A sangre y fuego rescatan tres niños secuestrados

  • Prensa OEM
  • en República

Elizabeth Ibal/El Occidental

Un enfrentamiento entre policías estatales y sujetos armados, terminó con el abatimiento de tres de los presuntos atacantes; incluso uno de ellos se habría refugiado en una casa en la que estaban tres mujeres, dos de ellas menores de edad, por lo que ellas fueron rescatadas.

La mañana del domingo, efectivos de la Policía del Estado recibieron un reporte en el que se informó que en la calle Genaro Vega Salazar al cruce con Eduardo Correa, de la colonia ya citada, se escuchaban detonaciones de arma de fuego, por lo que los uniformador montaron un dispositivo de seguridad para verificar los hechos; no obstante, comenzaron a ser atacados a balazos por sujetos que se encontraban en el techo de varias casas.

Al estar su integridad expuesta, los oficiales repelieron la agresión. De acuerdo con la Fiscalía General, en la sala de una de las fincas se encontraban tres mujeres de 19, 15 y 12 años de edad, cuando comenzaron a escuchar ruidos en la azotea de su vivienda y detonaciones. Entonces uno de los individuos se introdujo al domicilio para resguardarse de las balas.

Corriendo ellas se resguardaron debajo de una cama. El tipo herido comenzó a quitarse la ropa y les dijo que si entraba la policía dijeran que él vivía en el lugar, pero ellas prefirieron pedir auxilio.

Ante el peligro al que estaban expuestas, los elementos de la Fuerza Única actuaron, logrando rescatarlas sanas y salvas. En uno de los cuartos estaba el sujeto fallecido, junto al cuerpo estaba un arma tipo revólver, en otra recámara aseguraron un rifle al parecer calibre 223.

En tanto que en la azotea hallaron a otros dos hombres sin vida, mismos que fueron abatidos por los uniformados al repeler los proyectiles.

Personal de la Unidad Policial de Atención en crisis acudió para darle atención a las mujeres, ya que por la situación se alteraron. Además, la zona fue inspeccionada por binomios caninos de la Fiscalía General para encontrar indicios de narcóticos en el perímetro.