Lo linchan por apuñalar a su pareja

  • La Prensa
  • en República

Por Iván Rodríguez

Un hombre fue linchado a golpes por cerca de 250 pobladores de este municipio, luego de que asesinara a puñaladas a su pareja sentimental, por lo que al enterarse, los vecinos de esta localidad hicieron justicia por sus propias manos.

Los hechos se registraron cerca de la medianoche del domingo, tras la discusión de la pareja que participaba de un velorio, luego que la fémina le reclamara al varón el por qué intentaba sobrepasarse con la hijastra; en respuesta, el hombre infirió varias heridas con arma punzocortante a la mujer de nombre Marcelina, quien fue trasladada grave al Hospital General de Tehuacán, donde falleció minutos después.

Fue por lo anterior que los familiares dieron aviso a los habitantes de la comunidad para ubicar al responsable.

En pocos minutos, se juntaron más de 250 personas que iniciaron con la búsqueda del presunto homicida, a quien ubicaron y trasladaron hasta la explanada del palacio municipal; acto seguido dieron la alerta y los pobladores al tenerlo ya sometido, comenzaron a golpearlo hasta que terminó sin vida, la madrugada de ayer.

Al verse superados en número, los cuerpos policiacos pidieron el apoyo de la Policía Estatal y de otros municipios, sin embargo, la gente evitó que los mismos ingresaron a la comunidad y terminaron por linchar al sujeto.

A las 8 de la mañana del lunes, arribaron al sitio personal de la Fiscalía General del Estado, quienes de manera rápida realizaron las diligencias de levantamiento de cadáver; sin embargo, cuando se retiraban, los pobladores les bloquearon el paso y los bajaron de las patrullas para ser desarmados.

Al cierre de la edición, tanto los elementos policiacos como funcionarios municipales permanecían retenidos al interior de la presidencia, mientras se mantenía un diálogo entre delegados de Gobernación estatal y un grupo de inconformes, quienes pedían la presencia del presidente municipal, mientras las fuerzas estatales se mantenían cerca del pueblo, esperando órdenes para ingresar.