/ domingo 25 de agosto de 2019

Con mensajes de muerte...

En los últimos días han aparecido personas asesinadas, con mensajes, entre ellos, carritos de juguete y sapos

CULIACÁN.- En lo que va del mes de agosto, Sinaloa ha tenido homicidios de impacto, donde ha llamado la atención tanto a la sociedad como a las autoridades, los objetos que los asesinos dejan colocados a sus víctimas cuando los “tiran” o dejan en algún punto de la ciudad, mandando un mensaje contundente a la ciudadanía.

Se ha vuelto común en el estado, sobre todo en la capital sinaloense, que algunos cuerpos sean localizados con carritos de juguetes pegados con silicón al cuerpo, huaraches, ropa interior de niña, muñecas de plástico y lo más reciente sapos atados al cuello.

Este “modus operandi”, ha dejado un claro mensaje en la sociedad, cuyos objetos dan un significado al porqué de su muerte, y en ocasiones, la misma familia ya sabe el motivo, puesto que normalmente son privados de su libertad.

“Lo mataron por roba-carros”, “era muy mujeriego”, “era acosador de menores” y “dijo de más o andaba de hablador”, han sido los mensajes que los responsables dejan con este tipo de objetos a sus víctimas, de acuerdo a un ex trabajador de la entonces Procuraduría General de Sinaloa, quien declaró a este medio que los objetos más comunes que pueden encontrar en las escenas del crimen son carritos de juguetes, lo que apuntaba que eran roba-carros y, en ocasiones, se podía constatar que el fallecido contaba con antecedentes penales por dicho delito.

“Los carritos, ropa interior de mujer, huaraches y ahora lo más reciente los sapos, tiene un mensaje del porqué su muerte, todos los objetos encontrados en la escena te dan una idea clara y concisa de lo que pasó, por ejemplo, se dice mucho sobre la muchacha que amaneció muerta con los sapos, conocidos indicaron que era mujer de la vida galante y alguna confrontación o algo que dijo de “equis persona”, provocó el enojo y por ente su muerte”, dijo el ex investigador, quien pidió anonimato.

“Esto que está pasando no es nuevo, ya tiene varios años que se veía aquí en Sinaloa, lo que pasa es que no se habían mostrado tan continuamente; antes aparecía uno cada dos meses o más, por eso no era tan sonado o si dejaban un carrito al tiempo dejaban un huarache, u otro objeto que ya te decía si se trataba de algo sentimental como el caso del huarache, o el despojo de una unidad, como el caso del juguete”.

Los casos más sonados últimamente y que generó una duda, fue la localización de cuatro hombres durante 24 horas con “carritos de juguete” pegados con silicón y un fuerte pegamento al cuerpo, mismos que fueron ubicados en distintos puntos de la ciudad con huellas de tortura y heridas causadas por proyectil de arma de fuego.

El primero se registró durante la mañana del domingo 4 de agosto a las afueras del Hospital de la Mujer; el segundo una hora después, sobre el estacionamiento de una tienda de autoservicios en el sector de Villas del Río; el tercero a las afueras de la iglesia de San Judas Tadeo en la colonia Lomas del Bulevar, cerca de las 21:30 horas y el último hallazgo ocurrió en la colonia El Vallado, durante la madrugada del lunes cinco de agosto, frente a las instalaciones del Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Todos los cuerpos fueron identificados por sus familiares y en su investigación inicial, la Fiscalía General de Sinaloa pudo constatar que ninguno de los fallecidos contaba con antecedentes penales, pero al momento de su desaparición, no se interpuso la denuncia correspondiente.

DESPOJO DE CAMIONETA, PUNTO CLAVE

El caso que más polémica causó entre los medios de comunicación y la sociedad, fue el caso de un joven que despojó a mano armada una camioneta estacionada a las afueras de un domicilio, ubicado en la colonia Chapultepec y cuyos ocupantes pretendían abordarla.

Dicho hecho, fue difundido durante la mañana del miércoles 7 de agosto en las redes sociales, mediante un video, cuya duración no supera el minuto y medio, y donde se puede apreciar como el presunto delincuente pasa junto a las personas, se regresa, saca el arma, las amenaza y se lleva la unidad motriz.

Pasaron cerca de 12 horas, cuando autoridades policiacas de Culiacán fueron alertadas que por el bulevar Salvador Alvarado y la avenida Emile Berliner, una camioneta había arrojado un cuerpo semidesnudo sin vida, con huellas de tortura, impactos de bala y “carritos” de juguete pegados a la espalda con silicón.

Horas más tarde, la Fiscalía de Sinaloa confirmó que la persona localizada ejecutada, era la misma que durante la mañana había despojado la unidad en la colonia Chapultepec, siendo el quinto caso de muerte.

Este tipo de “modus operandi” anteriormente ya se había utilizado y, en ocasiones, dejaban un mensaje en cartulina, donde exhibían los nombres y domicilios de los que “seguían” por andar robando carros “sin permiso”.

Caso, que le pasó al joven de la camioneta, indicó un familiar con voz quebrantada, “sabía que no había permiso para andar robando carros y le valió al cabrón... aquí están las consecuencias, tantas veces que le dijimos que se dejara de eso”.

CULIACÁN.- En lo que va del mes de agosto, Sinaloa ha tenido homicidios de impacto, donde ha llamado la atención tanto a la sociedad como a las autoridades, los objetos que los asesinos dejan colocados a sus víctimas cuando los “tiran” o dejan en algún punto de la ciudad, mandando un mensaje contundente a la ciudadanía.

Se ha vuelto común en el estado, sobre todo en la capital sinaloense, que algunos cuerpos sean localizados con carritos de juguetes pegados con silicón al cuerpo, huaraches, ropa interior de niña, muñecas de plástico y lo más reciente sapos atados al cuello.

Este “modus operandi”, ha dejado un claro mensaje en la sociedad, cuyos objetos dan un significado al porqué de su muerte, y en ocasiones, la misma familia ya sabe el motivo, puesto que normalmente son privados de su libertad.

“Lo mataron por roba-carros”, “era muy mujeriego”, “era acosador de menores” y “dijo de más o andaba de hablador”, han sido los mensajes que los responsables dejan con este tipo de objetos a sus víctimas, de acuerdo a un ex trabajador de la entonces Procuraduría General de Sinaloa, quien declaró a este medio que los objetos más comunes que pueden encontrar en las escenas del crimen son carritos de juguetes, lo que apuntaba que eran roba-carros y, en ocasiones, se podía constatar que el fallecido contaba con antecedentes penales por dicho delito.

“Los carritos, ropa interior de mujer, huaraches y ahora lo más reciente los sapos, tiene un mensaje del porqué su muerte, todos los objetos encontrados en la escena te dan una idea clara y concisa de lo que pasó, por ejemplo, se dice mucho sobre la muchacha que amaneció muerta con los sapos, conocidos indicaron que era mujer de la vida galante y alguna confrontación o algo que dijo de “equis persona”, provocó el enojo y por ente su muerte”, dijo el ex investigador, quien pidió anonimato.

“Esto que está pasando no es nuevo, ya tiene varios años que se veía aquí en Sinaloa, lo que pasa es que no se habían mostrado tan continuamente; antes aparecía uno cada dos meses o más, por eso no era tan sonado o si dejaban un carrito al tiempo dejaban un huarache, u otro objeto que ya te decía si se trataba de algo sentimental como el caso del huarache, o el despojo de una unidad, como el caso del juguete”.

Los casos más sonados últimamente y que generó una duda, fue la localización de cuatro hombres durante 24 horas con “carritos de juguete” pegados con silicón y un fuerte pegamento al cuerpo, mismos que fueron ubicados en distintos puntos de la ciudad con huellas de tortura y heridas causadas por proyectil de arma de fuego.

El primero se registró durante la mañana del domingo 4 de agosto a las afueras del Hospital de la Mujer; el segundo una hora después, sobre el estacionamiento de una tienda de autoservicios en el sector de Villas del Río; el tercero a las afueras de la iglesia de San Judas Tadeo en la colonia Lomas del Bulevar, cerca de las 21:30 horas y el último hallazgo ocurrió en la colonia El Vallado, durante la madrugada del lunes cinco de agosto, frente a las instalaciones del Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Todos los cuerpos fueron identificados por sus familiares y en su investigación inicial, la Fiscalía General de Sinaloa pudo constatar que ninguno de los fallecidos contaba con antecedentes penales, pero al momento de su desaparición, no se interpuso la denuncia correspondiente.

DESPOJO DE CAMIONETA, PUNTO CLAVE

El caso que más polémica causó entre los medios de comunicación y la sociedad, fue el caso de un joven que despojó a mano armada una camioneta estacionada a las afueras de un domicilio, ubicado en la colonia Chapultepec y cuyos ocupantes pretendían abordarla.

Dicho hecho, fue difundido durante la mañana del miércoles 7 de agosto en las redes sociales, mediante un video, cuya duración no supera el minuto y medio, y donde se puede apreciar como el presunto delincuente pasa junto a las personas, se regresa, saca el arma, las amenaza y se lleva la unidad motriz.

Pasaron cerca de 12 horas, cuando autoridades policiacas de Culiacán fueron alertadas que por el bulevar Salvador Alvarado y la avenida Emile Berliner, una camioneta había arrojado un cuerpo semidesnudo sin vida, con huellas de tortura, impactos de bala y “carritos” de juguete pegados a la espalda con silicón.

Horas más tarde, la Fiscalía de Sinaloa confirmó que la persona localizada ejecutada, era la misma que durante la mañana había despojado la unidad en la colonia Chapultepec, siendo el quinto caso de muerte.

Este tipo de “modus operandi” anteriormente ya se había utilizado y, en ocasiones, dejaban un mensaje en cartulina, donde exhibían los nombres y domicilios de los que “seguían” por andar robando carros “sin permiso”.

Caso, que le pasó al joven de la camioneta, indicó un familiar con voz quebrantada, “sabía que no había permiso para andar robando carros y le valió al cabrón... aquí están las consecuencias, tantas veces que le dijimos que se dejara de eso”.

Policiaca

Fatal accidente dejó dos muertos en Eje Central, alcaldía Cuauhtémoc

Una de las víctimas era transeúnte, al momento del impacto voló por los aires

Policiaca

Detienen a tres con siete costales de marihuana en la colonia Morelos

En el momento en que los sospechosos se vieron rodeados por policías intentaron huir

Mundo

Covid-19 al acecho: Estos son los países que tuvieron que regresar al confinamiento

Debido a un nuevo repunte de contagios por coronavirus, las autoridades de varios países decidieron reintroducir medidas de confinamiento

Turismo

San Miguel de Allende, un destino turístico seguro ante Covid-19

Esta ciudad en el estado de Guanajuato recibió certificación por Safe Travel del WTTC, el cual lo avala como el primer destino turístico de América Latina seguro para visitar durante la pandemia