Riña entre reos y custodios deja 30 heridos en penal Topo Chico

Foto especial

Riña entre reos y custodios deja 30 heridos en penal Topo Chico

  • La Prensa
  • en República

 

LA PRENSA en línea / GB

Con información de David Casas y Notimex

Nuevo Léon, Monterrey.- El gobierno de Nuevo León informó que tras la reubicación de 501 reos del fuero común y federal, concluida esta mañana, al interior del penal de Topo Chico se suscitó una riña entre internos y custodios, dejando un saldo de 30 lesionados.

“Derivado de las inconformidades e incertidumbre de un grupo de internos por los eventos descritos, alrededor de las 11:00 horas se registró una riña y manifestaciones en el mencionado centro penitenciario”, señaló en un comunicado.

Debido a lo anterior, agregó, se solicitó la presencia preventiva del grupo antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado para disuadir a los rijosos, con lo cual minutos después la situación quedó bajo control”.

Precisó que, de acuerdo a la información más reciente de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, el incidente arrojó 30 personas lesionadas, de las cuales 12 corresponden a personal custodio y 18 a internos del centro, los cuales fueron trasladados de inmediato a diferentes centros hospitalarios para su atención médica.

“Para su tranquilidad, autoridades de este gobierno ciudadano, a través de la Dirección de Gobierno, brinda ya información a las familias de los internos y se autorizó su ingreso al centro”, puntualizó.

Frente al penal de Topo Chico, familiares de reos se aglomeraron y bloquearon los accesos a la entrada para exigir que se les informe sobre los disturbios, sobre quiénes fueron los reos trasladados y el motivo.

Un elemento de Fuerza Civil explicó que las detonaciones que se escucharon en el penal de Topo Chico eran balas de salva y gas lacrimógeno que no ponen en riesgo la integridad de los internos.

Algunos reos colocaron una manta en uno de los edificios con la leyenda de “Paz no Guerra”, mientras que Antonio Chávez, de la Secretaría de Gobierno platicó con las familias e intentó tranquilizarlas bajo el compromiso de que pasaran a ver a sus familiares.

“Ningún reo fue baleado”

Antonio Chávez, director de Gobierno en Nuevo León, acudió al lugar de los hechos para informar que ningún reo había sido baleado como se especulaba por los familiares de los internos.

 

Hasta el momento ninguno de los heridos ha sido identificado por las autoridades.

Chávez agregó que los disturbios comenzaron por una riña entre dos grupos antagónicos que estaban inconformes por las protestas.

En cuanto a las detonaciones que se escucharon, informó que se trataron de balas de salva que fueron lanzadas al aire para disuadir a los reos.

Trasladan a reos

Entre disturbios y violencia al interior del penal de Topo Chico, autobuses y ambulancias salieron de las instalaciones para el traslado del grupo de interinos.

En medio de estrictas medidas de seguridad y con cuatro operativos en los tres penales de Nuevo León y en el Centro Único para Mujeres (CUM) más de 500 internos fueron trasladados a penitenciarias de Morelos y Coahuila.

Extraoficialmente se supo que del Penal de Topo Chico fueron trasladados 300 internos, del de Apodaca 90 y del de Cadereyta 82. De este total de 472 reos federales, destacó, se encuentran líderes de células delictivas.