Aprehenden a pareja de  timadores en plena “faena”

Foto: Cortesía

Aprehenden a pareja de timadores en plena “faena”

  • La Prensa
  • en República

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

El Sol del Centro

Pareja de delincuentes que pretendió despojar a una sexagenaria de una fuerte cantidad en efectivo que recién había retirado de una sucursal bancaria, fue detenida gracias a ciudadanos conscientes que se percataron de su actuar y dieron oportuno aviso a elementos de la Policía Preventiva Municipal.

Los desalmados ladrones se llaman Marco Ulises, de 35 años, y Rocío, de 51, quienes creyeron que habían encontrado una presa fácil en la persona de la sexagenaria, a la que estuvieron observando desde dentro de una institución bancaria ubicada en el centro de la ciudad, donde retiró una fuerte cantidad de dinero.

Una vez que la señora hubo completado la transacción, al salir del banco, Marco Ulises y Rocío se le acercaron con el viejo cuento de que tenían un cheque por una cantidad muy superior y que les urgía salir de la ciudad, por lo que si les daba el dinero que tenía, a ellos no les importaba perder la diferencia.

Afortunadamente para la mujer, el monólogo de los delincuentes fue escuchado por algunas personas de buen corazón que salían del banco y quienes de inmediato se percataron que la mujer estaba a punto de ser víctima de un “pacazo”.

De inmediato dieron aviso a elementos de la Policía Municipal que suelen patrullar el primer cuadro de la ciudad, quienes sin pensarlo dos veces le preguntaron a la pareja de ladrones cuáles eran sus intenciones con la mujer.

Al cuestionar a la hoy detenida, ésta manifestó que la señora a la que le pidió que cambiara el cheque era su suegra, sin embargo la victima mencionó que no conocía a estas personas y era la primera vez que las veía cuando la abordaron al salir del banco para pedirle que les cambiara un cheque, solicitándole que dejara en garantía dinero en efectivo.

Ante la clara evidencia, los rateros quedaron detenidos por tratar de despojar de sus bienes a la cuentahabiente, tras lo cual fueron puestos a disposición del Juez Calificador en turno en el complejo de Seguridad Pública Municipal, quien los dejó en libertad con una sanción bajo el argumento de que no existe denuncia en su contra.