad Habitacional España 505, la administradora, Marisol Ramiro Barragán señaló que ha acudido ante Ramos Rizo, directora de operación hidráulica y Juan Salas Ávila, director de Servicios Urbanos, pero les han dado largas. Denunció que el problema del agua es común en la Colonia San Nicolás Tolentino y más ahora con la escasez tras las afectaciones de la tubería por el sismo. Señaló que hasta ahora sólo les mandaron un pipa de 20 mil litros que no alcanza ni para bombear una hora, porque la cisterna con que se cuenta tiene una capacidad de 150 mil litros. Debido a ello, lanzaron un llamado urgente al director del Sistema de Aguas de la CDMX, Ramón Aguirre, y a la jefa delegacional en Iztapalapa, Dione Anguiano.

Se niegan a regresar al edificio por daños sufridos en el sismo de septiembre

 

La Prensa en línea

Los maestros y administrativos que laboran en el edificio de Izazaga 99, en días pasados fueron llamados de las Coordinaciones de Secundarias y Primarias, para reiniciar las actividades en esa misma sede, lo que califican de irregular, pues aseguran que esa instalación no sólo no cuenta con un dictamen de Protección Civil, sino también resultó sumamente dañada después de los dos sismos que azotaron a la CDMX el pasado 19 de septiembre, sin embargo, a pesar de lo ya señalado -dicen-, las autoridades de estas coordinaciones sectoriales, así como de la DGOSE, pretenden que regresen a laborar como si nada hubiera pasado; por ello, sostienen que: “no podemos permitir este atropello que pone en riesgo la vida de todos nosotros, debemos de estar todos unidos para exigir a las autoridades de la AFSEDF su intervención inmediata para ser reubicados en otras instalaciones que cuenten con todas las medidas de seguridad que garanticen plenamente nuestra integridad”.