Extraño, denuncian corrupción en operativo Alcoholímetro

Foto: El Sol de Zacatecas

Extraño, denuncian corrupción en operativo Alcoholímetro

  • La Prensa
  • en República

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

El Sol de Zacatecas

Zacatecas, Zac.- Un grupo de trabajadores administrativos y operativos de la Dirección de Policía y de Seguridad Vial (DPSV), denunciaron mediante un comunicado, abusos y presiones, que, aseguran, existen en la corporación beneficiando a una empresa de grúas a través del operativo Alcoholímetro.

Los inconformes –que por temor a represalias solicitaron el anonimato-, denunciaron que el director Osvaldo Caldera, así como el encargado del operativo Alcoholímetro, Óscar Ricardo Campos Bermúdez, no conocen completamente el funcionamiento de la corporación en materia vial.

Según los denunciantes, el subdirector operativo, Ezequiel García, mantiene a su control la liberación de vehículos, sobre todo en los municipios de Guadalupe, Fresnillo y Zacatecas.

Afirman que, en contubernio con la empresa de grúas Escobedo, se realizan cobros de siete a nueve mil pesos a usuarios, pagos que se realizan en la empresa y no en la corporación.

En la denuncia, afirman que los mandos medios de la corporación desatienden las indicaciones del Secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos Hernández, de tolerancia cero en el Alcoholímetro, permitiendo la inmediata liberación de automóviles, cobrando cantidades exagerados, desechando las infracciones.

Como ejemplo, afirman que en la sierra del municipio de Tlaltenango, en Mesa de Palmira, donde recientemente ocurrió un conflicto contra ejidatarios y que debió ser atendido por elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), la DPSV mandó a seis elementos que se mantienen permanentemente allá de manera innecesaria y son relevados cada 24 horas por igual número de tránsitos, sin recursos ni alimentos, pues el propietario de la maquinaria utilizada para perforar un pozo “da moches” a mandos de la Dirección.

En el comunicado se asegura que hace unos días, por instrucciones de Ezequiel García se inició una ‘cacería’ en la zona metropolitana contra propietarios de autos que adeudan placas y/o refrendo, los que son remitidos bajo extorsión, “y asunto arreglado”.

Los trabajadores aseguran que los presionan para que renuncien quienes no sirvan a sus intereses y los mantienen prácticamente atados a una oficina, sin dejarlos salir a comer y con constantes amenazas de despedirlos si dicen algo.

Señalan que hay un encargado del edificio de las oficinas de Tránsito, que se la pasa vigilando cualquier movimiento de los trabajadores, azuzándolos y amedrentándolos.

En su denuncia, los trabajadores administrativos y operativos afirman que luego de los recientes sismos, esta dirección realizó acopio de víveres que nunca fueron enviados a sus destinos y, por el contrario, los convirtieron en despensas para repartirlas en el mercado de abastos a sus allegados, como el Director, el subdirector y sus respectivas secretarias, así como a los mandos medios y sus familias.

Aseguran que en el operativo Alcoholímetro ya no hay presencia de la Comisión de Derechos Humanos, Función Pública, Protección Civil, Policía Estatal, Metropol ni médicos.

Finalmente, aseguran que las patrullas 2776 y 2166, son las encargadas de “vigilar y operar” en Zacatecas y la zona conurbada “recogiendo los diezmos para llevárselos a sus patrones, pero nunca se dedican a una real vigilancia de hechos de tránsito ni accidentes y sirven sólo como emisarios de la impunidad y la corrupción”.

Síguenos en redes sociales: La Prensa en Linea, @laprensaoem