/ lunes 19 de agosto de 2019

‘Pensé que me iba a matar’ joven sobrevive a intento de secuestro por chofer de Uber

Brenda tomó las medidas necesarias, pero no fue suficiente pues tuvo que luchar para evitar ser otra víctima más de feminicidio

Un nuevo intento de secuestro fue denunciado a través de las redes sociales, esta vez una joven narró la terrible pesadilla que sufrió tras sobrevivir a un intento de secuestro por un conductor de Uber.

La víctima que fue identificada como Brenda, originaria de Guanajuato, publicó en su cuenta de Twitter que tomó las medidas necesarias: compartió el viaje, la foto del conductor, placas del vehículo y la ruta, sin embargo, eso no fue suficiente pues tuvo que luchar por su vida para evitar ser otra víctima más de feminicidio.

La mujer dio a conocer, que tras abordar un vehículo del servicio de transporte privado en la Central del Norte hacia Masaryk, el conductor la amenazó.

De inmediato el chofer sacó una pistola y amagó a Brenda, para luego dirigirse hacia Ecatepec, Estado de México. La joven, aterrada de lo que podía hacerle le rogó en varias ocasiones que se llevara su efectivo, tarjetas bancarias y su maleta.

"No sabes cómo le pedí al conductor que no me hiciera nada, que se llevara las cosas y que no había necesidad de lastimarme. No saben cómo le pedí a Dios que no me dejara morir así. Le pedí que me permitiera ver a mi hijo crecer"…

Al desconocer el camino por el que conducía su agresor, Brenda logró descontrolar el volante del vehículo porque prefería morir en un accidente a que la asesinaran.

En cuanto pudo distraer al chofer de Uber, la víctima abrió su puerta y saltó de la unidad en movimiento, narró que dio tres vueltas en el asfalto, se paró y corrió para buscar su celular, que fue arrojado minutos antes y pedir ayuda. La calle estaba oscura, gritó por ayuda, mientras que el conductor se echó en reversa para intentar alcanzarla, pero afortunadamente apareció otro automóvil y la apoyó.

"El conductor desde que me vio sabía perfectamente lo que iba a hacer. Tuve la suerte de escapar, hoy tal vez sería una más entre las cientos de mujeres que están matando porque pueden y nadie hace nada".

Tras vivir esta pesadilla, Brenda acudió al Ministerio Público de Ciudad Satélite para levantar una denuncia, pero aseguró que fue enviada a otro MP. A través de su cuenta de Twitter pidió también apoyo a la Jefa de Gobierno para poner un alto a estos secuestros y asesinatos para evitar que otra mujer sea víctima.

APA

Un nuevo intento de secuestro fue denunciado a través de las redes sociales, esta vez una joven narró la terrible pesadilla que sufrió tras sobrevivir a un intento de secuestro por un conductor de Uber.

La víctima que fue identificada como Brenda, originaria de Guanajuato, publicó en su cuenta de Twitter que tomó las medidas necesarias: compartió el viaje, la foto del conductor, placas del vehículo y la ruta, sin embargo, eso no fue suficiente pues tuvo que luchar por su vida para evitar ser otra víctima más de feminicidio.

La mujer dio a conocer, que tras abordar un vehículo del servicio de transporte privado en la Central del Norte hacia Masaryk, el conductor la amenazó.

De inmediato el chofer sacó una pistola y amagó a Brenda, para luego dirigirse hacia Ecatepec, Estado de México. La joven, aterrada de lo que podía hacerle le rogó en varias ocasiones que se llevara su efectivo, tarjetas bancarias y su maleta.

"No sabes cómo le pedí al conductor que no me hiciera nada, que se llevara las cosas y que no había necesidad de lastimarme. No saben cómo le pedí a Dios que no me dejara morir así. Le pedí que me permitiera ver a mi hijo crecer"…

Al desconocer el camino por el que conducía su agresor, Brenda logró descontrolar el volante del vehículo porque prefería morir en un accidente a que la asesinaran.

En cuanto pudo distraer al chofer de Uber, la víctima abrió su puerta y saltó de la unidad en movimiento, narró que dio tres vueltas en el asfalto, se paró y corrió para buscar su celular, que fue arrojado minutos antes y pedir ayuda. La calle estaba oscura, gritó por ayuda, mientras que el conductor se echó en reversa para intentar alcanzarla, pero afortunadamente apareció otro automóvil y la apoyó.

"El conductor desde que me vio sabía perfectamente lo que iba a hacer. Tuve la suerte de escapar, hoy tal vez sería una más entre las cientos de mujeres que están matando porque pueden y nadie hace nada".

Tras vivir esta pesadilla, Brenda acudió al Ministerio Público de Ciudad Satélite para levantar una denuncia, pero aseguró que fue enviada a otro MP. A través de su cuenta de Twitter pidió también apoyo a la Jefa de Gobierno para poner un alto a estos secuestros y asesinatos para evitar que otra mujer sea víctima.

APA