/ jueves 10 de septiembre de 2020

Matan a balazos al chofer de transporte público en Naucalpan

Por el número de tiros se cree que fue un ataque directo

NAUCALPAN, Méx., 10 de Septiembre.-Un hombre de aproximadamente 50 años de edad, chófer de un microbús, fue asesinado de por lo menos 8 balazos en diferentes partes de su cuerpo, por solitario sujeto que subió a su unidad como cualquier pasajero y que al tenerlo de frente lo llenó de plomo.

Mientras que el chófer quedó tirado y muerto sobre el pasillo de la unidad, el presunto homicida que a decir de la policía al parecer actúo en una venganza de presuntos delincuentes, bajo corriendo de la unidad y ante los gritos de terror de los usuarios se dio a la fuga.

Los hechos que costaron la vida de quien fue identificado únicamente con el apodo de “La chancla”, se registraron minutos después de las 11 de la mañana de este jueves, en el interior de un microbús de la ruta 27, número económico 189 que circulaba en la esquina del periférico Norte e Ingenieros Militares, en la colonia del Parque, en los límites de este Municipio y la Alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

Autoridades policíacas informaron que de acuerdo a las primeras investigaciones que se realizaron y por las versiones que dio Oscar “N”, compañero del ahora occiso, este circulaba con toda normalidad por la zona, cuando un sujeto que subió a su unidad como cualquier pasajero sorpresivamente sacó de entre sus ropas un arma de fuego para asesinarlo a balazos ante la aterrada mirada de los pasajeros.

Después de que el presunto homicida bajo de la unidad para darse a la fuga, los mismos pasajeros al darse cuenta que el estado de salud del chófer era grave de inmediato pidieron el auxilio de una ambulancia para que recibiera atención médica de urgencia; sin embargo, cuando paramédicos de la Cruz Roja llegaron ya era tarde, pues ya había muerto, a consecuencia de los múltiples balazos que recibió en varias partes de su cuerpo.

Al tener conocimiento de los hechos, en atención a un llamado de auxilio, elementos de la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México arribaron al lugar y al confirmar la muerte de este hombre acordonaron toda la zona y pidieron la intervención del Ministerio Público para que diera fe de los hechos.

Durante las primeras inspecciones oculares que practicó en el lugar, el MP dijo que el occiso quedó tirado en el pasillo del microbús y que a simple vista se le apreciaron 8 balazos en diferentes partes de su cuerpo, uno de ellos en la cabeza, lo que a decir del MP habla de una ejecución en una presunta venganza de delincuentes, presunción que ya es investigada por policías ministeriales y que confiaron aclarar conforme avancen sus trabajos policíacos.


NAUCALPAN, Méx., 10 de Septiembre.-Un hombre de aproximadamente 50 años de edad, chófer de un microbús, fue asesinado de por lo menos 8 balazos en diferentes partes de su cuerpo, por solitario sujeto que subió a su unidad como cualquier pasajero y que al tenerlo de frente lo llenó de plomo.

Mientras que el chófer quedó tirado y muerto sobre el pasillo de la unidad, el presunto homicida que a decir de la policía al parecer actúo en una venganza de presuntos delincuentes, bajo corriendo de la unidad y ante los gritos de terror de los usuarios se dio a la fuga.

Los hechos que costaron la vida de quien fue identificado únicamente con el apodo de “La chancla”, se registraron minutos después de las 11 de la mañana de este jueves, en el interior de un microbús de la ruta 27, número económico 189 que circulaba en la esquina del periférico Norte e Ingenieros Militares, en la colonia del Parque, en los límites de este Municipio y la Alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

Autoridades policíacas informaron que de acuerdo a las primeras investigaciones que se realizaron y por las versiones que dio Oscar “N”, compañero del ahora occiso, este circulaba con toda normalidad por la zona, cuando un sujeto que subió a su unidad como cualquier pasajero sorpresivamente sacó de entre sus ropas un arma de fuego para asesinarlo a balazos ante la aterrada mirada de los pasajeros.

Después de que el presunto homicida bajo de la unidad para darse a la fuga, los mismos pasajeros al darse cuenta que el estado de salud del chófer era grave de inmediato pidieron el auxilio de una ambulancia para que recibiera atención médica de urgencia; sin embargo, cuando paramédicos de la Cruz Roja llegaron ya era tarde, pues ya había muerto, a consecuencia de los múltiples balazos que recibió en varias partes de su cuerpo.

Al tener conocimiento de los hechos, en atención a un llamado de auxilio, elementos de la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México arribaron al lugar y al confirmar la muerte de este hombre acordonaron toda la zona y pidieron la intervención del Ministerio Público para que diera fe de los hechos.

Durante las primeras inspecciones oculares que practicó en el lugar, el MP dijo que el occiso quedó tirado en el pasillo del microbús y que a simple vista se le apreciaron 8 balazos en diferentes partes de su cuerpo, uno de ellos en la cabeza, lo que a decir del MP habla de una ejecución en una presunta venganza de delincuentes, presunción que ya es investigada por policías ministeriales y que confiaron aclarar conforme avancen sus trabajos policíacos.