Errores comunes al usar el aire acondicionado

Foto: Cortesía

Errores comunes al usar el aire acondicionado

  • Estefanía Meré
  • en Salud

Por Estefanía Meré

Todo aquel que tenga un coche ha escuchado la frase “sube el aire acondicionado, que no me llega” y más en esta época de vacaciones donde muchas familias prefieren tomar carretera en sus vehículos particulares que en un camión, el calor incluso llega a motivar a que los conductores inicien sus viajes de madrugada para que este tipo de problemas no se presenten, sobre todo en viajes largos.

Pues bueno a todos aquellos les traemos unos tips de cómo hacer que el aire acondicionado realmente mantenga fresco y los errores que comúnmente cometemos al usarlo para que esta temporada vacacional disfrutes al máximo salir en coche hacia algún destino. Y tú, ¿usas correctamente el aire acondicionado de tu vehículo?

Error 1: Poner el aire al máximo: En verano, el interior de un vehículo estacionado al sol puede llegar a alcanzar los 60 grados centígrados. Uno de los errores más frecuentes es encender el aire al máximo entrando al auto.

Ángel Suárez, ingeniero del Centro Técnico de SEAT explicó que en aproximadamente media hora se pueden recuperar los 25 grados si se abre las puertas y las ventanas para ventilar el interior del vehículo, durante un minuto, antes de activar el aire acondicionado.

Error 2: Mantener activado el botón de recirculación del aire.

Conducir con la opción Auto encendida solucionaría el problema, el fin de esta opción es que el flujo de aire se autorregule, sea más homogéneo y se haga un uso más eficiente.

Error 3: No enfocar correctamente los difusores.

Para conseguir un reparto adecuado del aire, “los difusores tienen que estar enfocados hacia arriba, no hacia la cara”. Con esto se consigue que “el aire se reparta por todo el vehículo y que llegue a todos los pasajeros de manera uniforme”.

Tips:

  • SI el clima es fresco o lluvioso, activa de todas formas el aire acondicionado, esto evitará que los cristales se empañen y tengas que estar limpiándolos con tu trapito o gastes en líquidos que a veces funcionan.
  • Al igual que el aceite, las llantas o el líquido de frenos, el sistema aire acondicionado también necesita un mantenimiento específico. LA recomendación es cambiar los filtros cada 15,000 o 20,000 kilómetros, así no se perderá la fuerza con la que saldrá el aire.