Los hechos se registraron la noche de ayer, dentro de una gasolinera, ubicada en la esquina de la calle Valle de Santiago y la avenida Carlos Hank González

Previo a la cena de año nuevo, un hombre de 35 años de edad que se ganaba la vida vendiendo dulces en la vía pública, ya no pudo llegar, pues un paro cardiaco le arrebató la vida casi de manera instantánea.

Los hechos que costaron la vida de este hombre, hasta el momento desconocido, se registraron la noche de ayer, dentro de una gasolinera, ubicada en la esquina de la calle Valle de Santiago y la avenida Carlos Hank González, en la colonia Granjas Valle de Guadalupe, en el municipio de Ecatepec.

“Llego muy apresurado nos dijo que se sentía muy mal, entró a la bodega de una tienda con razón social Fiesta Market y enseguida se desmayó, al notar eso tratamos de auxiliarlo, pero como no respondía pedimos el auxilio de una ambulancia, aunque cuando los tripulantes de la unidad UM2021 llegaron y trataron de brindarle los primeros auxilios, determinaron que ya estaba muerto y que al parecer murió de un paro cardiaco fulminante”, dijeron algunos de los empleados de la gasolinera a la policía.

Después de que los paramédicos confirmaron la muerte de este hombre que a decir de los empleados de la gasolinera se ganaba la vida vendiendo dulces en el crucero, elementos de la policía municipal acordonaron toda la zona y pidieron la intervención del Ministerio Público para que diera fe de los hechos.

Durante las primeras inspecciones oculares que practicó en el lugar, el MP informó que a simple vista no se le apreciaron al occiso huellas de violencia en el cuerpo y que al parecer si murió de un paro cardiaco como lo dijeron los paramédicos.

Sin embargo, dijo el Representante Social serán los peritos y el médico legista quienes determinen las verdaderas causas de su muerte, una vez que concluyan con sus peritajes y la necropsia de ley, lo anterior para deslindar responsabilidades.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem