/ jueves 26 de noviembre de 2020

Gabriela le encontró mensajes en whatsapp y él la estranguló

A cinco día de haber ocurrido el crimen fue detenido el presunto feminicida

TOLUCA, Méx., 26 de Noviembre.-Tras cinco días de intensas investigaciones, elementos de la policía ministerial detuvieron a un sujeto, quien la noche del pasado sábado golpeó y estrangulo a su pareja sentimental, tan solo porque le encontró en su celular varios mensajes de otra mujer.

Después de que asesinó a su pareja, Gabriela “N”, el presunto feminicida Joel “N” se dio a la fuga y se mantuvo oculto varios días, hasta que por la presión de la opinión pública y de familiares de la occisa, policías ministeriales lo encontraron y detuvieron cuando se escondía en la casa de un familiar, ubicada en calles del pueblo de San Marcos Yachihuacaltepec, en esta ciudad de Toluca.

Policías ministeriales informaron que la noche del pasado sábado, dicho sujeto tuvo fuerte discusión con su mujer, en el interior de su casa, ubicada en la colonia Del Parque, en esta ciudad, debido a que le encontró en su teléfono celular varios mensajes de otra mujer.

Debido a que la mujer amenazo a su pareja con irse de la casa por infiel, este trato de contenerla, pero como no entendía razones y estaba dispuesta a dejarlo, cegado por la ira comenzó a golpearla y luego fuera de si la estrangulo con sus manos.

Al darse cuenta que había matado a su mujer, el enloquecido sujeto salió de su casa para darse a la fuga antes de que la policía llegara y lo detuviera.

Sin embargo, como se sabía que él había matado a Gabriela, familiares de la occisa exigieron a la FGJEM justicia y que fuera capturado, además de que llevaron una fuerte campaña en las redes sociales para pedir la colaboración de la gente y ubicar y detener a dicho sujeto, lo cual finalmente sucedió gracias a esta campaña porque al parecer solo así trabaja la Fiscalía mexiquense.

El presunto feminicida fue trasladado a las instalaciones de la FGJEM, donde quedó a disposición del Ministerio Público, instancia que en las próximas horas determinará su situación legal por su presunta responsabilidad en el asesinato de su mujer.


TOLUCA, Méx., 26 de Noviembre.-Tras cinco días de intensas investigaciones, elementos de la policía ministerial detuvieron a un sujeto, quien la noche del pasado sábado golpeó y estrangulo a su pareja sentimental, tan solo porque le encontró en su celular varios mensajes de otra mujer.

Después de que asesinó a su pareja, Gabriela “N”, el presunto feminicida Joel “N” se dio a la fuga y se mantuvo oculto varios días, hasta que por la presión de la opinión pública y de familiares de la occisa, policías ministeriales lo encontraron y detuvieron cuando se escondía en la casa de un familiar, ubicada en calles del pueblo de San Marcos Yachihuacaltepec, en esta ciudad de Toluca.

Policías ministeriales informaron que la noche del pasado sábado, dicho sujeto tuvo fuerte discusión con su mujer, en el interior de su casa, ubicada en la colonia Del Parque, en esta ciudad, debido a que le encontró en su teléfono celular varios mensajes de otra mujer.

Debido a que la mujer amenazo a su pareja con irse de la casa por infiel, este trato de contenerla, pero como no entendía razones y estaba dispuesta a dejarlo, cegado por la ira comenzó a golpearla y luego fuera de si la estrangulo con sus manos.

Al darse cuenta que había matado a su mujer, el enloquecido sujeto salió de su casa para darse a la fuga antes de que la policía llegara y lo detuviera.

Sin embargo, como se sabía que él había matado a Gabriela, familiares de la occisa exigieron a la FGJEM justicia y que fuera capturado, además de que llevaron una fuerte campaña en las redes sociales para pedir la colaboración de la gente y ubicar y detener a dicho sujeto, lo cual finalmente sucedió gracias a esta campaña porque al parecer solo así trabaja la Fiscalía mexiquense.

El presunto feminicida fue trasladado a las instalaciones de la FGJEM, donde quedó a disposición del Ministerio Público, instancia que en las próximas horas determinará su situación legal por su presunta responsabilidad en el asesinato de su mujer.