/ martes 25 de febrero de 2020

Horrorizado padre encuentra a su hijo colgado dentro de su casa

El MP dijo que todo indica que se trató de un suicidio

Terrible sorpresa se llevó un padre de familia, cuando al entrar a su casa encontró muerto a su hijo de 25 años de edad, colgado de una viga del techo con un lazo al cuello.

El angustiado hombre al observar que su hijo estaba colgado, lo bajo con dificultad y como no respondía ni se movía pidió el auxilio de una ambulancia, aunque cuando paramédicos de Protección Civil llegaron a al domicilio ubicado en la colonia San Miguel Xico, primera sección, determinaron que ya no había nada que hacer, pues quien fue identificado como Víctor “N”, ya había muerto.

Ante tal situación, el padre del occiso quien se encontraba completamente desconcertado, pues desconocía las causas que tuvo su hijo para quitarse la vida, dio parte a la policía, por lo que minutos más tarde arribaron al inmueble policías municipales, que confirmaron el deceso del joven y acordonaron toda la zona y pidieron la intervención del Ministerio Público para que diera fe de los hechos.

Durante las primeras inspecciones oculares que practicó en el lugar el MP, informó que a simple vista no se le apreciaron huellas de violencia en el cuerpo al occiso, únicamente un surco que evidenciaba un suicidio.

Sin embargo, serán los peritos y el médico legista quienes determinen si el hombre, en verdad, se suicidó o si pudo ser asesinado, una vez que concluyan con los peritajes y la necropsia de ley, lo anterior para deslindar responsabilidades.

Terrible sorpresa se llevó un padre de familia, cuando al entrar a su casa encontró muerto a su hijo de 25 años de edad, colgado de una viga del techo con un lazo al cuello.

El angustiado hombre al observar que su hijo estaba colgado, lo bajo con dificultad y como no respondía ni se movía pidió el auxilio de una ambulancia, aunque cuando paramédicos de Protección Civil llegaron a al domicilio ubicado en la colonia San Miguel Xico, primera sección, determinaron que ya no había nada que hacer, pues quien fue identificado como Víctor “N”, ya había muerto.

Ante tal situación, el padre del occiso quien se encontraba completamente desconcertado, pues desconocía las causas que tuvo su hijo para quitarse la vida, dio parte a la policía, por lo que minutos más tarde arribaron al inmueble policías municipales, que confirmaron el deceso del joven y acordonaron toda la zona y pidieron la intervención del Ministerio Público para que diera fe de los hechos.

Durante las primeras inspecciones oculares que practicó en el lugar el MP, informó que a simple vista no se le apreciaron huellas de violencia en el cuerpo al occiso, únicamente un surco que evidenciaba un suicidio.

Sin embargo, serán los peritos y el médico legista quienes determinen si el hombre, en verdad, se suicidó o si pudo ser asesinado, una vez que concluyan con los peritajes y la necropsia de ley, lo anterior para deslindar responsabilidades.