El coordinador delegacional de Estomatología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Jorge Alejandro Ávalos Rodríguez, sugirió extraer las muelas del juicio

Quitar las Muelas del Juicio para no sufrir Lesiones Mandibulares

  • admin
  • en Salud

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Guadalajara, 21 May (Notimex).- El coordinador delegacional de Estomatología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Jorge Alejandro Ávalos Rodríguez, sugirió extraer las muelas del juicio porque no retirarlas a tiempo podría causar lesiones en la mandíbula, impidiendo una oclusión (mordida) adecuada.
Explicó que dichas muelas emergidas en la parte posterior de la encía, por lo general entre los 18 y los 21 años de edad, no tienen la fuerza suficiente para “enchuecar” otras piezas dentales, pero el choque entre molares sí causa un movimiento maxilar anormal.
“Puede ser que las muelas del juicio salgan chuecas o queden atrapadas. En el primer caso el problema el que hayan erupcionado no es tanto, sino que se conviertan en un obstáculo para que la articulación complete bien su cierre”, provocando cierta deformidad.
Indicó que en la segunda situación, la pieza dental no aparece nunca, pero provoca muchas molestias.
Lo más recomendado es que en cuanto se manifiesten los síntomas de la erupción molar -inflamación, dolor, exceso de salivación y el “morderse” continuamente la mejilla por la parte interna-, se acuda a un dentista certificado para establecer un tratamiento inmediato.
“Este consiste en quitar mediante un procedimiento quirúrgico las terceras y en ocasiones hasta las cuartas molares como primera etapa. Después, si la oclusión sufrió modificaciones, hay que realizar ejercicios de Fisioterapia, que consisten en borrar la memoria muscular mediante auxiliares bien conocidos, como las ‘guardas’”, dijo.
Ávalos Rodríguez detalló que se trata de protecciones de plástico que cubren la dentadura superior, de manera que la mordida no se llegue a concluir, “que haya una interfaz entre muela y muela”.
De esta manera la articulación irá, poco a poco, recuperará su posición normal. Los fomentos de agua tibia, sostuvo, también ayudan a relajar los músculos, facilitando la reprogramación oclusal durante este proceso.
Dijo que las muelas del juicio pueden aparecer de forma prematura entre los 14 y los 16 años, así como de manera tardía, alrededor de la quinta década de vida, por lo que las personas deberán estar atentas a cualquier sintomatología asociada a la erupción de estas piezas, a fin de evitar las complicaciones ya expuestas.
NOTIMEX