/ miércoles 4 de septiembre de 2019

Apagón en Baja California afectó a 30% de maquilas

Déficit de energía de 500 megawatts frena la nueva inversión en el estado asegura especialista

TIJUANA. La suspensión del servicio de energía eléctrica que sufrió el estado el pasado lunes es un foco rojo por la sobrecarga, consideró Salvador Díaz González, presidente de la Asociación de la Industria Maquiladora de Otay (AIMO).

“Llama mucho la atención que el gobierno federal haya cancelado la inversión de la interconexión que iba a haber entre Baja California y el resto del país. Estamos esperando que nos comenten un Plan B”, dijo.

Apagón afecta a 22% de los usuarios de Baja California

Refirió que el corte realizado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) afectó a 30 por ciento de las maquiladoras de la zona que significan hasta 40 plantas, y están recabando los datos sobre el monto de la afectación económica.

La afectación se extendió por entre tres y cuatro horas, además hay máquinas que tardan hasta una hora en encender y esto aumentó las pérdidas, agregó.

A esta pérdida se sumarán los pagos adicionales porque “se pretende regularizar la producción con horas extras entre hoy y mañana”, mencionó.

Según la CFE, la declaración del estado operativo de emergencia obedeció al crecimiento de la demanda de energía y la intención fue evitar afectaciones más grandes a la red.

ADVIERTEN DE MÁS FALLAS

La falta de infraestructura energética puede generar nuevos apagones en los municipios de Baja California, como el registrado la tarde del pasado lunes en cuatro de los cinco municipios de la entidad, informó el experto en ese tema Rolando Escobedo.

Basado en los trámites que realiza de las nuevas industrias que se instalan en la región, el experto aseguró que el déficit de energía es de 500 megawatts.

"Estos 500 megawatts son los que se necesitan para traer nueva inversión y no limitar la inversión con nuevas industrias que se pueden instalar. Lo que pasó responde a tener más cuidado, las fallas siempre van estar latentes", explicó.

TIJUANA. La suspensión del servicio de energía eléctrica que sufrió el estado el pasado lunes es un foco rojo por la sobrecarga, consideró Salvador Díaz González, presidente de la Asociación de la Industria Maquiladora de Otay (AIMO).

“Llama mucho la atención que el gobierno federal haya cancelado la inversión de la interconexión que iba a haber entre Baja California y el resto del país. Estamos esperando que nos comenten un Plan B”, dijo.

Apagón afecta a 22% de los usuarios de Baja California

Refirió que el corte realizado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) afectó a 30 por ciento de las maquiladoras de la zona que significan hasta 40 plantas, y están recabando los datos sobre el monto de la afectación económica.

La afectación se extendió por entre tres y cuatro horas, además hay máquinas que tardan hasta una hora en encender y esto aumentó las pérdidas, agregó.

A esta pérdida se sumarán los pagos adicionales porque “se pretende regularizar la producción con horas extras entre hoy y mañana”, mencionó.

Según la CFE, la declaración del estado operativo de emergencia obedeció al crecimiento de la demanda de energía y la intención fue evitar afectaciones más grandes a la red.

ADVIERTEN DE MÁS FALLAS

La falta de infraestructura energética puede generar nuevos apagones en los municipios de Baja California, como el registrado la tarde del pasado lunes en cuatro de los cinco municipios de la entidad, informó el experto en ese tema Rolando Escobedo.

Basado en los trámites que realiza de las nuevas industrias que se instalan en la región, el experto aseguró que el déficit de energía es de 500 megawatts.

"Estos 500 megawatts son los que se necesitan para traer nueva inversión y no limitar la inversión con nuevas industrias que se pueden instalar. Lo que pasó responde a tener más cuidado, las fallas siempre van estar latentes", explicó.