Violencia contra mujeres no desaparece por decreto: Secretario de Gobierno Local

  • La Prensa
  • en República

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

EL SOL DE CUERNAVACA

Cuernavaca, Morelos.-El secretario de Gobierno, Matías Quiroz Medina, se reunió con la Asociación Nacional de Mujeres Profesionistas por Cuautla y la Región AC, a quienes exhortó a convertirse en los ojos, la voz y el canal de comunicación de cientos de mujeres que sufren violencia en sus hogares.

“Hoy en Morelos necesitamos a mujeres que se conviertan en promotoras y actoras de un cambio social”, enfatizó, tras señalar que la alerta de género declarada en ocho municipios de Morelos no es un fenómeno de este gobierno, sino de anteriores administraciones.

En presencia de Mary Monroy Miranda, presidenta de la organización, y de Irais Ortega Zúñiga, secretaria técnica de la Comisión Estatal para la Prevención de la Violencia de Género, Matías Quiroz dijo que el Gobierno que encabeza Graco Ramírez, está comprometido por generar políticas públicas a favor de las mujeres.

Matías Quiroz indicó que la violencia contra las mujeres no es algo que desaparezca por decreto, toda vez que se tiene problemas culturales, educativos, y no se entiende que la igualdad de género es una realidad.

Informó que siete de cada 10 mujeres sufren algún tipo de violencia, de las cuales solo el 10 por ciento presenta denuncia.

Citó que Morelos ya cuenta con un Centro de Justicia para Mujeres ubicada en Cuernavaca, donde se da atención jurídica, psicológica y social; la primera etapa del Centro de Justicia para Mujeres en Yautepec; protocolos de actuación a través del 066 para atender violencia contra las mujeres, entre otros.

Monroy Miranda reiteró su convicción y la voluntad de sumar con el Gobierno del estado, para ayudar a las mujeres que más lo necesitan.

Irais Ortega explicó las acciones que se realizan en coordinación con la federación y los municipios, sobre todo en los ocho donde se declaró la alerta, para aplicar políticas públicas en favor de las mujeres morelenses.