Denuncian injusticia en caso de feminicidio ocurrido Oaxaca

Foto especial

Denuncian injusticia en caso de feminicidio ocurrido Oaxaca

  • La Prensa
  • en República

Por: Víctor Castillo Stgo. / Corresponsal / GB

Oaxaca, Oax.- a 17 Agosto 2018 .-Familiares y amigos de Ignacio Vargas Aquino exigieron a las dependencias encargadas de administrar justicia en la entidad, se deje en libertad a quien aseguran no cometió feminicidio en contra de Elvira Pacheco Velasco.

En conferencia de prensa, aseguraron que Ignacio Vargas Aquino es un indígena zapoteco de la comunidad de Ixtlán de Juárez, sobre quien las autoridades judiciales han ejercido un abuso de autoridad y una injusticia.

Indicaron que por este hecho hay inconformidad pues se busca ejecutar una sentencia condenatoria contra Ignacio Vargas Aquino, en la causa penal 04/2017, por el Tribunal de Enjuiciamiento de la Sierra Norte, por el delito de Feminicidio de quien en vida respondiera al nombre de Elvira Pacheco Velasco.

De acuerdo a estas personas los hechos ocurridos el 21 de mayo de 2017, aproximadamente a las 23:00 horas en un camino de terracería que se une con la calle Fidencio Hernández, en la comunidad de Ixtlán de Juárez, no tienen nada que ver con su defendido.

“La justicia debe impartirse a partir de una investigación objetiva, completa, efectiva, profesional y oportuna; en el presente caso la fiscalía del estado omitió en perjuicio de la investigación agotar todas las líneas de investigación y desde un inicio fueron algunos de los familiares de la occisa quienes dirigieron la investigación con la finalidad de inculpar a Vargas Aquino, esto con el objeto de obtener de él el pago de la reparación de daño económico”, indicaron.

Vargas Aquino fue detenido el seis de julio de 2017, y en esa misma fecha se ejecutó un cateo en un rancho en donde tiene un criadero de trucha arcoíris en el paraje denominado Lacheli en la misma comunidad de Ixtlán. En ese cateo, los agentes estatales de investigación “sembraron” una bolsa de mano dentro de la camioneta doble cabina que ocupa todos los días, también aseguraron 5 machetes mismos que se ocupan para las labores del campo, pues él como muchos en Ixtlán son campesinos.

La defensa de Vargas Aquino, aportó en el juicio la prueba genética y para ello tomó muestra sanguínea al imputado para después confrontar y comparar el resultado con los resultados genéticos de la fiscalía, el resultado: el perfil genético no corresponde a los dos perfiles encontrados por la fiscalía. Y esto es prueba científica de que el inculpado no se relaciona con los resultados científicos obtenidos por el órgano acusador.

En el lugar donde fue hallado el cuerpo aún con vida de Elvira Pacheco Velasco, existe una cueva o conversión de los cerros en donde a decir de los testigos muchas parejas iban a sostener relaciones sexuales. Y en el cuerpo de la occisa la fiscalía del estado a través de sus peritos en genética encontró perfil genético masculino completo en la muestra biológica que se extrajo al cadáver en región de saco vaginal; sin embargo, la fiscalía no confrontó ese resultado científico con alguna muestra de Vargas Aquino. También obtuvo la fiscalía un perfil genético masculino completo de una mancha que aparece en la funda de un machete que aseguró en el cateo, y tampoco confrontó esa muestra con alguna muestra del imputado.