/ viernes 29 de mayo de 2020

Paramédico sobrevivió al Covid-19 y está lista para seguir con su vocación

Yesenia presentó síntomas como pérdida del olfato, gusto y cansancio generalizado

La Policía Segundo Yesenia Flores, que pertenece al Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, estuvo 15 días en aislamiento, luego de ser diagnosticada como positivo al virus COVID-19, lo que le significó un reto y aprender a valorar muchas cosas de la vida cotidiana.

Durante el periodo en el que estuvo en casa, bajo el cuidado de su madre, la Policía Segundo se sentía desesperada por volver a sus labores como paramédico, de recorrer las calles a bordo de su motocicleta y atender cualquier emergencia en auxilio de la ciudadanía.

Durante el confinamiento, Yesenia presentó síntomas como pérdida del olfato, gusto y cansancio generalizado, lo que le dejó un gran aprendizaje de ponerle ganas a todo lo que hace, así como compartir su experiencia para que los demás se cuiden y cuiden a sus familias.

“No traten de caer en el pánico, es difícil el encierro, pero deben tratar de tranquilizarse y cuidarse” recomendó a la ciudadanía que lleva mucho tiempo en casa, pues dijo "debemos ser conscientes de lo que está pasando en nuestra Ciudad y nuestro País".

Con una actitud positiva resaltó que después de vivir esta terrible experiencia, desea donar su plasma en el Hospital la Raza, pues quiere ser parte del estudio que se llevará a cabo con personas que han superado la enfermedad, por lo que no duda en realizarse las pruebas para saber si es candidata para la donación.

Fue su compromiso con la ciudadanía y la pasión por su trabajo lo que la llevó a reincorporarse a sus actividades el pasado 13 de mayo, a pesar de que su familia no quería que regresara por el riesgo que corre, “mi madre siempre me ha apoyado y respeta mi decisión”, dijo.

Con 28 años de edad y 8 años de servicio en la SSC, Yesenia está convencida que después de haber superado el virus, debe volver y ayudar a salvar vidas, y compartir su experiencia para generar consciencia entre la ciudadanía de la importancia de quedarse en casa.

Después de todo lo que vivió, cuando recibió el alta médica, la paramédico reflexionó sobre la importancia de atender las recomendaciones de las autoridades, “aprendí que debemos tener cuidado de nosotros mismos, llevar una buena alimentación y evitar muchas cosas que nos causan daño”, señaló.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana, invita a la ciudadanía a quedarse en casa, respetar la sana distancia, utilizar cubrebocas si es estrictamente necesario que salgan de sus domicilios, estar pendientes de los mensajes que emiten las autoridades para saber cuándo será seguro salir y reanudar las actividades; en tanto, los policías de la SSC permanecen atentos para cuidar a la ciudadanía desde las calles.

La Policía Segundo Yesenia Flores, que pertenece al Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, estuvo 15 días en aislamiento, luego de ser diagnosticada como positivo al virus COVID-19, lo que le significó un reto y aprender a valorar muchas cosas de la vida cotidiana.

Durante el periodo en el que estuvo en casa, bajo el cuidado de su madre, la Policía Segundo se sentía desesperada por volver a sus labores como paramédico, de recorrer las calles a bordo de su motocicleta y atender cualquier emergencia en auxilio de la ciudadanía.

Durante el confinamiento, Yesenia presentó síntomas como pérdida del olfato, gusto y cansancio generalizado, lo que le dejó un gran aprendizaje de ponerle ganas a todo lo que hace, así como compartir su experiencia para que los demás se cuiden y cuiden a sus familias.

“No traten de caer en el pánico, es difícil el encierro, pero deben tratar de tranquilizarse y cuidarse” recomendó a la ciudadanía que lleva mucho tiempo en casa, pues dijo "debemos ser conscientes de lo que está pasando en nuestra Ciudad y nuestro País".

Con una actitud positiva resaltó que después de vivir esta terrible experiencia, desea donar su plasma en el Hospital la Raza, pues quiere ser parte del estudio que se llevará a cabo con personas que han superado la enfermedad, por lo que no duda en realizarse las pruebas para saber si es candidata para la donación.

Fue su compromiso con la ciudadanía y la pasión por su trabajo lo que la llevó a reincorporarse a sus actividades el pasado 13 de mayo, a pesar de que su familia no quería que regresara por el riesgo que corre, “mi madre siempre me ha apoyado y respeta mi decisión”, dijo.

Con 28 años de edad y 8 años de servicio en la SSC, Yesenia está convencida que después de haber superado el virus, debe volver y ayudar a salvar vidas, y compartir su experiencia para generar consciencia entre la ciudadanía de la importancia de quedarse en casa.

Después de todo lo que vivió, cuando recibió el alta médica, la paramédico reflexionó sobre la importancia de atender las recomendaciones de las autoridades, “aprendí que debemos tener cuidado de nosotros mismos, llevar una buena alimentación y evitar muchas cosas que nos causan daño”, señaló.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana, invita a la ciudadanía a quedarse en casa, respetar la sana distancia, utilizar cubrebocas si es estrictamente necesario que salgan de sus domicilios, estar pendientes de los mensajes que emiten las autoridades para saber cuándo será seguro salir y reanudar las actividades; en tanto, los policías de la SSC permanecen atentos para cuidar a la ciudadanía desde las calles.

Metrópoli

Atenderá ayuntamiento de Tlalne con citas a la población por miedo a rebrotes

Tlalnepantla se halla entre los cinco primeros municipios del Estado de México con el mayor número de casos a nivel estatal

Política

Mario Delgado pide elección abierta y por encuesta a la dirigencia de Morena

El diputado criticó la postura del presidente interino de su partido, Alfonso Ramírez Cuéllar

República

Resbala y azota de cabeza mientras reparaba tejado en Tolcayuca, Hgo

Sus compañeros pidieron la intervención de paramédicos pero nada pudieron hacer ante la muerte instantánea del trabajador