Continúan trabajos en construcción suspendida de gasolinera

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Joel Olea Galindo / TRIBUNA DE SAN LUIS

San Luis Río Colorado, Sonora.- A pesar de haber sido  suspendida la construcción de una gasolinera en la avenida Obregón y  calle 39 por parte de la Dirección de Catastro y Desarrollo Urbano y
Ecología del 27 Ayuntamiento de San Luis, todavía algunos trabajadores  continúan realizando su labor, por lo que ha despertado la inconformidad  entre vecinos locatarios y ahora por estudiantes de la Unidep que temen  por su seguridad.
Así lo dieron a conocer algunos estudiantes que fueron entrevistados por  TRIBUNA de San Luis, en el cual condenaron la forma impune en que la  empresa Cargas continúa con la obra sin considerar la seguridad de  quienes concurren a menudo dicho sector urbano. Claudia “A” y Jazmín “H”, estudiantes de la carrera de administración de  empresas, dijeron que les es muy extraño que a pesar de que aun la obra  tiene puestos los sellos de suspensión de obra, continúen avanzando en la  misma.
Dijo una de las entrevistadas que las autoridades deben de hacer bien su  trabajo y de poner ante todo, la seguridad de los ciudadanos que acuden a  la universidad y a los campos de la unidad deportiva Lázaro Cárdenas. “Antes había un negocio expendedor de gas LP, misma que tuvo que ser  retirada del lugar por el latente peligro que representaba para el  alumnado y de inmediato la reubicaron a un par de cuadras más adelante”. Jazmín “H” sostuvo no entender por qué se permita que esta empresa  reanude la construcción de la gasolinera, que expone más peligro en el  área y afecta la tranquilidad del alumnado.
Mientras tanto, los locatarios que se sitúan a espaldas de la misma, aún  están bajo incertidumbre porque la construcción continúa a pesar de tener
colocados los sellos de suspensión. José Luis Vázquez Canela, propietario de una taquería contigua señaló que  lamentablemente se viven momentos de angustia y preocupación entre los  trabajadores que laboran en ese sector, así como los propietarios de los  inmuebles, ya que la empresa Cargas de la vecina capital de Mexicali,  está empecinada en establecerse en ese lugar, “lo que es irregular según  la Ley en este estado”. “Se supone que no debe de establecerse una estación de gasolina que  colinde a escasos metros de una universidad, además de un complejo  deportivo donde acuden cada día muchas personas, aparte de que se  encuentra en la avenida principal donde se encuentra el lado en que corre  el gasoducto”.