/ miércoles 1 de abril de 2020

[Video] Crean poblanos careta médica ante pandemia de Covid-19

Este protector facial reduce la posibilidad de contagio por fluidos

Tecamachalco, Puebla.- Jóvenes emprendedores fabrican protectores faciales para donar al personal médico de los diferentes hospitales que atienden la pandemia del coronavirus (Covid-19) en Puebla y todo el país.

Ante la crisis sanitaria que se registra en todo mundo y falta de insumos en los centros médicos de México, alrededor de 10 estudiantes decidieron unirse y participar en el proyecto sobre la elaboración de mascarillas fáciles. Los integrantes se reparten las tareas para no detener la producción, ya que en promedio elaboran 250 caretas diarias con ayuda de 10 impresoras en 3D.

Para la fabricación de las mismas se requiere de filamento PLA, se trata de un hilo de caña de azúcar o maíz, el cual por medio de un carrete se coloca por encima de una impresora 3D que comienza a moldear la careta, a la que se le integra una hoja de acetato, cortado con láser, y finalmente con ayuda de un resorte se apoya para sujetar a la cabeza.

Cabe destacar que el tiempo de vida de la mascarilla es infinita, ya que pude ser reutilizable, siempre y cuando se esterilice y el acetato, que es más económico que un cubrebocas, se encuentre en buenas condiciones.

"Invertimos 75 minutos para producir una mascarilla, el proceso final es la sanitización asegurando que las mascarillas lleguen a manos de los médicos en ópticas condiciones", indicó Armando Burgos, quien junto con sus compañeros decidieron detener el proceso de otros productos en 3D, fuente principal de ingresos, para aportar un granito de arena ante la pandemia del coronavirus

Tecamachalco, Puebla.- Jóvenes emprendedores fabrican protectores faciales para donar al personal médico de los diferentes hospitales que atienden la pandemia del coronavirus (Covid-19) en Puebla y todo el país.

Ante la crisis sanitaria que se registra en todo mundo y falta de insumos en los centros médicos de México, alrededor de 10 estudiantes decidieron unirse y participar en el proyecto sobre la elaboración de mascarillas fáciles. Los integrantes se reparten las tareas para no detener la producción, ya que en promedio elaboran 250 caretas diarias con ayuda de 10 impresoras en 3D.

Para la fabricación de las mismas se requiere de filamento PLA, se trata de un hilo de caña de azúcar o maíz, el cual por medio de un carrete se coloca por encima de una impresora 3D que comienza a moldear la careta, a la que se le integra una hoja de acetato, cortado con láser, y finalmente con ayuda de un resorte se apoya para sujetar a la cabeza.

Cabe destacar que el tiempo de vida de la mascarilla es infinita, ya que pude ser reutilizable, siempre y cuando se esterilice y el acetato, que es más económico que un cubrebocas, se encuentre en buenas condiciones.

"Invertimos 75 minutos para producir una mascarilla, el proceso final es la sanitización asegurando que las mascarillas lleguen a manos de los médicos en ópticas condiciones", indicó Armando Burgos, quien junto con sus compañeros decidieron detener el proceso de otros productos en 3D, fuente principal de ingresos, para aportar un granito de arena ante la pandemia del coronavirus

República

Caen tres con armas, uno hijo de expresidente de San Pedro Ixcatlán, Oax

Se les aseguró tres armas cortas 9 mm, un fusil AR-15 y equipo de radiocomunicación

Finanzas

Banxico no debe descartar escenarios por presión del gobierno: Ortega Martínez

El diputado Antonio Ortega Martín exhortó al Banco de México a actuar con responsabilidad ante la crisis por Covid-19

Sociedad

Cuentas de Universidad de Hidalgo permanecerán bloqueadas: UIF

Esta acción de la autoridad obedece al compromiso del Estado para combatir el lavado de dinero.

Policiaca

Muere hombre en su intento de cruzar a pie la México-Pachuca

Su cuerpo yacía sobre el asfalto a unos metros del camión de pasajeros que le privó de la vida