Triste adiós durante sepelio de víctimas del accidente en la México-Veracruz

Foto: Especial

Triste adiós durante sepelio de víctimas del accidente en la México-Veracruz

  • Prensa OEM
  • en República

Noel F. Alvarado

TEXCOCO, Méx., 4 de junio.- En medio de un escenario de luto, lágrimas, tristeza, dolor y desconsuelo fueron sepultadas en la comunidad de Santa María Tecuanulco, algunas de las víctimas del accidente fatal ocurrido el pasado sábado en el kilómetro 32 de la carretera México, Veracruz.

El momento más triste fue cuando los cuerpos eran sepultados y la música norteña entonaba canciones como “Te vas Ángel Mío”, entre otras.

Mientras el párroco de esa comunidad pedía resignación durante la homilía, familiares de los fallecidos se encontraban inconsolables, pues aún no daban crédito a lo que estaba pasando.

Este lunes primero se realizó una misa de cuerpo presente en el atrio de la iglesia de Santa María Magdalena. Ahí, familiares, amigos, vecinos y el párroco oraron por el eterno descanso de las personas fallecidas en ese accidente.

El párroco de la iglesia acompañado por sacerdotes de las comunidades vecinas, agradeció la solidaridad de las autoridades, de los habitantes de las comunidades de San Jerónimo Anamalco,  Texcoco, Santa Catarina del Monte, Santa Cruz, San Felipe, San Juan Totolapan, San Miguel Tlaixpan, Teoetlaoxtoc, entre otras que apoyaron a los deudos.

A Miguel Delgadillo –una de las víctimas-, su familia y amigos lo despido con música, porque él era músico y chófer de la línea Rápidos del Valle de México, en donde nunca sufrió un accidente, pero fue al trasladarse a tu trabajo que sobrevino la tragedia llevado luto a su familia.

Margarito Moreno Herrera, era muy conocido en el pueblo y otro que falleció en el accidente. También trabajador del Ayuntamiento de Texcoco, ya no llegó a regar los arbolitos a la Alameda, porque le tocó la de malas en el accidente en donde perdió la vida y hoy fue despedido por sus compañeros de trabajo.

Sin embargo lo más conmovedor fue cuando un ataúd Blanco, con el cuerpo de un pequeño que falleció en el fatal accidente, puso un nudo en la garganta de los asistentes que aun así no dejaron de aplaudir entre lágrimas.

Como muestras de solidaridad con la comunidad y las familias que perdieron a alguien en el accidente de la mañana del sábado, cuando un camión cargado embistió un autobús que se precipito a un barranco, el presidente municipal Texcoco y regidores acudieron al sepelio.