¡COBARDES!

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Genoveva Ortiz

Con visibles huellas del acto de violencia extrema del que fue víctima, la senadora Ana Gabriela Guevara exclamó desde el Senado de la República un “ya basta” a la violencia contra la mujer y a la violencia en general, que atenta contra hombres, niños, niñas, adolescentes y adultos mayores.
Acompañada de los coordinadores parlamentarios del PAN, Fernando Herrera Ávila; del PT, Manuel Bartlett Díaz; del PRI, Emilio Gamboa; del PRD, Miguel Barbosa y del PVEM, Carlos Puente, la exvelocista mexicana narró con voz pausada, que a veces se entrecortaba, la amarga experiencia que vivió la noche del pasado domingo cuando circulaba en su motocicleta por la carretera México-Toluca.
“Temí por mi vida”, declaró la también exmedallista olímpica, quien recordó con tristeza reflejada en el rostro que al incorporarse en el entronque que baja de Valle de Bravo a la carretera Toluca-México, observó que había un embotellamiento y al llegar al carril de alta, un automovilista pasa por el acotamiento, le echa encima su vehículo y la tira de la motocicleta.
Ella se reincorpora, sigue el auto del agresor a pie y le solicita al conductor detener su marcha y responder por los daños a su moto; sin embargo, el sujeto sale de su vehículo y de manera irracional y violenta se va sobre ella y le suelta un golpe a la cara, que ella logra esquivar.
“No me había percatado que atrás de mí había otros dos sujetos, uno de ellos me golpea las costillas, caigo al piso, me siguen pateando, lo primero es este golpe en mi cara”, narró la senadora Guevara al señalar que en un intento de protegerse se tapó la cara y la cabeza con su casco.
Indicó que otros automovilistas que circulaban por el lugar bajaron de sus vehículos para tratar de detener la agresión, diciéndoles: “es mujer, es mujer”, pero los agresores no se detuvieron y por el contrario quisieron golpear a la gente que intervino por ella.
Ana Gabriela, con voz entrecortada por las lágrimas, calificó este hecho como “cobarde”. “He sido siempre una ciudadana… no uso escoltas, ni chofer, voy en mi moto… creo en mi país y tenemos que trabajar en un basta a la violencia, nunca pensé que fuera a pasar esto, me tocó a mí”, recordó.

Habría metido
las manos, pero no
“contra cuatro…”
“Nunca dije quién era, nunca dije que era senadora de la República, fui ecuánime y aguanté cada uno de los golpes que me dieron”, expresó Ana Gabriela Guevara al manifestar que todos los días subirá a sus redes sociales una foto de los golpes, en solidaridad a todas aquellas mujeres que sufren violencia de género.
“Tal vez si hubiera tenido los huevos de enfrentarse conmigo solo, hubiera podido hacer algo, por lo menos meter las manos, pero no con cuatro. No con cuatro que me atacan por la espalda, me tiran al piso y me patean, eso se llama cobardía, ni los animales se atreven a atacar entre cuatro a uno solo”, manifestó la senadora Guevara.
Indicó que las autoridades ya investigan los hechos, pero hizo un exhorto a todos los ciudadanos que fueron testigos y que grabaron con sus teléfonos celulares le envíen sus videos y no quede en un hecho más.
Agradeció las muestras de cariño y solidaridad que le han manifestado sus compañeros y compañeras legisladoras, así como de la ciudadanía en general que ha mostrado preocupación por lo sucedido.
Expresó finalmente que seguirá trabajando hasta el último día del periodo de sesiones, como un llamado a las mujeres que son violentadas, para no detenerse y redoblar esfuerzos en el tema de violencia de género, que no se debe seguir permitiendo.
Al respecto, el senador Emilio Gamboa Patrón, coordinador del grupo parlamentario del PRI en el Senado expresó un enérgico rechazo a este tipo de violencia que no puede seguir ocurriendo en el país.