/ lunes 1 de julio de 2019

Pitbull acaba a mordidas con la vida de niño en Iztapalapa

El pequeño de un año y 11 meses murió tras recibir múltiples mordeduras en todo su cuerpo

Un perro de la raza pitbull atacó a un niño de un año y 11 meses dentro de su casa en la colonia Mixcoac perímetro de la alcaldía Iztapalapa, el menor habría sido atacada por el canino frente a su madre que desesperada trató de separar al agresivo perro sin lograr conseguirlo.

Un reporte vía radio alertó a policías capitalinos adscritos al sector Quetzal, sobre un ataque de canino en el cual, una menor resultó herida. Rápidamente los uniformados llegaron a la calle Mixtecas casi al cruce de la calle Franqueza en la colonia Mixcoatl de la alcaldía mencionada.

Foto: cortesía

Foto: cortesía

Al arribar al sitio los policías observaron que un perro de la raza pitbull había atacado a una pequeñita de un año y 11 meses, ocasionándole varias mordeduras en todo su cuerpo, por lo que pidieron rápidamente el apoyo de paramédicos para valorar a la víctima.

Fue así que una unidad médica del ERUM acudió al sitio solo para certificar la muerte del menor, los paramédicos no pudieron hacer nada ante las graves mordeduras ocasionadas por el canino. Tras corroborar la ausencia de vida del bebé, se notificó al Ministerio Publico para que abra una carpeta para investigar este caso.

Un perro de la raza pitbull atacó a un niño de un año y 11 meses dentro de su casa en la colonia Mixcoac perímetro de la alcaldía Iztapalapa, el menor habría sido atacada por el canino frente a su madre que desesperada trató de separar al agresivo perro sin lograr conseguirlo.

Un reporte vía radio alertó a policías capitalinos adscritos al sector Quetzal, sobre un ataque de canino en el cual, una menor resultó herida. Rápidamente los uniformados llegaron a la calle Mixtecas casi al cruce de la calle Franqueza en la colonia Mixcoatl de la alcaldía mencionada.

Foto: cortesía

Foto: cortesía

Al arribar al sitio los policías observaron que un perro de la raza pitbull había atacado a una pequeñita de un año y 11 meses, ocasionándole varias mordeduras en todo su cuerpo, por lo que pidieron rápidamente el apoyo de paramédicos para valorar a la víctima.

Fue así que una unidad médica del ERUM acudió al sitio solo para certificar la muerte del menor, los paramédicos no pudieron hacer nada ante las graves mordeduras ocasionadas por el canino. Tras corroborar la ausencia de vida del bebé, se notificó al Ministerio Publico para que abra una carpeta para investigar este caso.