/ viernes 27 de noviembre de 2020

Resultaron lesionadas varias mujeres policías durante la marcha feminista

"Si realmente pelean por la violencia hacia la mujer, entonces porque nos atacan si somos mujeres policías", declaró un atenea a La Prensa

Durante la manifestación realizada por mujeres feministas el día miércoles 25 de noviembre, en el Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la mujer, varias mujeres policías pertenecientes a la agrupación Ateneas resultaron lesionadas por las manifestantes mujeres.

El trabajo del personal femenino de la Secretaria de Seguridad Ciudadana SSC, es la seguridad pública, las órdenes eran contener a los grupos violentos sin embargo, ella ha vivido la violencia pero es el trabajo que le tocó hacer.

Carmen Ariadna Guzmán Salazar de 30 años de edad, madre de una pequeña de siete años, comentó para La Prensa su experiencia durante la manifestación feminista, en donde dio a conocer su sentir.

En las inmediaciones del Zócalo capitalino, las ateneas tuvieron que resguardar la integridad de los ciudadanos que se encontraban en el campamento FRENA, ya que se encontraban niños, mujeres y hombres y aunque sabían que tendrían que soportar los ataques de la mujeres de los colectivos feministas, hicieron su trabajo.

"Si realmente pelean por la violencia hacia la mujer, entonces porque nos atacan si somos mujeres policías".

Desde que iniciaron las manifestaciones, ellas siempre han pedido que se termine con la violencia y aseguran que son personas pacíficas sin embargo, sus acciones cada vez son más violentas y radicales.

Carmen el día de ayer resultó lesionada, cuando una de las mujeres feministas la agredió por la espalda con un tubo, además fue testigo de cómo sus compañeras también fueron violentadas con martillos, petardos, entre otras cosas.

A causa de las lesiones tuvo que ser tratada de inmediato por personal médico, que se encontraba en la marcha, tras revisarla y brindarle los primeros auxilios, regreso de inmediato a su formación.

El día de ayer por la adrenalina que cruzaba por todo su cuerpo, no pudo sentir el dolor sin embargo, un día después siente mucho dolor por lo que irá a sacarse placas y revisar que todo esté bien.

"Desde el momento que portamos el uniforme, sabemos que es nuestro deber salvaguardar la integridad de los civiles, pero también entendemos que estamos expuestas a todo tipo de agresiones".

Mencionó que sus padres están muy orgullosos y contentos de su trabajo y aunque se preocupan por ella, están contentos que de llegué sana y salva después de estas manifestaciones.

"Cada vez que ellas ven una mujer policía, nos ven como un objeto para ser agredido, también somos mujeres que no se les olvide".

Durante la manifestación realizada por mujeres feministas el día miércoles 25 de noviembre, en el Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la mujer, varias mujeres policías pertenecientes a la agrupación Ateneas resultaron lesionadas por las manifestantes mujeres.

El trabajo del personal femenino de la Secretaria de Seguridad Ciudadana SSC, es la seguridad pública, las órdenes eran contener a los grupos violentos sin embargo, ella ha vivido la violencia pero es el trabajo que le tocó hacer.

Carmen Ariadna Guzmán Salazar de 30 años de edad, madre de una pequeña de siete años, comentó para La Prensa su experiencia durante la manifestación feminista, en donde dio a conocer su sentir.

En las inmediaciones del Zócalo capitalino, las ateneas tuvieron que resguardar la integridad de los ciudadanos que se encontraban en el campamento FRENA, ya que se encontraban niños, mujeres y hombres y aunque sabían que tendrían que soportar los ataques de la mujeres de los colectivos feministas, hicieron su trabajo.

"Si realmente pelean por la violencia hacia la mujer, entonces porque nos atacan si somos mujeres policías".

Desde que iniciaron las manifestaciones, ellas siempre han pedido que se termine con la violencia y aseguran que son personas pacíficas sin embargo, sus acciones cada vez son más violentas y radicales.

Carmen el día de ayer resultó lesionada, cuando una de las mujeres feministas la agredió por la espalda con un tubo, además fue testigo de cómo sus compañeras también fueron violentadas con martillos, petardos, entre otras cosas.

A causa de las lesiones tuvo que ser tratada de inmediato por personal médico, que se encontraba en la marcha, tras revisarla y brindarle los primeros auxilios, regreso de inmediato a su formación.

El día de ayer por la adrenalina que cruzaba por todo su cuerpo, no pudo sentir el dolor sin embargo, un día después siente mucho dolor por lo que irá a sacarse placas y revisar que todo esté bien.

"Desde el momento que portamos el uniforme, sabemos que es nuestro deber salvaguardar la integridad de los civiles, pero también entendemos que estamos expuestas a todo tipo de agresiones".

Mencionó que sus padres están muy orgullosos y contentos de su trabajo y aunque se preocupan por ella, están contentos que de llegué sana y salva después de estas manifestaciones.

"Cada vez que ellas ven una mujer policía, nos ven como un objeto para ser agredido, también somos mujeres que no se les olvide".