Incendio sigue vivo en Veracruz

Foto: Captura de video

Incendio sigue vivo en Veracruz

  • Prensa OEM
  • en República

MIGUEL SALAZAR/ Diario de Xalapa

LAS VIGAS, Ver., 12 de marzo.- Entre 400 y 500 hectáreas de bosque han quedado devastadas por el incendio que se mantiene activo entre la reserva ecológica San Juan del Monte y el ejido Toxtlacoaya, del municipio de Las Vigas, de acuerdo con Héctor Mota Velasco, suplente legal de la Conafor en la entidad. Entre los lugareños hay quienes sostienen que el fuego llegó al rancho la Yerbabuena.

Al combate se unieron desde esta mañana cinco helicópteros de la Policía Federal, de la Marina, de la Conagua y de la Sedena para arrojar cargas de agua y tierra desde el cielo.

Las labores de emergencia son desarrolladas por al menos 500 brigadistas de las diversas instituciones y corporaciones especializadas en la atención de incendios forestales, además de voluntarios.

El fuego puede verse a distancia y ha causado la incertidumbre de los pobladores, quienes recuerdan el incendio registrado durante 1998 en el Cofre de Perote, que además de la devastación de una superficie boscosa causó la muerte de combatientes.

Desde ayer llegan a la zona del siniestro pipas cargadas con agua que es utilizada para el combate del incendio que no cesa.

Los helicópteros que son empleados cargan agua en la laguna de Alchichica y en contenedores especiales colocados en la base de operaciones instalada en la cabecera municipal de Las Vigas.

Las causas del siniestro no han sido identificadas aún y entre las versiones que surgen entre los pobladores no se descarta que haya sido una quema agropecuaria que se salió de control.

Los brigadistas se coordinan para combatir las llamas por diversos frentes. En el punto de control se mantienen otros equipos de respuesta inmediata, como paramédicos y bomberos, para actuar en caso de que sea necesario.

Entre los vecinos no dejan de surgir los comentarios que sostienen que el incendio difícilmente podrá ser aniquilado a causa del calor y el viento que no para.

Casas deshabitadas por denso humo; pobladores, están en la incertidumbre

MIGUEL SALAZAR/ Diario de Xalapa

LAS VIGAS, Ver., 12 de marzo.- Viviendas de las comunidades San Juan del Monte y Hojas Anchas permanecen deshabitadas a causa del intenso humo que cubre gran parte de la zona donde se registra el incendio de la reserva ecológica. Las clases fueron suspendidas en Las Vigas por la SEV en 60 planteles.

El albergue se mantiene activo en las canchas deportivas del ayuntamiento, pero ya no es utilizado por los habitantes que tuvieron que salir de sus casas, pues los hombres forman parte de las brigadas que combaten el siniestro; las mujeres y los menores salieron para ver las maniobras realizadas por helicópteros que arrojan agua al fuego.

Los habitantes de San Juan del Monte y Hojas Anchas recuerdan los momentos de incertidumbre que vivieron a causa del incendio forestal que los obligó a desalojar sus hogares por seguridad.

Ayer el fuego se propagaba con facilidad por la zona boscosa. Luego de las labores de combate el fuego disminuyó su intensidad y la amenaza de alcanzar las casas. Sin embargo, ahora es el intenso humo el que cubre la zona de las viviendas y las convierte en no aptas para ser habitadas.

José Claudio Durán y Bernardo Jiménez sostuvieron que los albergues fueron necesarios durante las primeras horas del siniestro, pues no se sabía qué trayectoria tomaría y temían que podría poner en peligro sus hogares.

El albergue seguirá disponible, según el personal del ayuntamiento, para otorgar un refugio seguro y con alimentos a las personas que lleguen a necesitarlo.

En El Paisano las actividades son realizadas por sus habitantes de forma normal. El fuego se encuentra lejos de sus casas; sin embargo, fue necesario que la Comisión Nacional de Electricidad (CFE) cortara el suministro de energía para evitar incidentes durante el combate al fuego que se realiza por aire y tierra.

En ese poblado los ejidatarios se encuentran dispuestos y preparados con palas y picos para combatir las llamas, en caso de que atenten contra su comunidad.

Los lugareños carecen de capacitación para enfrentar un siniestro forestal, pero aseguran tener el valor que se requiere para unirse a la lucha que desarrollan desde ayer los brigadistas.

Por su parte, la biblioteca municipal de Las Vigas fue habilitada para la preparación de alimentos que son entregados a los brigadistas.

Desde muy temprano empleados del ayuntamiento y voluntarios preparan tortas, agua y otros alimentos que son llevados en camionetas al centro de operaciones.

Daños irreversibles a flora y fauna en reserva natural

MIGUEL SALAZAR/ Diario de Xalapa

LAS VIGAS, Ver., 12 de marzo.- Los daños a la flora y fauna por el incendio en la reserva ecológica San Juan del Monte pueden ser graves e irreversibles, señalan ejidatarios de este municipio.

Sin detener su marcha y equipados con palas, azadones y machetes para trasladarse a la zona de combate del fuego, los ejidatarios sostuvieron que la magnitud del siniestro fácilmente pudo haber acorralado y matado a diversas especies de animales, además de que redujo a cenizas pinos, arbustos, hongos y otras plantas importantes del bosque.

La reserva ecológica San Juan del Monte es un área natural protegida de competencia estatal que tienen el propósito de preservar e interconectar ambientes naturales, además de salvaguardar la diversidad genética de las especies silvestres, garantizar el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y mejorar la calidad del ambiente en los centros de población y sus alrededores.

Entre los lugareños hay quienes sostienen que el incendio inició el pasado domingo sin que se le diera la atención necesaria, sin embargo, los informes de Protección Civil y de la gerencia estatal de la Conafor precisan que el siniestro fue detectado entre las 7:00 y 7:30 horas del lunes.

Además de la pérdida de masa forestal, la preocupación de los ejidatarios se hace más grande al pensar en la vida silvestre, pues aunado a que las especies se quedaron sin hogar al quemarse parte del bosque no se descarta la posibilidad de que muchos ejemplares hayan muerto a causa del siniestro.

Desde muy temprano los brigadistas combaten las llamas por aire y por tierra. En la cabecera municipal fue instalado un puesto de mando, en donde se realiza toda la logística para coordinar las diversas corporaciones que llegaron de diversos municipios cercanos para dar apoyo, además de la Marina, el Ejército y la Policía Federal.

El uso de helicópteros de las fuerzas federales fue esencial para controlar el fuego. La base de las aeronaves se instaló en un campo deportivo y durante horas dieron vueltas a la zona del incendio para arrojar agua desde el cielo. Los lugareños no se perdieron detalle de las maniobras de emergencia realizadas con los helicópteros.

Recuperar masa forestal en San Juan del Monte tardará unos 80 años

KARLA CANCINO/ Diario de Xalapa

EXCLUSIVA

Xalapa, Ver., (OEM-INFORMEX).- La recuperación del suelo en la zona boscosa afectada por el incendio que se mantiene activo en el municipio de Las Vigas de Ramírez podría tomar entre 60 y 80 años, ya que según los especialistas este es el tiempo que le lleva a la naturaleza la renovación de un centímetro de suelo. Para dimensionar el daño que hasta el momento se conoce, en tan solo unas horas se habrían perdido en Veracruz más de medio millón de árboles que se encontraban en una extensión de bosque equivalente a 500 canchas de futbol juntas.

Entrevistado sobre el tema, Héctor Narave Flores, académico de la Facultad de Biología de la Universidad Veracruzana (UV) dio a conocer que los trabajos de remediación del daño deberán comenzar de manera inmediata tras sofocar el fuego. Detalló que es fundamental que la autoridad busque la asesoría de las instituciones académicas y ambientales, entre ellas la Universidad Veracruzana, para realizar la revisión del arbolado que quedó en pie, realizar el derribo de árboles quemados y comenzar con la siembra de nuevas especies.

En el sitio afectado por el incendio tenemos que prepáranos para la época de lluvia y tener plantas disponibles de la especies adecuadas que son el pinus teocote, pinus pseudostrobus y pinus montezumae. Hay que hacer el cálculo de la superficioe porque se requieren de mil árboles por hectárea de entre 30 a 40 centímetros para que sean viables”, precisó.

El que fuera coordinador del Programa de Manejo del Parque Nacional Cofre de Perote reconoció que es muy pronto para saber la dimensión de la contingencia ambiental ya que se podrían haber perdido cientos de especies de fauna local importantes para la biodiversidad ya que el bosque es refugio de roedores, reptiles y anfibios que, una vez que comienza el fuego no tienen en donde refugiarse.

Indicó que los primeros daños se comenzaron a manifestar desde el lunes pasado con la acumulación de contaminación en el aire mientras en las próximas semanas se podrían comenzar a manifestarse fenómenos como erosión del suelo y afectación a los mantos acuíferos. “De inicio hay un severo impacto a la biodiversidad de esta zona montañosa y en particular del área natural protegida pero el impacto no es solo ahí porque se calcula que este incendio afectará por un lado la biología del suelo, incluso la microscópica y dejara expuesto el suelo a la erosión “, dijo.

Narave Flores dio a conocer que el incendio que inició el pasado lunes en la zona boscosa es un incendio “de copa” que representa el tipo más devastador y difícil de controlar de los tres tipos que existe y que además las altas temperaturas y las rachas de violento han dificultado los trabajos de combate. “En el combate de incendios forestales hay una máxima que dice ‘fuego se combate con fuego’ lo que quiere decir que no hay mucha forma de controlarlo y lo que se debe hacer y se está haciendo es aislarlo y para eso hay que hacer brechas cortafuegos para que no se propague”, indicó.

Finalmente, el especialista consideró que la tragedia ambiental que se está viviendo debería servir como una llamada de atención por parte de las autoridades para incrementar el control en las áreas naturales y en las zonas boscosas de la entidad.

Además dijo, es urgente llevar a cabo acciones de poda, construcción de brechas cortafuegos e incrementar la capacitación de elementos que puedan disminuir el periodo de respuesta ante este tipo de fenómenos. “Hay un conjunto de acciones que debieran ser atendidas porque apenas está empezando la temporada de sequías. Hay que realizar brigadas contra incendios, fortalecer las que ya hay y dotarlas de equipo porque no puedes tener una actitud reactiva sino preventiva”, concluyó.

Devastación al bosque no está en prioridades gubernamentales lamentan biólogos

KARLA CANCINO/ Diario de Xalapa

El incendio forestal que ha consumido más de 500 hectáreas de bosque en el municipio de Las Vigas se suma a la ya importante lista de contingencias ambientales que se viven en el estado y refleja nuevamente que la gestión ambiental no está entre las prioridades del estado en 2019 aseguró Graciano Illescas Téllez, Coordinador de la Iniciativa Ciudadana Ambiental Veracruz.

Tras lamentar el daño ambiental que está causando el incendio que inició desde el pasado lunes en el Ejido Toxtlacoaya del municipio de Las Vigas de Ramírez y que abarca el área natural protegida San Juan del Monte, el especialista señaló que tanto las acciones gubernamentales como la asignación de presupuesto al tema son claros ejemplos “de que ya vamos muy atrasados en la tarea de definir la política ambiental”.

En ese sentido, el coordinador de la Iniciativa Ciudadana Ambiental Veracruz hizo un llamado al gobierno del estado a destinar a la mayor brevedad por lo menos unos 30 millones de pesos del Fondo Ambiental Veracruzano para la protección de áreas naturales protegidas que incluya contratación de personal. Así mismo el exhorto fue a agilizar la realización de las mesas de trabajo para la elaboración del Plan Veracruzano de Desarrollo y el Plan Veracruzano de Medio Ambiente.

Por su parte, el Biólogo Héctor Hernández Andrade, arboricultor independiente e integrante de dicha agrupación lamentó el abandono en el que se tienen a las áreas naturales protegidas del estado por lo que pidió al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez su respaldo al Consejo Estatal de áreas Naturales Protegidas, “donde hay expertos que pueden dar opiniones calificadas”.

Indicó que también la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) debe rendir cuentas sobre la aplicación de los programas de manejo forestal en la zona mientras que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) que intervenga con determinación para investigar y sancionar al o los responsables del incendio que ha acabado con más de 500 hectáreas de bosque.

 

Desde Xalapa se percibía humareda

JOSÉ MORALES/ Diario de Xalapa

Desde el corazón de Xalapa se pudo apreciar el incendio del municipio de Las Vigas, el cual inició el lunes a las 7:30 horas, y aunque ha consumido alrededor de 500 hectáreas, de acuerdo con las estadísticas de la Comisión Nacional Forestal, en 2016 se tuvo un incendio de mayor dimensión, en el municipio de Cosoleacaque, el cual afectó mil 750 hectáreas.

Algunos de los habitantes de esta ciudad se sorprendieron por la magnitud del incendio y por la cantidad de afectaciones y desplazados que ha dejado, pues son más de 2 mil personas las que fueron evacuadas, pero más aún porque a varios kilómetros se puede ver la columna de humo de ese siniestro.

Para los habitantes de esa zona los últimos incendios de esa magnitud se registraron en 1998, que se recuerdan porque fueron después de un invierno fuerte. 1998 a nivel nacional fue una de las temporadas de incendios más fuertes e incluso que ha estado por arriba por varias décadas, donde Veracruz no fue la excepción, pues los propios pobladores de la zona y las autoridades de Conafor recuerdan que hubo incendios que devastaron varias hectáreas.

Cabe destacar que en 2016 se presentó un incendio atípico que afectó mil 750 hectáreas en un siniestro que fue provocado por cazadores, el incendio se suscitó en el sur del Estado en Cosoleacaque.

Ese año el municipio de Perote tuvo el segundo lugar en incendios forestales con 40 siniestros y con una superficie afectada de 313.50 hectáreas.

Otra de las zonas que históricamente tienen un alto número de incendios de acuerdo con las estadísticas es Huayacocotla y Maltrata.

De acuerdo con las estadísticas nacionales 1998 fue uno de los años con mayor número de incendios forestales y se ha mantenido así por arriba de varios años.

Por su parte la Comisión Nacional Forestal (Conafor), a través del encargado Héctor Mota Velasco, indicó que en el incendio de Las Vigas al momento son entre 400 o 500 hectáreas las afectadas por el incendio de Las Vigas y son más de 500 brigadistas de las diferentes instancias los que están participando. Aunado a esto se cuenta con cinco helicópteros que están apoyando en el combate a ese incendio.

Acerca de los llamados para voluntarios agradeció las muestras de buena fe, pero expresó que si no se tienen el equipo y la preparación necesaria es mejor dejar que las autoridades y el personal capacitado actúen.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: