Entre llanto y dolor sepultan a asesinados de Coxcatlán

Foto: Iván Venegas / El Sol de Puebla

Entre llanto y dolor sepultan a asesinados de Coxcatlán

  • La Prensa
  • en República

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Iván Rodríguez / El Sol de Puebla

COXCATLÁN, Puebla, 14 de Junio.- Habitantes de este municipio se unieron a la pena de los sobrevivientes de la familia Hernández Sánchez, quienes ayer por la mañana los llevaron al panteón municipal para darles cristiana sepultura y la última despedida, cuatro días después de que les arrebataran la vida por un problema personal que tenía una integrante de ésta con su agresor.

Ayer por la mañana 11 de los 12 integrantes de la familia que fue asesinada el pasado jueves en la población de El Mirador, fueron sepultados en el panteón municipal, ya que familiares de un hombre que mantenía una relación con una de las occisas, fue llevado a una comunidad de Santa María Chilchotla, del estado vecino de Oaxaca.

Después de la misa de cuerpo presente, en donde se pidió  orar para que llegue la resignación a la familia y el arrepentimiento para quienes cometieron este crimen, el cortejo fúnebre recorrió la avenida principal de esta población, acompañados por una multitud que se unió a los rezos y cánticos de los deudos, que durante todo el trayecto mostraban su tristeza con su llanto.

Sobre la avenida, comerciantes y habitantes salieron de sus casas y negocios, para observar el trayecto de 11 féretros que iban cargados por sus familiares y por habitantes del municipio, llevándolos hasta el interior del panteón municipal, en donde ya los esperaban las 11 tumbas que estaban listas desde la tarde del pasado domingo.

Después de escuchar los rezos, en el lugar también se realizó un ceremonia prehispánica, los familiares escucharon las intervenciones de quienes lamentaban el hecho y expresaban su solidaridad a ellos, posteriormente, fueron acomodados en cada una de las fosas, la cantidad provoco ciertas confusiones entre la familia, pero lograron ubicarlos como ya lo habían platicado.

Al momento de la despedida, jóvenes y adultos se desquebrajaban emocionalmente, con la entonación del mariachi, contagiando a cientos de personas que rodaban esa zanga que tenía las fosas, siendo imposible soportar la tristeza de esta familia, que abrazaba los féretros uno tras otro, hasta por fin taparlos con un manto blanco, antes de que fueran sepultados.

Fue así como se cierra una parte de esta tragedia, que es considerado como una de las mayores desgracias de este municipio, los habitantes esperan que la Fiscalía General del Estado, realice las investigaciones correspondientes y que en poco tiempo pueda hacer la detención de los responsables, quienes deberán explicar los motivos que los llevaron a cometer este crimen.