Alzheimer, tienden a presentarse entre las personas adultas mayores: Inapam

  • La Prensa
  • en Salud

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en Línea

Ciudad de México.- Los padecimientos mentales, y entre ellos el Alzheimer, tienden a crecer entre las personas adultas mayores, conforme avanza la edad y, sobre todo, cuando no se toman medidas preventivas entre los pacientes, coincidieron en señalar varios especialistas del Inapam.

Sin embargo, así como la vejez no es el fin de la vida, sino una etapa diferente, la aparición de las demencias no es, ni debe verse, como una tragedia, sino como un cambio en el estilo de vida de paciente, familiares y cuidadores, señalaron los expertos.

Así transcurrieron las jornadas de orientación sobre enfermedades mentales y sus características, dirigidas a cuidadores de adultos mayores, de personas con padecimientos mentales a y sus familiares, organizadas por el Inapam.

El propósito de estas pláticas, proporcionadas por expertos del Instituto, consiste en dar herramientas de apoyo a las personas que conviven de manera continua, con personas adultas mayores con afectaciones mentales, tales como las demencias, y entre ellas, el‪ ‎Alzheimer.

Podemos olvidar las llaves, pero saber para qué sirve. Las personas con demencia no pueden acordarse para qué sirven, señaló la Dra. Luz Esther Rangel, directora de la Clínica de la Memoria, del Instituto.

La demencia tipo Alzheimer se caracteriza por un deterioro cognitivo y funcional progresivo, y por modificaciones en el estado de ánimo. También por alteraciones psicóticas y conductuales, como consecuencia de los depósitos de beta amiloide en las neuronas y por degeneración neurofibrilar, así como por la pérdida neuronal y atrofia cerebral –explicó.

Por su parte, el Dr. Sergio Salvador Valdés y Rojas, director de Atención Geriátrica, del Inapam, aclaró que los padecimientos relacionados con la memoria son enfermedades crónicas no transmisibles. Esa es la denominación correcta –aclaró, pues de su adecuada comprensión, depende el comportamiento que tengamos frente a ella.

Muchas de las enfermedades comunes –prosiguió–, tienen manifestaciones claras, como la gripa o las infecciones. Las enfermedades mentales no se notan al principio, ni a simple vista. Es hasta que han avanzado notoriamente cuando las percibimos con claridad.

Por tanto, las personas con padecimientos mentales no entienden; los que debemos entender somos nosotros, los familiares, amigos o cuidadores.

Debo comprender que mi familiar ha perdido el control sobre sí mismo, debo entender que la parte sana y enferma conviven indiscriminadamente. Asimismo darme cuenta que él ya no tiene regreso y que cada vez va a necesitar más de mí precisó el Dr. Ángel García Leppe, psicólogo de la Clínica de la Memoria del Inapam, aclaró que algo muy importante es no sentirnos culpables de la situación. Simplemente, somos responsables del papel que desempeñamos en esas circunstancias.

La gericultista Elisa Farías, también de la Clínica de la Memoria, hizo hincapié en la comprensión de la enfermedad.

Quien tiene que entender que él o ella no entiende, eres tú. La persona no hace las cosas para molestarte. Eres su guía, sé firme, protégela, pero no dejes que el enojo te separe de ella.

El Dr. Christian Núñez Paniagua sugirió algunos ejercicios que ayudan a mejorar la memoria en casa: cantar ayuda a fortalecer la memoria porque utiliza series automáticas aprendidas; bailar, por ser una actividad cardiovascular; los juegos de mesa ayudan a focalizar la atención y desarrollan habilidades de percepción y reconocimiento visual, además de ser relajantes y divertidos.

Pero también destacó que para estimular la memoria del familiar o paciente, cada cuidador debe preguntarse, ¿Qué actividad disfrutaba mi familiar antes de la enfermedad?

Algunos ejemplos de artistas que continuaron su obra, a pesar de padecer la enfermedad de Alzheimer son Eduardo Chillida, escultor español, considerado uno de los más importantes del siglo XX y Willem de Kooning, pintor estadounidense de origen holandés, considerado uno de los máximos representantes del expresionismo abstracto.