/ lunes 28 de diciembre de 2020

La ciencia forense es tecnología y algo más

Esclarecer un homicidio es una tarea complicada que obliga a toda una permanente innovación para acceder a la verdad científica de los crímenes

En los últimos años, la incidencia delictiva en la Ciudad de México ha aumentado exponencialmente al grado de promediar por mes hasta 120 homicidios dolosos, ya sea por disparo de arma de fuego, arma punzocortante u otro mecanismo, por lo que el investigar y conseguir justicia es una tarea complicada.

La Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, a cargo de María Seberina Ortega López, es una de las áreas más importantes en la investigación de hechos que podrían constituir un delito en la capital mexicana, por lo que el constante desarrollo y evolución de esta área es importante para el avance de las investigaciones.

El constante avance en las tecnologías de investigación forense ha llevado a esta oficina de la FGJ CDMX a innovar y crear una Unidad de Criminalística de Proximidad, con la finalidad de acortar los tiempos de reacción cuando de un homicidio doloso se trata y con esto preservar la mayor cantidad de evidencias que permitan a los investigadores forenses llegar a la verdad científica de los crímenes.

En mayo de 2020, a solicitud de la Fiscal General de Justicia, Ernestina Godoy, fueron creadas las Unidades de Criminalística de Proximidad, conocidas como UCP, conformado por un grupo especializado de criminalistas, fotógrafos forenses Policías de Investigación y Ministerios públicos, quienes en coordinación con el Centro de Comando y Cómputo C5 de la CDMX, captan y atienden todas las muertes derivadas de hechos violentos.

De acuerdo con estadísticas de la Fiscalía capitalina, tan solo en octubre, fueron iniciadas 96 carpetas de investigación por homidicio doloso, de estas, 65 se trató por disparo de arma de fuego, 19 con arma punzocortante y 12 por otros motivos, siendo la alcaldía Cuauhtemoc, la que concentra la mayor cantidad de incidencias delictivas.

LA VELOCIDAD DE REACCIÓN, ESENCIAL PARA LA PRESERVACIÓN DE INDICIOS

De acuerdo con Manuel Izquierdo Plata, director de criminalística, cuando ocurre un homicidio violento, mientras más pasa el tiempo, los indicios comienzan a degradarse, por lo que complica la investigación científica, por lo que la velocidad de reacción ante estas situaciones es esencial para preservar lo mejor posible la escena del crimen.

Los primeros minutos son importantes, por lo que en coordinación con el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano reciben en tiempo real los reportes cuando una o varias personas son víctimas de un homicidio doloso, la ubicación y los detalles que les permita atender la emergencia en tiempo real.

Se trabaja de la mano con el C5 de la Ciudad de México, así como el 911, ahí se dispara una alerta captada por la FGJ CDMX, y si el hecho es violento, de manera inmediata se canaliza a la célula de la UCP más próxima, a efecto de tener una capacidad de respuesta máxima de 20 minutos; a este llamado llegan elementos de la PDI, peritos en criminalística y fotografía

Manuel Izquierdo Plata.

Al llegar, la UCP toma control de la escena del crimen y es en este momento donde se traza la ruta a seguir para iniciar la investigación y no alterar los indicios que por medio de método científico puedan llegar a la verdad histórica de los crímenes; para esto, cuentan con tecnología y conocimientos más actualizados para desempeñar su labor.

Desde químicos de última generación, polvos convencionales y de diferentes materiales para el levantamiento de huellas, lámparas forenses, hasta cámaras robóticas de 360 grados, la tecnología con la que cuenta la FGJ CDMX para la investigación de las escenas del crimen de la capital mexicana.

“En un lugar de investigación intervienen muchas especialidades, dependiendo de la naturaleza del hecho, por ejemplo, tránsito terrestre, incendios y explosiones, valuación forense, hidrosanitarias, ingeniería y muchas más, dependiendo de las necesidades. Una vez que se termina en el lugar, el cuerpo es trasladado al anfiteatro para los exámenes periciales y ahondar en las causas de las lesiones que le quitaron la vida” destacó el director de Criminalística de la FGJ CDMX.

LOS MEJOR CAPACITADOS

La Unidad Criminalística de Proximidad está conformada por 32 criminalistas y la misma cantidad de fotógrafos, quienes en colaboración con Policías de Investigación conforman las células que se distribuyen en los cuatro puntos cardinales de la capital las 24 horas del día, los siete días de la semana para atender con mayor celeridad los homicidios dolosos.

“El beneficio de la UCP empieza en el tiempo de respuesta, anteriormente tardábamos hasta dos horas en atender un homicidio, ahora tardamos aproximadamente 20 minutos en llegar y esto nos da la ventaja de no perder indicios o evidencias, testigos mudos en el trabajo criminalística, lo que nos permite llegar a la verdad histórica del suceso”.

“La fiscalía por medio de la Unidad de Criminalística de Proximidad ha designado también una ambulancia forense especializada de traslado Covid, además de un equipo especializado para atender esto casos en la CDMX, por instrucciones de la Fiscal General, se ha destinado una unidad y un anfiteatro exclusivo para atender los casos Covid, con la intención de minimizar el riesgo de contagio al personal”, finalizó.

LA CIENCIA EN LOS MOMENTOS MÁS DIFÍCILES

“Es muy importante considerar que el perito, independientemente de que se encuentra capacitado para una atención inmediata, no debemos perder la parte humana, si bien es cierto debemos de plantarnos en la intervención, debemos de tener ese tacto y humanidad para coordinarnos con los familiares, que están pasando por un momento difícil, pero del éxito en la investigación depende el llegar a la justicia” Destacó Pedro Pablo López Perez, perito en jefe responsable de la Unidad Criminalística de Proximidad.

“Que se sientan protegidos muy respaldados en el trabajo científico y colegiado con la policía de investigación, quienes trabajamos desde una óptica científica y objetiva; existen especialistas en los laboratorios que nos van a ayudar a fortalecer las investigaciones científicas, en la UCP trabajan de manera muy profesional, crítico y objetivo”. finalizó

CIENTÍFICOS, PERO TAMBIÉN HUMANOS

Lady Laura Rocha Martínez, perito criminalística, es una de las 32 integrantes de la UCP, ella trabaja turnos de 24 horas, y a pesar de tener que lidiar todos los días con las escenas más violentas que ocurren en la Ciudad de México, ella prefiere ponerse la camiseta y separar su vida personal de la laboral para evitar que una infiera en la otra.

“Yo no lo veo como un trabajo, es algo que me gusta hacer, algo que yo estudie, y me gusta hacer, lo separo en cuestión que es a lo que me dedico y tengo que hacer bien, ponerme la camiseta” aunque hay escenas, como las de niños o mujeres la impactan, ella separa sus sentimientos del trabajo, para poder hacerlo bien.

Juan Antonio Gómez Mondragón, otro de los criminalistas especializados en homicidios dolosos de la UCP asegura que “el trabajo es emocionante, apasionante, trabajar para una fiscalía, en donde estamos en el área más delicada como son los homicidios dolosos, más ahora que se vive en un clima de violencia más delicado”.

Cada día, Juan Antonio sale de casa con la firme intención de que su trabajo, por difícil que este sea, no se mezcle con el ámbito familiar, “trato de no transmitir lo que vivo en el trabajo a mi familia, para no estresarlos a ellos, pues la presión que manejamos es mucha”.

Los errores en esta unidad son posible, pero para Juan Antonio, los errores pueden costar mucho, desde que una persona esté en libertad o sea ingresada a un reclusorio, por lo que su trabajo debe ser puntual para no tener que cargar con esta responsabilidad. Por eso, el trabajo en equipo es esencial.

LA FOTOGRAFÍA, UNA PARTE ESENCIAL

“Esto es difícil, cuando empiezas tienes que prepararte, no solo es salir de una escuela, tienes que irte preparando, al paso del tiempo empiezas a entender que no debes revolver tus sentimientos con tu trabajo porque dejas de ser objetivo. Con 25 años de servicio, Ivan Dimas Velázquez, aprendió a ser frio para no revolver los sentimientos con su labor.

Jonathan Uriel López Bautista, con apenas cuatro años de servicio, se sintió preparado y optó por concursar en la convocatoria, pero a pesar de tener estudios de posgrado en la materia, ha aprendido más de sus compañeros en la calle, lo que valora mucho.

“He aprendido a lidiar con el día a día, nos han agredido, pero es nuestro trabajo, hay que entender a la gente, aunque la persona haya fallecido, se merece respeto, merece justicia y ser tratada como lo que es, como una persona”.

El trabajo de los peritos en fotografía es esencial en las investigaciones, pues es con base a la preparación y la experiencia que logran capturar todos los detalles de una escena del crimen, “todo el conocimiento, la metodología, el procesamiento se va fijando, pues la práctica hace saber qué tipo de imágenes son las que más se necesitan” señaló Iván Dimas.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Pese a que el tipo de trabajo que hacen es reconocido por los familiares de las víctimas, ha habido ocasiones en que han sido agredidos y hasta amenazados con armas de fuego, por lo que ellos piden respeto a su trabajo, que confíen en ellos y no los agredan, pues aunque intenten llegar lo antes posible a una escena del crimen, a veces no se puede.

PDI, LA IMPORTANCIA DEL TRABAJO EN EQUIPO

El trabajar en equipo ha permitido avanzar en la investigación, para el coordinador de homicidios de la Policía de Investigación, ha acortado los tiempos para intervenir en los eventos, esto nos permite que no se pierdan evidencias, indicios o testigos que puedan esclarecer un crimen.

“El trabajar en equipo nos ha dado mejores resultados, mayores ordenes de aprehensión. Es más completo el trabajo, coordinamos las funciones y con esto han mejorado las investigaciones; ambos nos hacemos observaciones y podemos apoyar en el trabajo de cada área”.

De acuerdo con la dependencia, desde su creación en mayo de este año, las UCPs han abierto alrededor de 500 carpetas de investigación, por el delito de homicidio doloso, lográndose de ellas cerca de 120 órdenes de aprehensión, de las cuales 104 han sido cumplimentadas.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

En los últimos años, la incidencia delictiva en la Ciudad de México ha aumentado exponencialmente al grado de promediar por mes hasta 120 homicidios dolosos, ya sea por disparo de arma de fuego, arma punzocortante u otro mecanismo, por lo que el investigar y conseguir justicia es una tarea complicada.

La Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, a cargo de María Seberina Ortega López, es una de las áreas más importantes en la investigación de hechos que podrían constituir un delito en la capital mexicana, por lo que el constante desarrollo y evolución de esta área es importante para el avance de las investigaciones.

El constante avance en las tecnologías de investigación forense ha llevado a esta oficina de la FGJ CDMX a innovar y crear una Unidad de Criminalística de Proximidad, con la finalidad de acortar los tiempos de reacción cuando de un homicidio doloso se trata y con esto preservar la mayor cantidad de evidencias que permitan a los investigadores forenses llegar a la verdad científica de los crímenes.

En mayo de 2020, a solicitud de la Fiscal General de Justicia, Ernestina Godoy, fueron creadas las Unidades de Criminalística de Proximidad, conocidas como UCP, conformado por un grupo especializado de criminalistas, fotógrafos forenses Policías de Investigación y Ministerios públicos, quienes en coordinación con el Centro de Comando y Cómputo C5 de la CDMX, captan y atienden todas las muertes derivadas de hechos violentos.

De acuerdo con estadísticas de la Fiscalía capitalina, tan solo en octubre, fueron iniciadas 96 carpetas de investigación por homidicio doloso, de estas, 65 se trató por disparo de arma de fuego, 19 con arma punzocortante y 12 por otros motivos, siendo la alcaldía Cuauhtemoc, la que concentra la mayor cantidad de incidencias delictivas.

LA VELOCIDAD DE REACCIÓN, ESENCIAL PARA LA PRESERVACIÓN DE INDICIOS

De acuerdo con Manuel Izquierdo Plata, director de criminalística, cuando ocurre un homicidio violento, mientras más pasa el tiempo, los indicios comienzan a degradarse, por lo que complica la investigación científica, por lo que la velocidad de reacción ante estas situaciones es esencial para preservar lo mejor posible la escena del crimen.

Los primeros minutos son importantes, por lo que en coordinación con el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano reciben en tiempo real los reportes cuando una o varias personas son víctimas de un homicidio doloso, la ubicación y los detalles que les permita atender la emergencia en tiempo real.

Se trabaja de la mano con el C5 de la Ciudad de México, así como el 911, ahí se dispara una alerta captada por la FGJ CDMX, y si el hecho es violento, de manera inmediata se canaliza a la célula de la UCP más próxima, a efecto de tener una capacidad de respuesta máxima de 20 minutos; a este llamado llegan elementos de la PDI, peritos en criminalística y fotografía

Manuel Izquierdo Plata.

Al llegar, la UCP toma control de la escena del crimen y es en este momento donde se traza la ruta a seguir para iniciar la investigación y no alterar los indicios que por medio de método científico puedan llegar a la verdad histórica de los crímenes; para esto, cuentan con tecnología y conocimientos más actualizados para desempeñar su labor.

Desde químicos de última generación, polvos convencionales y de diferentes materiales para el levantamiento de huellas, lámparas forenses, hasta cámaras robóticas de 360 grados, la tecnología con la que cuenta la FGJ CDMX para la investigación de las escenas del crimen de la capital mexicana.

“En un lugar de investigación intervienen muchas especialidades, dependiendo de la naturaleza del hecho, por ejemplo, tránsito terrestre, incendios y explosiones, valuación forense, hidrosanitarias, ingeniería y muchas más, dependiendo de las necesidades. Una vez que se termina en el lugar, el cuerpo es trasladado al anfiteatro para los exámenes periciales y ahondar en las causas de las lesiones que le quitaron la vida” destacó el director de Criminalística de la FGJ CDMX.

LOS MEJOR CAPACITADOS

La Unidad Criminalística de Proximidad está conformada por 32 criminalistas y la misma cantidad de fotógrafos, quienes en colaboración con Policías de Investigación conforman las células que se distribuyen en los cuatro puntos cardinales de la capital las 24 horas del día, los siete días de la semana para atender con mayor celeridad los homicidios dolosos.

“El beneficio de la UCP empieza en el tiempo de respuesta, anteriormente tardábamos hasta dos horas en atender un homicidio, ahora tardamos aproximadamente 20 minutos en llegar y esto nos da la ventaja de no perder indicios o evidencias, testigos mudos en el trabajo criminalística, lo que nos permite llegar a la verdad histórica del suceso”.

“La fiscalía por medio de la Unidad de Criminalística de Proximidad ha designado también una ambulancia forense especializada de traslado Covid, además de un equipo especializado para atender esto casos en la CDMX, por instrucciones de la Fiscal General, se ha destinado una unidad y un anfiteatro exclusivo para atender los casos Covid, con la intención de minimizar el riesgo de contagio al personal”, finalizó.

LA CIENCIA EN LOS MOMENTOS MÁS DIFÍCILES

“Es muy importante considerar que el perito, independientemente de que se encuentra capacitado para una atención inmediata, no debemos perder la parte humana, si bien es cierto debemos de plantarnos en la intervención, debemos de tener ese tacto y humanidad para coordinarnos con los familiares, que están pasando por un momento difícil, pero del éxito en la investigación depende el llegar a la justicia” Destacó Pedro Pablo López Perez, perito en jefe responsable de la Unidad Criminalística de Proximidad.

“Que se sientan protegidos muy respaldados en el trabajo científico y colegiado con la policía de investigación, quienes trabajamos desde una óptica científica y objetiva; existen especialistas en los laboratorios que nos van a ayudar a fortalecer las investigaciones científicas, en la UCP trabajan de manera muy profesional, crítico y objetivo”. finalizó

CIENTÍFICOS, PERO TAMBIÉN HUMANOS

Lady Laura Rocha Martínez, perito criminalística, es una de las 32 integrantes de la UCP, ella trabaja turnos de 24 horas, y a pesar de tener que lidiar todos los días con las escenas más violentas que ocurren en la Ciudad de México, ella prefiere ponerse la camiseta y separar su vida personal de la laboral para evitar que una infiera en la otra.

“Yo no lo veo como un trabajo, es algo que me gusta hacer, algo que yo estudie, y me gusta hacer, lo separo en cuestión que es a lo que me dedico y tengo que hacer bien, ponerme la camiseta” aunque hay escenas, como las de niños o mujeres la impactan, ella separa sus sentimientos del trabajo, para poder hacerlo bien.

Juan Antonio Gómez Mondragón, otro de los criminalistas especializados en homicidios dolosos de la UCP asegura que “el trabajo es emocionante, apasionante, trabajar para una fiscalía, en donde estamos en el área más delicada como son los homicidios dolosos, más ahora que se vive en un clima de violencia más delicado”.

Cada día, Juan Antonio sale de casa con la firme intención de que su trabajo, por difícil que este sea, no se mezcle con el ámbito familiar, “trato de no transmitir lo que vivo en el trabajo a mi familia, para no estresarlos a ellos, pues la presión que manejamos es mucha”.

Los errores en esta unidad son posible, pero para Juan Antonio, los errores pueden costar mucho, desde que una persona esté en libertad o sea ingresada a un reclusorio, por lo que su trabajo debe ser puntual para no tener que cargar con esta responsabilidad. Por eso, el trabajo en equipo es esencial.

LA FOTOGRAFÍA, UNA PARTE ESENCIAL

“Esto es difícil, cuando empiezas tienes que prepararte, no solo es salir de una escuela, tienes que irte preparando, al paso del tiempo empiezas a entender que no debes revolver tus sentimientos con tu trabajo porque dejas de ser objetivo. Con 25 años de servicio, Ivan Dimas Velázquez, aprendió a ser frio para no revolver los sentimientos con su labor.

Jonathan Uriel López Bautista, con apenas cuatro años de servicio, se sintió preparado y optó por concursar en la convocatoria, pero a pesar de tener estudios de posgrado en la materia, ha aprendido más de sus compañeros en la calle, lo que valora mucho.

“He aprendido a lidiar con el día a día, nos han agredido, pero es nuestro trabajo, hay que entender a la gente, aunque la persona haya fallecido, se merece respeto, merece justicia y ser tratada como lo que es, como una persona”.

El trabajo de los peritos en fotografía es esencial en las investigaciones, pues es con base a la preparación y la experiencia que logran capturar todos los detalles de una escena del crimen, “todo el conocimiento, la metodología, el procesamiento se va fijando, pues la práctica hace saber qué tipo de imágenes son las que más se necesitan” señaló Iván Dimas.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Pese a que el tipo de trabajo que hacen es reconocido por los familiares de las víctimas, ha habido ocasiones en que han sido agredidos y hasta amenazados con armas de fuego, por lo que ellos piden respeto a su trabajo, que confíen en ellos y no los agredan, pues aunque intenten llegar lo antes posible a una escena del crimen, a veces no se puede.

PDI, LA IMPORTANCIA DEL TRABAJO EN EQUIPO

El trabajar en equipo ha permitido avanzar en la investigación, para el coordinador de homicidios de la Policía de Investigación, ha acortado los tiempos para intervenir en los eventos, esto nos permite que no se pierdan evidencias, indicios o testigos que puedan esclarecer un crimen.

“El trabajar en equipo nos ha dado mejores resultados, mayores ordenes de aprehensión. Es más completo el trabajo, coordinamos las funciones y con esto han mejorado las investigaciones; ambos nos hacemos observaciones y podemos apoyar en el trabajo de cada área”.

De acuerdo con la dependencia, desde su creación en mayo de este año, las UCPs han abierto alrededor de 500 carpetas de investigación, por el delito de homicidio doloso, lográndose de ellas cerca de 120 órdenes de aprehensión, de las cuales 104 han sido cumplimentadas.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem