Muere chica motociclista arrollada por taxi en Atizapán

Arianna Alfaro
Entre la fascia trasera de un taxi, quedó atorada la mochila de una motociclista que fue arrastrada varios metros, después de ser arrollada por el chofer, quien no detuvo su marcha e intentó darse a la fuga cuando se estampó contra un árbol sobre Avenida Adolfo López Mateos en Atizapán de Zaragoza dentro del Estado de México.
Alrededor de las 7:30 de la mañana, una joven de 25 años de edad, que acostumbraba la citada avenida, fue sorprendida por un chafirete que, después de impactarla, aceleró para darse a la fuga, quizá pensó que, en algún momento, la fémina se zafaría de la unidad, pero no fue así y él, al verse sorprendido por transeúntes y automovilistas quedó detenido en un árbol.
De inmediato, los testigos de la trágica escena se dieron a la tarea de convocar a las autoridades y a los servicios de emergencia para brindar atención a la infortunada, cuyo cuerpo quedó a un costado de la unidad de transporte.
Algunas personas se acercaron al vehículo para asegurarse de que el conductor no se diera a la fuga, y lo rodearon hasta la llegada de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de México, quienes detuvieron al presunto responsable y acordonaron la escena del crimen.
Para cuando los paramédicos llegaron a la zona del siniestro, determinaron que no podían hacer nada por la mujer, ya que no contaba con signos vitales y, dejaron el cadáver a cargo de los uniformados hasta la llegada de los servidores del ministerio público.
Colonos que reconocieron a la joven motociclista, notificaron a los familiares de la triste noticia por lo que, de inmediato, llegaron hasta el lugar varios de sus allegados, entre ellos, su madre, que entre llantos al ver el cuerpo inerte de su hija, exigió que el responsable pague en la cárcel y no soportó la idea de no volver a ver su hija y momentos después perdió el conocimiento.
Poco a poco llegaron más parientes y amistades y conmovidos lamentaron la pérdida de su ser querido. Algunos vecinos refirieron, a La Prensa, que conocían de vista a la chica y con frecuencia circulaba por la zona, recuerdan de ella, que siempre fue muy prudente al manejar su potro de acero.
Agentes periciales a su llegada, pasadas las 10 de la mañana, recabaron los indicios, en especial la motocicleta Italika, tipo vespa que quedó varios metros atrás, a la altura del Callejón México Nuevo justo donde ocurrió el impacto.
El cuerpo de la joven fue llevado al anfiteatro de la demarcación, en donde se le realizarán las pruebas de ley para después, entregar los restos a sus dolientes, quienes le darán su último adiós en familia y exigirán que se haga justicia en memoria de la motociclista.