/ miércoles 17 de julio de 2019

Matan a balazos al cantante de narcocorridos, Samuel Barraza

El grupero de incipiente carrera murió junto con otra persona en una plaza de Tijuana

Samuel Barraza, cantante de narcocorridos originario de Culiacán, Sinaloa fue asesinado a balazos en el estacionamiento de un centro comercial de Tijuana.

El grupero de incipiente carrera murió junto con otra persona al interior de una camioneta negra estacionada en la plaza Galerías Hipódromo.

Foto/ Especial

Las dos personas contaban con impactos de bala en el tórax y cabeza. Las autoridades periciales de la PGJE encontraron cuatro casquillos percutidos calibre 40.

De acuerdo con medios locales los sujetos fueron ultimados con armas 'matapolicías', llamadas así porque son capaces de atravesar blindajes.

Barraza se definía en sus redes como cantautor y compositor, en Facebook se amasó más de 2 mil 500 seguidores y en su cuenta de YouTube tiene alojados más de 50 videos de sus presentaciones.

En sus atuendos, era común andar con pecheras militares, armas largas y gorras; estética que hace apología a los sicarios de los cárteles de narcotráfico.

Captura de pantalla

Foto: Especial

| Con información de El Sol de Tijuana |

Samuel Barraza, cantante de narcocorridos originario de Culiacán, Sinaloa fue asesinado a balazos en el estacionamiento de un centro comercial de Tijuana.

El grupero de incipiente carrera murió junto con otra persona al interior de una camioneta negra estacionada en la plaza Galerías Hipódromo.

Foto/ Especial

Las dos personas contaban con impactos de bala en el tórax y cabeza. Las autoridades periciales de la PGJE encontraron cuatro casquillos percutidos calibre 40.

De acuerdo con medios locales los sujetos fueron ultimados con armas 'matapolicías', llamadas así porque son capaces de atravesar blindajes.

Barraza se definía en sus redes como cantautor y compositor, en Facebook se amasó más de 2 mil 500 seguidores y en su cuenta de YouTube tiene alojados más de 50 videos de sus presentaciones.

En sus atuendos, era común andar con pecheras militares, armas largas y gorras; estética que hace apología a los sicarios de los cárteles de narcotráfico.

Captura de pantalla

Foto: Especial

| Con información de El Sol de Tijuana |