Revisan hospitales ante sospecha de infección, en Sinaloa

Foto especial

Revisan hospitales ante sospecha de infección, en Sinaloa

  • La Prensa
  • en República

Por: Irene Medrano Villanueva / El Sol de Sinaloa

Culiacán, Sin.- La Secretaría de Salud está verificando los protocolos para manejo de infecciones en todos los hospitales generales de Sinaloa ante la sospecha de una infección en brote, luego de la muerte de seis bebés recién nacidos durante los últimos días.

Por lo pronto el Secretario de Salud en Sinaloa,  Alfredo Román Messina, destacó que los resultados epidemiológicos practicados a bebés que han fallecido en el hospital de los Mochis son negativos para el desarrollo de una bacteria, por lo que descartó que la muerte haya sido por esa causa, sin embargo, sostuvo que se practicó un segundo estudio cuyos resultados se obtendrán el próximo martes.

El titular de Salud en Sinaloa expuso  que  los fallecimientos obedecen a causas circunstanciales por su condición de prematuros.

“Estamos activando todos los protocolos de seguridad encabezados por el Departamento de Calidad y el Departamento de Epidemiología, que está haciendo un cerco epidemiológico a todas las unidades donde se mantienen pequeñitos y adultos en extremo grado bajo de defensas”, explicó.

Destacó que el Hospital General de Los Mochis cumple con los estándares oficiales mexicanos, con un servicio de neonatología acreditado y que se están extremando las medidas preventivas con una exhaustiva limpieza, e incluso, si los pediatras así lo autorizan, cambiar de zona a los bebes en condición prematura.

“Estamos haciendo un exhaustivo trabajo de limpieza en esa área y como medida preventiva, si los pediatras nos lo autorizan, vamos a cambiar a los pequeñitos a otra área, virgen completamente, donde no pudiera haber la sospecha de que floreciera alguna bacteria que pudiera ser agresiva para los pequeños, esto es nada más para extremar precauciones”, indicó.

Román Messina puntualizó que desde el primer caso se activó un protocolo de acción y la permanencia de un equipo de especialistas y de calidad para hacer las adecuaciones que fueran necesarias si así se requiriera.

“Esto se ha hecho mediático nos preocupa más porque bueno, es inusual que fallezcan varios niños en un periodo de tiempo tan corto; la investigación que estamos realizando nos arroja hasta ahora que han sido muertes circunstanciales”, expresó.

Detalló que de los seis niños, tres de ellos cuya prematurez extrema los hacía vulnerables, son bebés de 20, 21 y 22 semanas de gestación uno de ellos con un hidropesía de recién nacido que es una enfermedad que puede ser mortal. Y los otros fallecieron por prematurez extrema.

Los otros tres pequeños con edad gestacional de alrededor de 30 semanas fallecieron por complicaciones propias de la prematurez, que al ser pequeñitos de edad y de peso tan reducidos no tienen las defensas necesarias y las bacterias se reproducen muy rápidamente en ellos.

“Estamos haciendo una explicación médica racional de lo que está sucediendo y estamos activando los protocolos de seguridad. Nuestro ejercicio y nuestro planteamiento es muy profesional bajo un equipo de expertos”.

Respecto a los cinco niños que permanecían internados todavía el viernes por la tarde, indicó que la información es que al momento están estables.