A machetazos

Foto: Archivo La Prensa

A machetazos

  • La Prensa
  • en República

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Amílcar García Ruiz / DIARIO DEL SUR

Acacoyagua, Chiapas.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), a través de peritos y corporaciones policíacas, dieron inicio a las investigaciones relacionadas con la muerte del guatemalteco César Amílcar Chávez Lima, de 19 años de edad, quien supuestamente se opuso a un asalto y fue asesinado a machetazos.

Reportes emitidos por elementos Dirección de Seguridad Pública Municipal, así como de la Policía Estatal Preventiva (PEP), indican que alrededor de las 00:40 horas fueron alertados por automovilistas que sobre el citado tramo carretero, a la altura del rancho “San Pedro”, una persona del sexo masculino pedía auxilio ya que casi junto a sus pies estaba una persona sin vida.

Policías se trasladaron al lugar antes mencionado, en donde encontraron a quien dijo llamarse Marco Antonio Juárez Peyo, originario de Guatemala, Centroamérica.

Asimismo, el indocumentado informó a las autoridades que él y su amigo César Amílcar Chávez Lima, caminaban sobre la carretera pues su objetivo era llegar a los Estados Unidos. Sin embargo, repentinamente fueron interceptados por un solitario sujeto que portaba filoso machete con el cual los amenazó, diciéndoles que se trataba de un asalto, enseguida el delincuente empezó a despojarlos de sus pertenencias, pero fue César Amílcar Chávez quien se opuso al atraco y en consecuencias el malhechor le dio dos machetazos en la cabeza.

Ante esto, la policía que ya encontró herido al guatemalteco, pidió el apoyo de paramédicos de Protección Civil, quienes lo trasladaron al Hospital de Mapastepec, en donde debido a las lesiones a los pocos minutos falleció.

Ante esto, solicitaron la intervención de peritos de la misma Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), para que iniciara con las diligencias correspondientes, incluyendo fe ministerial en el lugar de los lamentables hechos, declaración del acompañante que vivió esos momentos de angustia y vio la manera tan cruel que le asestaron los filazos.