/ lunes 17 de enero de 2022

Señalan a Policía de Morelos de fabricar culpables

Las autoridades buscaban mostrar resultados rápidos por el ataque perpetrado en el municipio de Jiutepec

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHM) realizó una investigación en torno a la agresión que sufrió el juez federal, Gabriel Domínguez Barrios, y su hijo de 17 años de edad en el municipio de Jiutepec, el pasado 3 de enero, en la que concluyó que autoridades de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) de la entidad pretendieron fabricar culpables para mostrar resultados rápidos.

“De las constancias es posible deducir que las autoridades del estado de Morelos pretendieron fabricar responsables o culpables del caso del atentado contra el Juez, con el objetivo de pretender mostrar resultados, lo anterior frente a la relevancia y presión nacional del caso”, señala un informe al que El Sol de México tuvo acceso.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

A las 13:30 horas del lunes 3 de enero, el juez fue atacado a tiros mientras estaba en un establecimiento comercial en compañía de su hijo. Ambos recibieron varios disparos, pero llegaron con vida a un hospital cercano.

El ataque recibió una enérgica condena de altos funcionarios federales como el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

De acuerdo con el documento de la CDHM, tres horas después de la agresión, a las 16:24 horas, la Policía de Morelos detuvo a tres presuntos responsables identificados como Alfonso, Jonathan y Adán N, señalados de “asaltar y lesionar con arma de fuego a un hombre y a un menor de edad”.

La detención se realizó tan sólo 29 minutos después de que Arturo Zaldívar exigiera a las autoridades una investigación “rápida, seria y profunda”, detención que según la CES se logró gracias a la ayuda del C5.

Sin embargo, casi dos horas después, “los detenidos aún no habían sido presentados ante el Ministerio Público”, según pudo constatar una visitadora de la propia CDHM.

Fue hasta las 21:30 horas cuando se pudo certificar la puesta a disposición de los tres individuos, quienes durante ese periodo no fueron informados sobre los motivos de su detención, además fueron incomunicados y lesionados.

En entrevista, Israel Hernández, presidente de la CDHM, asegura que en el mejor de los casos estas irregularidades pueden alterar el debido proceso, pero “en el peor estas dilaciones en la puesta a disposición lo que generan son condiciones para que se sometan a las personas a actos de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes, que la mayoría de las veces tiene por objeto es obtener confesiones forzadas de delitos”.

Pese a que la CDHM pidió informes de los hechos a diversas autoridades para conocer la trayectoria de los imputados durante el tiempo que estuvieron incomunicados, no fue sino hasta el 7 de enero que la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que la puesta a disposición fue a las 18:30 horas, es decir, casi dos horas después de lo que había informado la CES.

Además, informó que fueron presentados por un ilícito distinto: delitos contra la salud, debido a que al momento de la detención “intercambiaban objetos con características a pequeños envoltorios de plástico”, lo cual fue verificado por un juez.

Con esto, “se advierte que las afirmaciones realizadas en el comunicado de la CES, sobre la participación de los detenidos en la agresión al Juez de Distrito, no tiene sustento en ningún medio de convicción”, señala el documento de la Comisión.

Aunado a esto, la misma CES respondió fuera de tiempo a la CDHM que los elementos de seguridad “respondieron a un llamado de auxilio y arribaron al lugar gracias a la ubicación GPS del celular de una de las víctimas”, lo que contradice su versión original de que habían sido localizados a través del C5.

"Por eso la afirmación de que la policía del Gobierno de Cuauhtémoc (Blanco) intentó fabricarles el delito de agresión y lesiones en contra del juez y su hijo. Estas tres personas tendrán que ser procesadas por el otro delito, el de narcomenudeo, pero al menos por esto no hay ningún elemento y ya así lo avaló un juez", específica Hernández.

Nueve días después de la agresión hacia el juzgador y su hija, la FGE informó que obtuvo la prisión preventiva en contra de los presuntos responsables del caso, quienes respondieron al nombre de Jorge y Mario N, personas de identidad totalmente distinta a los tres hombres presentados originalmente por el CES.

El 12 de enero, Arturo Zaldívar expresó su reconocimiento al trabajo de la FGE “porque actuó con mucha celeridad y con mucho profesionalismo. Todo parece indicar que se trató de un intento de asalto, no fue un ataque derivado de la función del juez”. Sobre las irregularidades del caso, no mencionó nada.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHM) realizó una investigación en torno a la agresión que sufrió el juez federal, Gabriel Domínguez Barrios, y su hijo de 17 años de edad en el municipio de Jiutepec, el pasado 3 de enero, en la que concluyó que autoridades de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) de la entidad pretendieron fabricar culpables para mostrar resultados rápidos.

“De las constancias es posible deducir que las autoridades del estado de Morelos pretendieron fabricar responsables o culpables del caso del atentado contra el Juez, con el objetivo de pretender mostrar resultados, lo anterior frente a la relevancia y presión nacional del caso”, señala un informe al que El Sol de México tuvo acceso.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

A las 13:30 horas del lunes 3 de enero, el juez fue atacado a tiros mientras estaba en un establecimiento comercial en compañía de su hijo. Ambos recibieron varios disparos, pero llegaron con vida a un hospital cercano.

El ataque recibió una enérgica condena de altos funcionarios federales como el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

De acuerdo con el documento de la CDHM, tres horas después de la agresión, a las 16:24 horas, la Policía de Morelos detuvo a tres presuntos responsables identificados como Alfonso, Jonathan y Adán N, señalados de “asaltar y lesionar con arma de fuego a un hombre y a un menor de edad”.

La detención se realizó tan sólo 29 minutos después de que Arturo Zaldívar exigiera a las autoridades una investigación “rápida, seria y profunda”, detención que según la CES se logró gracias a la ayuda del C5.

Sin embargo, casi dos horas después, “los detenidos aún no habían sido presentados ante el Ministerio Público”, según pudo constatar una visitadora de la propia CDHM.

Fue hasta las 21:30 horas cuando se pudo certificar la puesta a disposición de los tres individuos, quienes durante ese periodo no fueron informados sobre los motivos de su detención, además fueron incomunicados y lesionados.

En entrevista, Israel Hernández, presidente de la CDHM, asegura que en el mejor de los casos estas irregularidades pueden alterar el debido proceso, pero “en el peor estas dilaciones en la puesta a disposición lo que generan son condiciones para que se sometan a las personas a actos de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes, que la mayoría de las veces tiene por objeto es obtener confesiones forzadas de delitos”.

Pese a que la CDHM pidió informes de los hechos a diversas autoridades para conocer la trayectoria de los imputados durante el tiempo que estuvieron incomunicados, no fue sino hasta el 7 de enero que la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que la puesta a disposición fue a las 18:30 horas, es decir, casi dos horas después de lo que había informado la CES.

Además, informó que fueron presentados por un ilícito distinto: delitos contra la salud, debido a que al momento de la detención “intercambiaban objetos con características a pequeños envoltorios de plástico”, lo cual fue verificado por un juez.

Con esto, “se advierte que las afirmaciones realizadas en el comunicado de la CES, sobre la participación de los detenidos en la agresión al Juez de Distrito, no tiene sustento en ningún medio de convicción”, señala el documento de la Comisión.

Aunado a esto, la misma CES respondió fuera de tiempo a la CDHM que los elementos de seguridad “respondieron a un llamado de auxilio y arribaron al lugar gracias a la ubicación GPS del celular de una de las víctimas”, lo que contradice su versión original de que habían sido localizados a través del C5.

"Por eso la afirmación de que la policía del Gobierno de Cuauhtémoc (Blanco) intentó fabricarles el delito de agresión y lesiones en contra del juez y su hijo. Estas tres personas tendrán que ser procesadas por el otro delito, el de narcomenudeo, pero al menos por esto no hay ningún elemento y ya así lo avaló un juez", específica Hernández.

Nueve días después de la agresión hacia el juzgador y su hija, la FGE informó que obtuvo la prisión preventiva en contra de los presuntos responsables del caso, quienes respondieron al nombre de Jorge y Mario N, personas de identidad totalmente distinta a los tres hombres presentados originalmente por el CES.

El 12 de enero, Arturo Zaldívar expresó su reconocimiento al trabajo de la FGE “porque actuó con mucha celeridad y con mucho profesionalismo. Todo parece indicar que se trató de un intento de asalto, no fue un ataque derivado de la función del juez”. Sobre las irregularidades del caso, no mencionó nada.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Mundo

#SOY Aceptación hacia la comunidad se estanca

Países Bajos, que se caracterizaba por proteger los derechos LGBT+ al ser el primer país en legalizar el matrimonio igualitario en 2001, ahora mantiene una tendencia cada vez más reacia  a los gestos públicos de los miembros de esta comunidad

Gossip

Hay nuevas secciones en SmartFilms, concurso de cortometrajes realizados con celular

El concurso de cortometrajes realizados con celular se acerca al género del melodrama y a la publicidad

Sociedad

Caducan 100 mil cajas de medicinas en Tabasco

Entre ellas destacan las que son usadas para tratar la hipertensión, el cáncer, el VIH, asma y diabetes

Gossip

¿Quién mató a Sara? Se devela el misterio en su última temporada

Un experimento psiquiátrico está detrás del enigma que plantea la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?

Círculos

La Universidad Anáhuac crea alianzas con Fundación Monte Fénix

El doctor Cipriano Sánchez y el doctor Jorge Larrea firman la Cátedra Coorporativa en contra de las adicciones de jóvenes estudiantes y la sociedad

Mundo

#SOY Bajo Observación | La otra gran pandemia de nuestro tiempo

La otra gran pandemia de los últimos 50 años, la del SIDA, sigue activa