No podemos comprobar si los diluyeron: IJCF

Foto: Especial

No podemos comprobar si los diluyeron: IJCF

  • La Prensa
  • en República

La Prensa en Línea / El Occidental 

Román Ortega

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses no cuenta con elementos que permitan confirmar científicamente la muerte de los tres estudiantes de cine, que según señalan las declaraciones de dos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación detenidos, los disolvieron en ácidos.

El director del Instituto, Luis Octavio Cotero Bernal, detalló que en los tinacos asegurados en la casa de la calle Amapola, de la colonia Rancho de la Cruz, en Tonalá, sólo había ácido, sin restos humanos que puedan ser confrontados genéticamente con muestras de los familiares de los tres estudiantes y con ello comprobar que los cuerpos de los tres jóvenes fueron disueltos en esos tinacos con químicos.

“Nunca se ha dicho que se hayan encontrado restos. En los tinacos no se encontró ni un resto de nada. En uno de ellos se encontró solamente ácido, pero sin ningún elemento de nada, ácido puro. No hemos tenido ni grasa siquiera de cuerpos, porque ese ácido es exageradamente corrosivo y todo lo que son células lo destruyen, lo desintegra totalmente, a los tinacos no les hizo ningún perjuicio”, expresó.

Por ello, Cotero Bernal dejó en claro que no hay esperanza de encontrar elementos científicos que confirmen que los tres estudiantes fueron victimados y disueltos en los tinacos en los que sólo hallaron residuos de ácidos.

“Yo creo que, evidentemente científicos no los van a ver. Yo creo que eso es de tener mucha responsabilidad y mucho cuidado para que las familias no mantengan el aliento ya que solamente los van a mantener más mortificados y sufriendo más por sus hijos. Creo yo que debemos ver con toda honestidad las cosas tal cual son de acuerdo a las circunstancias del evento”, explicó.

Lee también “QBA” participó en seis homicidios, incluido el de los estudiantes

Agregó que para la identificación de los jóvenes “No es necesario desde el punto de vista jurídico, tener esa evidencia (los restos)”. Detalló que la única vía fue la genética por medio del rastro de sangre de Marco que hallaron en la casa en la que encontraron los tinacos: “De una manera indiscutible, indudable de que es la misma sangre, de que son los mismos genes de este jovencito con los de sus papás, de Marco”.

Añadió que hasta el momento se han analizado más de 150 objetos, entre ropa, servilletas, cubiertos, cabellos, entre otros.

El director del Ijcf dijo que los peritajes realizados hasta el momento están abiertos a que sean analizados por peritos independientes, tal como lo anunció el gobernador Aristóteles Sandoval: “Nada más les exigimos que nos acrediten tener la condición profesional y técnica que nosotros tenemos para que se emita un dictamen con toda la certeza y con todas las condiciones que establecen las normas”.

La conferencia

El 23 de abril, la coordinadora del laboratorio de genética del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, Karina Hernández, detalló que “En el laboratorio de genética analizamos muestras biológicas recolectadas de diferentes lugares de Jesús Daniel y durante el transcurso de los análisis posteriores también se localizó material biológico de otro indicio de Marco García”.

Por su parte, la jefa de la investigación del caso Lizette Torres, informó que “Con los indicios localizados y encontrados con los que cuenta la fiscalía nos hacen inferir lógicamente eso (que fueron asesinados y disueltos en ácidos)”.

La Jefa de Investigación descartó que, según las diligencias, los tres jóvenes tuvieran vínculos con el crimen organizado.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR 

Desaparece bebé de clínica en IMSS Guerrero

Foto: Especial