/ lunes 12 de abril de 2021

Mujer asesina a dos de sus hijos por venganza, en Puebla

La mujer estaba emocionalmente aturdida cuando llegaron los elementos de seguridad

Chignahuapan, Puebla.- Por aparente venganza contra su pareja, una mujer asesinó a dos de sus cuatro hijos en una casa abandonada del barrio de Ixtlahuaca, en este municipio. De acuerdo a información extraoficial que da cuenta de que la presunta infanticida se entregó a las autoridades.

La noticia generó rechazo entre la población, sobre todo cuando se supo que decidió asesinar a sus hijos tras una pelea con su pareja y padre de los menores. No hay una hora que precise los hechos, sin embargo, se presume que fueron después de las 17 horas del pasado viernes cuando la mujer, únicamente identificada como "Anabel", de 33 años cometió el crimen.

Se sabe que es originaria del Estado de México y había llevado a los menores a una finca de la que no se ha podido establecer si ahí habitaban o estaba abandonada; aunque, versiones periodísticas señalan que la casa donde ocurrieron los hechos estaba deshabitada, ubicada en el barrio de Ixtlahuaca a unos 4 kilómetros de la cabecera municipal.

Algunas fuentes consultadas confiaron que el plan original de la mujer, era ultimar a los cuatro niños, esto después de esa discusión que tuvo con su pareja.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

La infanticida dejó el cuerpo de los dos menores sobre el suelo de esa humilde vivienda, sobre el pasto irregular; la niña vestía un pans rosa y tenis blancos, con una camiseta rosa con estampados en diferentes tonos.

El niño vestía una sudadera roja, con una camiseta gris de manga larga; también un pans de color gris oscuro. Ambos cuerpos estaban juntos. Hoy se sabe que la niña se llamaba Liliana Aurora (de poco más de dos años) y el niño Julio Alonso (de ocho años).

Se presume que en algún momento, la mujer tomó conciencia de lo que estaba haciendo, después de haber ultimado a dos de sus hijos y se detuvo. Todavía en el letargo emocional llamó 911. Una versión señala que intentó suicidarse, pero no lo logró.

Al llegar los elementos policiacos y paramédicos encontraron a salvo a Elisa de 10 años y Andrea de siete, quienes fueron puestos bajo resguardo del Sistema DIF de Chignahuapan. Hasta donde se sabe, la filicida todavía estaba emocionalmente aturdida cuando llegaron los uniformados.

El personal de la Fiscalía llegó hasta el lugar para iniciar la diligencia de levantamiento de cadáver mientras la mujer fue detenida; en el operativo también participaron elementos de la policía municipal y de la estatal.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Chignahuapan, Puebla.- Por aparente venganza contra su pareja, una mujer asesinó a dos de sus cuatro hijos en una casa abandonada del barrio de Ixtlahuaca, en este municipio. De acuerdo a información extraoficial que da cuenta de que la presunta infanticida se entregó a las autoridades.

La noticia generó rechazo entre la población, sobre todo cuando se supo que decidió asesinar a sus hijos tras una pelea con su pareja y padre de los menores. No hay una hora que precise los hechos, sin embargo, se presume que fueron después de las 17 horas del pasado viernes cuando la mujer, únicamente identificada como "Anabel", de 33 años cometió el crimen.

Se sabe que es originaria del Estado de México y había llevado a los menores a una finca de la que no se ha podido establecer si ahí habitaban o estaba abandonada; aunque, versiones periodísticas señalan que la casa donde ocurrieron los hechos estaba deshabitada, ubicada en el barrio de Ixtlahuaca a unos 4 kilómetros de la cabecera municipal.

Algunas fuentes consultadas confiaron que el plan original de la mujer, era ultimar a los cuatro niños, esto después de esa discusión que tuvo con su pareja.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

La infanticida dejó el cuerpo de los dos menores sobre el suelo de esa humilde vivienda, sobre el pasto irregular; la niña vestía un pans rosa y tenis blancos, con una camiseta rosa con estampados en diferentes tonos.

El niño vestía una sudadera roja, con una camiseta gris de manga larga; también un pans de color gris oscuro. Ambos cuerpos estaban juntos. Hoy se sabe que la niña se llamaba Liliana Aurora (de poco más de dos años) y el niño Julio Alonso (de ocho años).

Se presume que en algún momento, la mujer tomó conciencia de lo que estaba haciendo, después de haber ultimado a dos de sus hijos y se detuvo. Todavía en el letargo emocional llamó 911. Una versión señala que intentó suicidarse, pero no lo logró.

Al llegar los elementos policiacos y paramédicos encontraron a salvo a Elisa de 10 años y Andrea de siete, quienes fueron puestos bajo resguardo del Sistema DIF de Chignahuapan. Hasta donde se sabe, la filicida todavía estaba emocionalmente aturdida cuando llegaron los uniformados.

El personal de la Fiscalía llegó hasta el lugar para iniciar la diligencia de levantamiento de cadáver mientras la mujer fue detenida; en el operativo también participaron elementos de la policía municipal y de la estatal.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Policiaca

Agreden a tiros a un policía en colonia de Iztapalapa

Una aeronave de los Cóndores de la SSC, realizó el traslado del policía herido en la cadera

Policiaca

Muere motociclista al derrapar baleado por la espalda en la San Felipe de Jesús

La víctima de aproximadamente treinta años de edad perdió el control del manubrio tras recibir un impacto de arma de fuego por la espalda