Espera hondureño un milagro de Navidad y estar con su familia

  • La Prensa
  • en República

Ana Medina

Foto: Adrián Mendoza

CELAYA, Gto. (OEM-Informex).- “Confío en que Dios, me haga un regalo de Navidad, quiero regresar a mi país para pasar las fiestas navideñas con mi familia”, fueron las palabras que José Rafael Yescas Madrid, migrante proveniente de Honduras, pronunció para pedir el apoyo de la ciudanía, ya que debe juntar 12 mil 797 pesos para el vuelo de 10 horas que lo lleve a su hogar.

 

Platicó que desde hace nueve meses, salió de su país natal para llegar a Estados Unidos, lugar en el que permaneció por seis meses trabajando, “vengo deportado, ha sido difícil porque he tenido problemas económicos y físicos, estoy triste porque viene Navidad y me encuentro en otro país, México ha sido una bendición, pero quiero llegar con mi familia”.

 

“Primero llegué a Nebraska, ahí duré seis meses, pero me deportaron porque viajé junto a otros compañeros de Omala a Houston, Texas para trabajar ayudando en las inundaciones, no sabía que había toque de queda porque estaban robando las tiendas, no se podía entrar ni salir, entonces yo entré con mi grupo y nos agarró la Marina, el capitán nos pidió disculpas y nos deportaron en total a 29 personas. Cuando llegué a la frontera de Nogales, me robaron los 300 dólares que tenía y por eso no pude regresar a mi país, ya que no alcance a juntar y pagar al coyote que me cobraba 4 mil 800 dólares para regresar”.

 

“Llegué a Celaya por raite y arriba del tren, por desgracia me caí de él en Irapuato porque me seguían los garroteros, que creyeron que yo estaba robando el tren, al ir corriendo me resbalé y al caer me pegue en los durmientes fracturándose mi pierna izquierda, en esa misma ciudad me la compusieron y ahora sólo me quedan las cicatrices”.

 

“Este país está lleno de bendiciones, me hubiera gustado nacer aquí, son bendecidos por la misericordia que ustedes tienen, me han dado de comer, vestido, calzado no tengo nada malo que decir, los padres de Catedral me dieron de comer y me siento muy feliz por las atenciones que todos han tenido conmigo”.

 

Expresó que tiene cuatro días en Celaya y ha conocido a mucha gente solidaria; por otra parte, aseguró que pidió apoyo al Instituto del Migrante, pero dijo que sólo apoyan a los mexicanos, “también fui a la casa del Migrante pero sólo me dejaron quedar un día con ellos. A pesar de todo agradezco a la vida por cada cosa que me pasa, a mí me ha tocado buena gente, no me ha tocado que me agredan personas del crimen organizado como a otros”.

 

Respecto a su opinión acerca de las declaraciones de Donald Trump en contra de los migrantes respondió que “parece un hombre duro pero no lo es, Obama dijo que ayudaba a los hispanos y no era cierto, solo ayudó a los ‘Dreamers’, él deportó a muchos y Donald Trump no ha deportado a nadie”.

 

“Quiero dejarles un mensaje a los celayenses, por favor no miren la luz de la navidad, sino a Cristo Jesús quien hace un cambio en nuestras vidas. Les deseo Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo a todos”.