/ sábado 23 de octubre de 2021

¿Celos, obsesión o envidia? Conoce qué tipo de toxicidad padeces

Se estima que alrededor del 25% de las familias mexicanas tienen un integrante con algún tipo de trastorno de la personalidad

¿Eres tóxico o tóxica? Actualmente, esta pregunta está de moda, principalmente entre los jóvenes, quienes usan este concepto genérico para definir relaciones de amistad, laborales, familiares o de pareja tormentosas y disfuncionales en las que, generalmente, una de las partes es la que sale más afectada.

El concepto de toxicidad se ha generalizado y es frecuente encontrar en las redes sociales chistes y comentarios para referirse a novios(as) celosos, personas impulsivas, obsesivas, violentas, con problemas de consumo de alcohol o drogas, autoritarias, crueles con los animales, aquellos que viven peleados con la vida, envidiosos, poco empáticos y un sinfín de características más.

Algunos llegan a confundir estas características con “cualidades” que hacen parecer a las personas competitivas, resueltas, inflexibles y capaces de alcanzar sus metas a cualquier costo.

Sin embargo, este tema no es un asunto menor, ya que especialistas de distintas instituciones y organizaciones civiles de salud mental advierten que ser tóxico o tóxica no es un comportamiento normal y se trata de personas con algún trastorno de la personalidad.

Se estima que alrededor del 25% de las familias mexicanas tienen un integrante con algún tipo de trastorno de la personalidad, según advierte la organización Voz Pro Salud Mental Ciudad de México (VPSMCDMX).

Este tipo de trastornos psiquiátricos se caracterizan por alteraciones o anormalidades a nivel emocional, de pensamiento y conducta que interfieren en la vida diaria de la persona y afectan directamente su relación con los demás.

Hay varios tipos de trastorno de la personalidad, entre ellos, se encuentran: el trastorno de límite de personalidad, personalidad dependiente, personalidad antisocial, personalidad por evitación, personalidad narcisista, trastorno histriónico, obsesivo-compulsivo, trastorno de personalidad paranoide y trastorno esquizoide de la personalidad.

Cada uno de estos trastornos tiene sus propias características; por ejemplo, los antisociales actúan de modo despiadado con violencia y maldad, mientras que aquellos que presentan trastorno límite tienen un carácter impulsivo, inestable y con tendencia a la autoagresión.

El trastorno de personalidad dependiente caracteriza a personas indecisas, con falta de autoestima, sensación de inseguridad y miedo. Especialistas del centro de tratamiento Emotions Life Center ejemplifican este tipo de trastorno con el caso de madres aprensivas y sobreprotectoras, así como en relaciones de pareja, amistad o de trabajo, en la que la persona cree que “no es nada sin él o ella”.

Otros tipos de trastornos son: el histriónico, en el que la persona desea ser siempre el foco de atención y actúa de forma dramática y superficial. El obsesivo-compulsivo está presente en personas extremadamente perfeccionistas o escrupulosas. El paranoico implica desconfianza desmesurada en todo y, el trastorno esquizoide, es propio de personas solitarias e indiferentes a los sentimientos ajenos.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Los especialistas indican que el trastorno narcisista de la personalidad es más frecuente en hombres que en mujeres, comienza en la adolescencia o a principios de la adultez, y aunque se desconocen sus causas con exactitud, se sabe que tiene relación con factores de tipo genético, ambientales y de crianza.

Los síntomas incluyen una necesidad excesiva de recibir admiración, indiferencia con respecto a los sentimientos de los otros, intolerancia a la crítica y sentimiento de que los demás le deben algo.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

EL NARCISISMO ES LA OTRA PANDEMIA

El libro “Durmiendo con Jezabel”, del escritor Javier Samayoa, aborda uno de los trastornos mentales poco conocidos y comprendidos en la sociedad como lo es el narcisismo.

La obra desentraña cómo opera el abuso emocional, psicológico y espiritual en las relaciones de pareja y describe cómo el narcisismo afecta la vida emocional, psicológica y espiritual de muchas personas y parejas en forma sutil y silenciosa. “Es un trastorno muy difícil de detectar, incluso por los profesionales de la salud mental, y se cree que al menos el 1% de la población mundial lo padece”, indica Samayoa.

“El narcisismo es otra pandemia que se vive a nivel mundial. Cada día se percibe y se expande más y más en nuestra sociedad, en el hogar, en las instituciones de gobierno, en las empresas, en las organizaciones religiosas. En todos los ambientes donde nos movemos hay personas narcisistas o con rasgos de trastorno de personalidad narcisista”, afirma el autor.

"Durmiendo con Jezabel" es una historia basada en hechos reales donde describe, en primera persona, el modus operandi de todo psicópata narcisista y toda su agenda de control y destrucción para con su víctima. Asimismo, aborda otros tópicos de interés tales como el abuso doméstico, la codependencia, la manipulación, el maltrato verbal y psicológico, así como el abuso emocional y espiritual.

“El narcisismo no es un problema de género, es un problema del corazón de las personas”, expone el escritor, quien narra a viva voz el proceso del dolor que se vive al lado de una mujer narcisista.

Sin pretender ser un libro de autoayuda o de corte religioso, “Durmiendo con Jezabel” aborda la complejidad de las relaciones de pareja, donde muchas veces queda la amargura del desencuentro, el rencor y el abandono, originados de cierto modo por patologías narcisistas encubiertas, señala el autor.



¿Eres tóxico o tóxica? Actualmente, esta pregunta está de moda, principalmente entre los jóvenes, quienes usan este concepto genérico para definir relaciones de amistad, laborales, familiares o de pareja tormentosas y disfuncionales en las que, generalmente, una de las partes es la que sale más afectada.

El concepto de toxicidad se ha generalizado y es frecuente encontrar en las redes sociales chistes y comentarios para referirse a novios(as) celosos, personas impulsivas, obsesivas, violentas, con problemas de consumo de alcohol o drogas, autoritarias, crueles con los animales, aquellos que viven peleados con la vida, envidiosos, poco empáticos y un sinfín de características más.

Algunos llegan a confundir estas características con “cualidades” que hacen parecer a las personas competitivas, resueltas, inflexibles y capaces de alcanzar sus metas a cualquier costo.

Sin embargo, este tema no es un asunto menor, ya que especialistas de distintas instituciones y organizaciones civiles de salud mental advierten que ser tóxico o tóxica no es un comportamiento normal y se trata de personas con algún trastorno de la personalidad.

Se estima que alrededor del 25% de las familias mexicanas tienen un integrante con algún tipo de trastorno de la personalidad, según advierte la organización Voz Pro Salud Mental Ciudad de México (VPSMCDMX).

Este tipo de trastornos psiquiátricos se caracterizan por alteraciones o anormalidades a nivel emocional, de pensamiento y conducta que interfieren en la vida diaria de la persona y afectan directamente su relación con los demás.

Hay varios tipos de trastorno de la personalidad, entre ellos, se encuentran: el trastorno de límite de personalidad, personalidad dependiente, personalidad antisocial, personalidad por evitación, personalidad narcisista, trastorno histriónico, obsesivo-compulsivo, trastorno de personalidad paranoide y trastorno esquizoide de la personalidad.

Cada uno de estos trastornos tiene sus propias características; por ejemplo, los antisociales actúan de modo despiadado con violencia y maldad, mientras que aquellos que presentan trastorno límite tienen un carácter impulsivo, inestable y con tendencia a la autoagresión.

El trastorno de personalidad dependiente caracteriza a personas indecisas, con falta de autoestima, sensación de inseguridad y miedo. Especialistas del centro de tratamiento Emotions Life Center ejemplifican este tipo de trastorno con el caso de madres aprensivas y sobreprotectoras, así como en relaciones de pareja, amistad o de trabajo, en la que la persona cree que “no es nada sin él o ella”.

Otros tipos de trastornos son: el histriónico, en el que la persona desea ser siempre el foco de atención y actúa de forma dramática y superficial. El obsesivo-compulsivo está presente en personas extremadamente perfeccionistas o escrupulosas. El paranoico implica desconfianza desmesurada en todo y, el trastorno esquizoide, es propio de personas solitarias e indiferentes a los sentimientos ajenos.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Los especialistas indican que el trastorno narcisista de la personalidad es más frecuente en hombres que en mujeres, comienza en la adolescencia o a principios de la adultez, y aunque se desconocen sus causas con exactitud, se sabe que tiene relación con factores de tipo genético, ambientales y de crianza.

Los síntomas incluyen una necesidad excesiva de recibir admiración, indiferencia con respecto a los sentimientos de los otros, intolerancia a la crítica y sentimiento de que los demás le deben algo.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

EL NARCISISMO ES LA OTRA PANDEMIA

El libro “Durmiendo con Jezabel”, del escritor Javier Samayoa, aborda uno de los trastornos mentales poco conocidos y comprendidos en la sociedad como lo es el narcisismo.

La obra desentraña cómo opera el abuso emocional, psicológico y espiritual en las relaciones de pareja y describe cómo el narcisismo afecta la vida emocional, psicológica y espiritual de muchas personas y parejas en forma sutil y silenciosa. “Es un trastorno muy difícil de detectar, incluso por los profesionales de la salud mental, y se cree que al menos el 1% de la población mundial lo padece”, indica Samayoa.

“El narcisismo es otra pandemia que se vive a nivel mundial. Cada día se percibe y se expande más y más en nuestra sociedad, en el hogar, en las instituciones de gobierno, en las empresas, en las organizaciones religiosas. En todos los ambientes donde nos movemos hay personas narcisistas o con rasgos de trastorno de personalidad narcisista”, afirma el autor.

"Durmiendo con Jezabel" es una historia basada en hechos reales donde describe, en primera persona, el modus operandi de todo psicópata narcisista y toda su agenda de control y destrucción para con su víctima. Asimismo, aborda otros tópicos de interés tales como el abuso doméstico, la codependencia, la manipulación, el maltrato verbal y psicológico, así como el abuso emocional y espiritual.

“El narcisismo no es un problema de género, es un problema del corazón de las personas”, expone el escritor, quien narra a viva voz el proceso del dolor que se vive al lado de una mujer narcisista.

Sin pretender ser un libro de autoayuda o de corte religioso, “Durmiendo con Jezabel” aborda la complejidad de las relaciones de pareja, donde muchas veces queda la amargura del desencuentro, el rencor y el abandono, originados de cierto modo por patologías narcisistas encubiertas, señala el autor.



República

Detienen a boxeador profesional en Quintana Roo por tentativa de feminicidio

Peter Nowaczek es un pugilista mejor conocido como “Heart Breaker” y comenzó su carrera en 2019

Policiaca

Muere mujer tras volcadura en la México-Pachuca

La mujer podría haber perdido el control de la unidad por exceso de velocidad

Policiaca

Dan prisión preventiva a sujetos que atropellaron a peregrinos en Tlalpan

Debido al accidente, 12 de los ciclistas peregrinos resultaron lesionados