/ jueves 12 de diciembre de 2019

Congreso de Hidalgo rechaza legalización del aborto

Con 15 votos en contra, 10 a favor y 5 abstenciones, se desecha el dictamen en materia de Interrupción Legal del Embarazo

Este jueves el Congreso del estado de Hidalgo rechazó la iniciativa de reformar la Ley local y el Código Penal, para despenalizar el aborto.

Con 15 votos en contra, 10 a favor y 5 abstenciones, se desechó el dictamen en materia de Interrupción Legal del Embarazo.

La discusión de la aprobación para la Interrupción Legal del Embarazo se llevó a los grupos en contra del aborto, quienes incluso hicieron un exorcismo en las instalaciones del congreso local para tratar de evitar que la iniciativa fuera votada este jueves.

Desde el pasado 21 de noviembre se probó en Comisiones de Legislación y Puntos Constitucionales y Seguridad Ciudadana y Justicia la iniciativa para permitir la Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

Tras la votación, la iniciativa se regresó a comisiones para un nuevo análisis y una nueva formulación.

La iniciativa previa una pena de tres a siete años a quien forzara a una mujer a abortar y de 40 a 150 días de multa, en caso de usar violencia se incrementará de cuatro a nueve años y de 50 a 200 días de multa.

Este jueves el Congreso del estado de Hidalgo rechazó la iniciativa de reformar la Ley local y el Código Penal, para despenalizar el aborto.

Con 15 votos en contra, 10 a favor y 5 abstenciones, se desechó el dictamen en materia de Interrupción Legal del Embarazo.

La discusión de la aprobación para la Interrupción Legal del Embarazo se llevó a los grupos en contra del aborto, quienes incluso hicieron un exorcismo en las instalaciones del congreso local para tratar de evitar que la iniciativa fuera votada este jueves.

Desde el pasado 21 de noviembre se probó en Comisiones de Legislación y Puntos Constitucionales y Seguridad Ciudadana y Justicia la iniciativa para permitir la Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

Tras la votación, la iniciativa se regresó a comisiones para un nuevo análisis y una nueva formulación.

La iniciativa previa una pena de tres a siete años a quien forzara a una mujer a abortar y de 40 a 150 días de multa, en caso de usar violencia se incrementará de cuatro a nueve años y de 50 a 200 días de multa.