Venganza sanguinaria en Puebla deja un muerto

Foto especial

Venganza sanguinaria en Puebla deja un muerto

  • La Prensa
  • en República

Por: Joel Arcega / El Sol de Puebla

Puebla, México.- Por posible deuda de drogas, un joven de 20 años de edad fue asesinado de dos puñaladas a unos pasos de la Academia de Policía Estatal en la 10 Poniente entre 9 y 11 Norte del Centro Histórico, ayer por la tarde.

Sus familiares aseguran que se trató de una venganza de vendedores de droga que pululan en esa zona, ya que la víctima era adicto; por lo que piden justicia para detener al o los asesinos y se acabe con estos narcomenudistas que “trabajan” sobre esa calle, entre la 3 y 5 Norte y en el Mercado La Merced ubicado en la 13 Norte.

Alrededor de las 17:00 horas, comerciantes y transeúntes de la 10 Poniente, vieron a un hombre herido que corría en sentido a la 11 Norte, pero de pronto se desvaneció frente al número 903 A, por lo que se pidió el auxilio al número de emergencia 9-1-1.

Momentos después llegaron paramédicos de SUMA en la ambulancia 081 y al ver al varón inconsciente, con dos heridas aparentemente con arma blanca, a la altura del pecho, procedieron a hacerle maniobras de reanimación, pero después de ese intentó, finalmente determinaron que había dejado de respirar.

La zona fue acordonada por agentes viales y policías municipales y turísticos estatales que llegaron a tomar conocimiento de los hechos, y posteriormente se presentó también personal de la Agencia Estatal de Investigaciones de la Fiscalía General, para encabezar las diligencias del levantamiento de cadáver.

DENUNCIAN VENGANZA DE NARCOMENUDISTAS

El ahora occiso fue identificado por sus deudos como Alejandro N, de 20 años de edad, quien vivía en la colonia Valle de San Miguel en el municipio de Huejotzingo, pero había venido con su familia a la 14 Poniente del Centro de esta ciudad, a visitar a su abuela.

En entrevista con EL SOL DE PUEBLA pidieron a las autoridades correspondientes que se haga una investigación profunda, pues sospechan que los responsables de haber asesinado a Alejandro, fueron personas que se dedican a la venta de droga en esta zona del Centro.

Refuerzan su acusación debido a que hace un mes Alejandro fue golpeado y amenazado de muerte, y él mismo les confesó en aquella ocasión que debía dinero por drogas que le surtieron.

El joven se dedicaba a la venta de papás fritas y era adicto a la heroína, puntualizaron.