/ lunes 2 de septiembre de 2019

Amplían instalaciones de migración en Tapachula pero oficinas aun no dan servicio

Vecinos inconformes pidieron a las autoridades, mediante una carta, que reconsideren la decisión de abrir dichas oficinas

El Instituto Nacional de Migración amplió sus instalaciones en Tapachula, sin embargo, las oficinas aun no dan servicio porque continúan cerradas.

Luego de 3 semanas de protesta, las autoridades del INM alistaron un espacio para atender los trámites de migrantes africanos que se encuentra varados en Tapachula, en espera de obtener su oficio de salida, para así continuar su viaje hacia el norte del país.

En un video de Diario del Sur se puede observar como preparan el lugar, limpiándolo y colocando baños portátiles, pero cabe destacar que aun no ha sido abierto a los indocumentados.

Por otro lado, vecinos de los alrededores externaron su rechazo a este módulo pues argumentan que están en una zona residencial y cercana a escuelas, lo que expondría a los niños y sus familias a enfermedades, debido a que los extranjeros luego realizan sus necesidades básicas al aire libre y esto pondría en riesgo la salud de la comunidad.

Tras su inconformidad, se decidió enviar una carta a la titular de la oficina del INM en Tapachula, Carmen Yadira de los Santos Robledo, para pedir que se reconsidere el abrir dichas oficinas y puedan reubicarse.

Con información de Diario del Sur

El Instituto Nacional de Migración amplió sus instalaciones en Tapachula, sin embargo, las oficinas aun no dan servicio porque continúan cerradas.

Luego de 3 semanas de protesta, las autoridades del INM alistaron un espacio para atender los trámites de migrantes africanos que se encuentra varados en Tapachula, en espera de obtener su oficio de salida, para así continuar su viaje hacia el norte del país.

En un video de Diario del Sur se puede observar como preparan el lugar, limpiándolo y colocando baños portátiles, pero cabe destacar que aun no ha sido abierto a los indocumentados.

Por otro lado, vecinos de los alrededores externaron su rechazo a este módulo pues argumentan que están en una zona residencial y cercana a escuelas, lo que expondría a los niños y sus familias a enfermedades, debido a que los extranjeros luego realizan sus necesidades básicas al aire libre y esto pondría en riesgo la salud de la comunidad.

Tras su inconformidad, se decidió enviar una carta a la titular de la oficina del INM en Tapachula, Carmen Yadira de los Santos Robledo, para pedir que se reconsidere el abrir dichas oficinas y puedan reubicarse.

Con información de Diario del Sur