/ viernes 26 de febrero de 2021

Rescatan a hombre que fue secuestrado; exigían 200 mil pesos por su liberación

Elementos de la policía municipal de Neza implementaron el operativo de rescate, aunque no se detuvo a ninguna persona

En un rápido y efectivo operativo, elementos de la policía municipal de Nezahualcoyotl rescataron a un hombre que había sido secuestrado en la Ciudad de México por un grupo de delincuentes que exigían 200 mil pesos a cambio de su liberación.

Jorge Amador, jefe de la policía de Neza informó que el operativo que dio como resultado la liberación de este hombre se dio en respuesta al llamado de auxilio de una hija del secuestrado que aseguró que sobre la Avenida periférico, a altura de la zona conocida como las Bombas, en el municipio de Neza, los presuntos plagiarios la habían citado para el pago del rescate, por lo que elementos a su cargo de inmediato se movilizaron para ubicar y detener a los supuestos captores al momento en que cobraran.

Sin embargo, dijo el jefe policíaco, no se pudo detener a los presuntos secuestradores, pues en cuanto se percataron del operativo y que había muchos policías en el lugar, abandonaron al plagiado y se dieron a la fuga, sin que cobraran el pago del rescate.

Al ser cuestionada por los policías, la mujer dijo que su padre había sido secuestrado el 22 de febrero en la alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, por un grupo de sujetos que lo interceptaron cuando viajaba en su auto de la marca Toyota.

La mujer dijo a los policías que horas más tarde recibió una llamada de un sujeto que le exigía la cantidad de 200 mil pesos para liberarlo, ese mismo día, una hora después, la mamá de la denunciante recibió otra llamada exigiendo el dinero o de lo contrario matarían a su víctima.

Explico que luego de ello, los presuntos secuestradores subieron a su padre en otro auto y que el día de ayer recibió un mensaje con la ubicación de su Padre como referente la Av periférico y le indicaron que ahí lo encontraría y ahí mismo realizaría el pago del rescate, por lo que Agentes del Grupo Metropolitano de Reacción implementaron un fuerte operativo, a fin de localizar y rescatar al plagiado, lo que ocurrió minutos más tarde sobre Avenida periférico a la altura de las básculas estando, donde los encontraron tirado en el piso y maniatado.

Jorge Amador, dijo que una vez rescatado, el afectado dijo que había sido interceptado sobre Avenida Revolución en la Ciudad de México, por dos sujetos que viajaban en un vehículo Jetta, color blanco, quienes lo bajaron de su auto Toyota, para subirlo al vehículo color blanco, donde le taparon los ojos y lo maniataron llevándolo a un inmueble estando incomunicado para después sacarlo y llevarlo sobre Avenida periférico donde de manera hipotética los presuntos secuestradores planeaban cobrar el rescate, aunque no lograron su objetivo por la presencia policíaca..

Paramédicos de Rescate Municipal valoraron a la persona recatada y luego de ello Policías municipales trasladaron a la denunciante y a la víctima a la Fiscalía Antisecuestros de la Ciudad de México para que realizaran la denuncia correspondiente.

En un rápido y efectivo operativo, elementos de la policía municipal de Nezahualcoyotl rescataron a un hombre que había sido secuestrado en la Ciudad de México por un grupo de delincuentes que exigían 200 mil pesos a cambio de su liberación.

Jorge Amador, jefe de la policía de Neza informó que el operativo que dio como resultado la liberación de este hombre se dio en respuesta al llamado de auxilio de una hija del secuestrado que aseguró que sobre la Avenida periférico, a altura de la zona conocida como las Bombas, en el municipio de Neza, los presuntos plagiarios la habían citado para el pago del rescate, por lo que elementos a su cargo de inmediato se movilizaron para ubicar y detener a los supuestos captores al momento en que cobraran.

Sin embargo, dijo el jefe policíaco, no se pudo detener a los presuntos secuestradores, pues en cuanto se percataron del operativo y que había muchos policías en el lugar, abandonaron al plagiado y se dieron a la fuga, sin que cobraran el pago del rescate.

Al ser cuestionada por los policías, la mujer dijo que su padre había sido secuestrado el 22 de febrero en la alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, por un grupo de sujetos que lo interceptaron cuando viajaba en su auto de la marca Toyota.

La mujer dijo a los policías que horas más tarde recibió una llamada de un sujeto que le exigía la cantidad de 200 mil pesos para liberarlo, ese mismo día, una hora después, la mamá de la denunciante recibió otra llamada exigiendo el dinero o de lo contrario matarían a su víctima.

Explico que luego de ello, los presuntos secuestradores subieron a su padre en otro auto y que el día de ayer recibió un mensaje con la ubicación de su Padre como referente la Av periférico y le indicaron que ahí lo encontraría y ahí mismo realizaría el pago del rescate, por lo que Agentes del Grupo Metropolitano de Reacción implementaron un fuerte operativo, a fin de localizar y rescatar al plagiado, lo que ocurrió minutos más tarde sobre Avenida periférico a la altura de las básculas estando, donde los encontraron tirado en el piso y maniatado.

Jorge Amador, dijo que una vez rescatado, el afectado dijo que había sido interceptado sobre Avenida Revolución en la Ciudad de México, por dos sujetos que viajaban en un vehículo Jetta, color blanco, quienes lo bajaron de su auto Toyota, para subirlo al vehículo color blanco, donde le taparon los ojos y lo maniataron llevándolo a un inmueble estando incomunicado para después sacarlo y llevarlo sobre Avenida periférico donde de manera hipotética los presuntos secuestradores planeaban cobrar el rescate, aunque no lograron su objetivo por la presencia policíaca..

Paramédicos de Rescate Municipal valoraron a la persona recatada y luego de ello Policías municipales trasladaron a la denunciante y a la víctima a la Fiscalía Antisecuestros de la Ciudad de México para que realizaran la denuncia correspondiente.

Archivos Secretos

Maestro y guerrillero Lucio Cabañas ¿Asesinato o suicidio?

Abatido por el Ejército, su cadáver permaneció -según versión de Andrés Bustos Fuentes, corresponsal de LA PRENSA- desnudo en la plancha de la sala de sanidad del 27 Batallón de Infantería, perteneciente a la XXVII Zona Militar