/ viernes 6 de diciembre de 2019

Emotiva carta de víctima a ladrón se viraliza en redes sociales

Un ciudadano decidió escribirla al ladrón que lo despojó de la motocicleta que con esfuerzo la compró y en segundos se la arrebató

Ante el alto nivel de violencia que día a día vive la sociedad potosina, un ciudadano decidió escribirla al ladrón que lo despojó de la motocicleta que con esfuerzo la compró y en segundos se la arrebató. El escrito conmovió no solo a la población, sino a los usuarios de redes sociales que viralizaron el texto.

“Hola quiero dirigirme al ladrón que me robó mi motocicleta.

No pretendo que con esto me la regreses porque incluso no sé si llegaras a leer esto algún día. Lo que si pretendo es expresar lo que siento para desahogarme y despojarme del coraje que llevo encima.

No creo que tengas idea del valor en todos los aspectos que tiene esa maravillosa máquina, porque eso fue para mí, pero sé que lo investigaras y te llevarás una enorme sorpresa cuando sepas la gran motocicleta que lograste en solo unos segundos”.

“Quiero que sepas que me costó muchísimo trabajo lograr comprar una motocicleta así, y que tuve que esperar tiempo para lograr hacerlo con trabajo honesto.

En esa ruta que tan entusiasmado estaba por empezar y que esperé con meses de anticipación, a tí te bastó solo unos segundos para arrebatarme un sueño.

Tuviste que robar para poder lograrlo. Pero quiero decirte que solo así podías hacerlo”.

Estoy seguro que eso te hace sentir que eres “valiente”, sin embargo nunca será así, esto que haces te convierte en cobarde. Y lo haces porque te falta valor que a mí me sobra para levantarme cada mañana a buscar superarme sobretodo hacerlo de manera honesta y respetando la propiedad de mis semejantes y no ser un vil ladrón como tú.

“Sé que para tí no tiene gran importancia lo que me has robado pero quiero decirte lo que para mí representó antes que la moto, lo primero que te llevaste fue mi sueño que estaba por convertir en realidad. Te llevaste también el producto de mi trabajo que con tanto ahincó realice para darme el gusto de comprar una moto como esa que ahora tienes escondida.

Sin embargo, te informo que olvidaste llevarte algo. Mis deseos de vivir, de continuar siendo un hombre justo y de crecer en todos los sentidos. Esto si no creo que lo entiendas, porque desde el momento que vives de esa manera y con esas conductas, veo que no crees en la justicia y ahí creo que si estamos parcialmente de acuerdo, yo tampoco creo en la justicia, al menos en la de esta parte del mundo donde nos tocó vivir. En esa otra justicia en la que de seguro estás pensando, en esa sí creo yo y estoy seguro que algún día te alcanzará y no bastará con esconderte tal como lo hiciste esta vez.

Tranquilo puedes estar porque ni siquiera se quien fue, fue algo tan rápido. No tengo deseos negativos hacia ti, al contrario, deseo que algún día recapacites y corrijas el rumbo de tu vida. Ojalá y lo hagas pronto y no continúes lastimando a más gente.

Te aseguro también, que no me esconderé ni me refugiare en mi casa, tal como debes estarlo haciendo tú, puedes estar seguro que seguiré viviendo como un hombre libre y con la frente en alto sin avergonzarme de nada, viviré plenamente en este país que tanto amo pero en el que desgraciadamente existen personas como tú.

Soy una persona agradable y probablemente te hubiera dado un paseo, pero obviamente estamos más allá de eso.

Sinceramente

Jerry.

Con información de Felipe Cárdenas, El Sol de San Luis

Ante el alto nivel de violencia que día a día vive la sociedad potosina, un ciudadano decidió escribirla al ladrón que lo despojó de la motocicleta que con esfuerzo la compró y en segundos se la arrebató. El escrito conmovió no solo a la población, sino a los usuarios de redes sociales que viralizaron el texto.

“Hola quiero dirigirme al ladrón que me robó mi motocicleta.

No pretendo que con esto me la regreses porque incluso no sé si llegaras a leer esto algún día. Lo que si pretendo es expresar lo que siento para desahogarme y despojarme del coraje que llevo encima.

No creo que tengas idea del valor en todos los aspectos que tiene esa maravillosa máquina, porque eso fue para mí, pero sé que lo investigaras y te llevarás una enorme sorpresa cuando sepas la gran motocicleta que lograste en solo unos segundos”.

“Quiero que sepas que me costó muchísimo trabajo lograr comprar una motocicleta así, y que tuve que esperar tiempo para lograr hacerlo con trabajo honesto.

En esa ruta que tan entusiasmado estaba por empezar y que esperé con meses de anticipación, a tí te bastó solo unos segundos para arrebatarme un sueño.

Tuviste que robar para poder lograrlo. Pero quiero decirte que solo así podías hacerlo”.

Estoy seguro que eso te hace sentir que eres “valiente”, sin embargo nunca será así, esto que haces te convierte en cobarde. Y lo haces porque te falta valor que a mí me sobra para levantarme cada mañana a buscar superarme sobretodo hacerlo de manera honesta y respetando la propiedad de mis semejantes y no ser un vil ladrón como tú.

“Sé que para tí no tiene gran importancia lo que me has robado pero quiero decirte lo que para mí representó antes que la moto, lo primero que te llevaste fue mi sueño que estaba por convertir en realidad. Te llevaste también el producto de mi trabajo que con tanto ahincó realice para darme el gusto de comprar una moto como esa que ahora tienes escondida.

Sin embargo, te informo que olvidaste llevarte algo. Mis deseos de vivir, de continuar siendo un hombre justo y de crecer en todos los sentidos. Esto si no creo que lo entiendas, porque desde el momento que vives de esa manera y con esas conductas, veo que no crees en la justicia y ahí creo que si estamos parcialmente de acuerdo, yo tampoco creo en la justicia, al menos en la de esta parte del mundo donde nos tocó vivir. En esa otra justicia en la que de seguro estás pensando, en esa sí creo yo y estoy seguro que algún día te alcanzará y no bastará con esconderte tal como lo hiciste esta vez.

Tranquilo puedes estar porque ni siquiera se quien fue, fue algo tan rápido. No tengo deseos negativos hacia ti, al contrario, deseo que algún día recapacites y corrijas el rumbo de tu vida. Ojalá y lo hagas pronto y no continúes lastimando a más gente.

Te aseguro también, que no me esconderé ni me refugiare en mi casa, tal como debes estarlo haciendo tú, puedes estar seguro que seguiré viviendo como un hombre libre y con la frente en alto sin avergonzarme de nada, viviré plenamente en este país que tanto amo pero en el que desgraciadamente existen personas como tú.

Soy una persona agradable y probablemente te hubiera dado un paseo, pero obviamente estamos más allá de eso.

Sinceramente

Jerry.

Con información de Felipe Cárdenas, El Sol de San Luis