/ lunes 2 de mayo de 2022

Enrique Alfaro minimiza ataques en Mazamitla, Jalisco

A pesar del fallecimiento de tres personas, el gobernador de Jalisco argumentó que hubo mucho ruido y estruendo, y que nadie salió lesionado, ni estuvo en riesgo

El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, minimizó lo ocurrido en Mazamitla, Jalisco, donde se dieron varios bloqueos y murieron tres personas. “Desafortunadamente hubo mucho ruido en este suceso, el estruendo se escuchó en el pueblo, no hubo nadie lesionado, nadie en riesgo, pero no dejan de ser situaciones difíciles que provocan miedo”.

Fue insistente en que el saldo fue de tres personas muertas y que fue “un encuentro entre dos grupos de delincuentes”.

Te recomendamos: Enfrentamiento en Mazamitla, Jalisco, deja tres muertos

Aseguró, por otro lado, que “la respuesta fue inmediata, una reacción extraordinaria del Ejército Mexicano, de la Guardia Nacional, de la policía estatal, que estuvimos en comunicación con todas las autoridades”.

Reiteró que “se dijeron muchas cosas que en realidad no sucedieron, se hablaba de otros bloqueos, pero nosotros tenemos la obligación de monitorear cualquier riesgo y hoy están las cosas bajo control, no se suspendió ningún tipo de actividad y vamos a hacer todo lo posible para detener a estas personas que con sus actos infunden miedo y lastiman a Jalisco”.

"La investigación tiene que darse, pero está más que corroborado que eran parte de lo grupos de delincuentes; sin embargo, el efecto colateral de una balacera siempre es de preocupación y de miedo, más en un destino turístico como Mazamitla, que hay que cuidar y decirle a la gente que tenemos que seguir visitando, y donde estamos reforzando la seguridad”, aseguró Enrique Alfaro aseguró sobre las tres víctimas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Aseguró que la vigilancia se mantiene en los límites de Michoacán y que no se ha cambiado a ningún policía.

  • Nota publicada en El Occidental

  • El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, minimizó lo ocurrido en Mazamitla, Jalisco, donde se dieron varios bloqueos y murieron tres personas. “Desafortunadamente hubo mucho ruido en este suceso, el estruendo se escuchó en el pueblo, no hubo nadie lesionado, nadie en riesgo, pero no dejan de ser situaciones difíciles que provocan miedo”.

    Fue insistente en que el saldo fue de tres personas muertas y que fue “un encuentro entre dos grupos de delincuentes”.

    Te recomendamos: Enfrentamiento en Mazamitla, Jalisco, deja tres muertos

    Aseguró, por otro lado, que “la respuesta fue inmediata, una reacción extraordinaria del Ejército Mexicano, de la Guardia Nacional, de la policía estatal, que estuvimos en comunicación con todas las autoridades”.

    Reiteró que “se dijeron muchas cosas que en realidad no sucedieron, se hablaba de otros bloqueos, pero nosotros tenemos la obligación de monitorear cualquier riesgo y hoy están las cosas bajo control, no se suspendió ningún tipo de actividad y vamos a hacer todo lo posible para detener a estas personas que con sus actos infunden miedo y lastiman a Jalisco”.

    "La investigación tiene que darse, pero está más que corroborado que eran parte de lo grupos de delincuentes; sin embargo, el efecto colateral de una balacera siempre es de preocupación y de miedo, más en un destino turístico como Mazamitla, que hay que cuidar y decirle a la gente que tenemos que seguir visitando, y donde estamos reforzando la seguridad”, aseguró Enrique Alfaro aseguró sobre las tres víctimas.

    ➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

    Aseguró que la vigilancia se mantiene en los límites de Michoacán y que no se ha cambiado a ningún policía.

  • Nota publicada en El Occidental

  • Policiaca

    Detienen a exjugador de los Pumas y tres cómplices de la organización criminal de "El Rorro"

    Los cuatro presuntos integrantes se dedicaban al narcomenudeo y operaban en Coyoacán y Tlalpan

    Archivos Secretos

    La tamalera de la Portales: Mató y descuartizó a su esposo, su cabeza la guardó en un bote

    María Trinidad Ramírez Poblano confesó haber asesinado, desmembrado y encostalado a su marido Pablo Díaz Ramírez, ya que estaba cansada de que éste maltrataba a los hijos de ella