/ jueves 20 de enero de 2022

Fiscalía CDMX investiga posible sustracción del bebé hallado muerto en cárcel de Puebla

Asociaciones civiles piden condena para las autoridades penitenciarias, acusándolos de su incapacidad de mantener el control del Penal de San Miguel

El hallazgo del cuerpo de un bebé de aproximadamente tres meses de edad, en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel en el Estado de Puebla, será investigado por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) para determinar si el cadáver del bebé fue sustraído de algún anfiteatro de la Ciudad de México.

La Fiscalía, dio a conocer que no cuenta con algún registro de denuncia similar a la desaparición del menor, quien fue localizado al interior del penal en un contenedor de basura y presentaba una cirugía de apéndice.

“Luego de un rastreo interinstitucional, no se cuenta con alguna denuncia sobre la desaparición o sustracción del cuerpo de alguna persona menor de edad, sin embargo, se amplió la búsqueda para determinar si el cadáver fue sustraído de algún anfiteatro capitalino”, señaló la dependencia en un comunicado de prensa.

Asimismo, dieron a conocer que la Fiscalía de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Coordinación de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas de la FGJCDMX trabaja con autoridades de Puebla para determinar el origen del cuerpo.

Las versiones oficiales no se ponen de acuerdo en el día del hallazgo del cuerpo, del que inicialmente se reportó el martes 11 de enero, y del que la asociación civil Reinserta, reveló que el menor tenía una incisión en el abdomen y existe la sospecha de que fuera utilizado para ingresar droga a la cárcel.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

El menor pudo haber ingresado durante la visita familiar, y encontrado por uno de los internos del mismo Cereso, con diversas heridas en el abdomen, quien posiblemente entró sin vida, lo que preocupa a las autoridades y organizaciones de la sociedad civil, que exigen justicia por la muerte del bebé.

Por su parte, la asociación civil Reinserta, ha sido reiterativa desde el primer momento en condenar a “las autoridades penitenciarias por este terrible asesinato y por su incapacidad absoluta de mantener el control de un penal en el cual pasó por desapercibido el asesinato de este bebé y que un interno del mismo penal, fuera quien notificara sobre este hecho al encontrarlo en los contenedores de basura de este penal".

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado



El hallazgo del cuerpo de un bebé de aproximadamente tres meses de edad, en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel en el Estado de Puebla, será investigado por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) para determinar si el cadáver del bebé fue sustraído de algún anfiteatro de la Ciudad de México.

La Fiscalía, dio a conocer que no cuenta con algún registro de denuncia similar a la desaparición del menor, quien fue localizado al interior del penal en un contenedor de basura y presentaba una cirugía de apéndice.

“Luego de un rastreo interinstitucional, no se cuenta con alguna denuncia sobre la desaparición o sustracción del cuerpo de alguna persona menor de edad, sin embargo, se amplió la búsqueda para determinar si el cadáver fue sustraído de algún anfiteatro capitalino”, señaló la dependencia en un comunicado de prensa.

Asimismo, dieron a conocer que la Fiscalía de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Coordinación de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas de la FGJCDMX trabaja con autoridades de Puebla para determinar el origen del cuerpo.

Las versiones oficiales no se ponen de acuerdo en el día del hallazgo del cuerpo, del que inicialmente se reportó el martes 11 de enero, y del que la asociación civil Reinserta, reveló que el menor tenía una incisión en el abdomen y existe la sospecha de que fuera utilizado para ingresar droga a la cárcel.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

El menor pudo haber ingresado durante la visita familiar, y encontrado por uno de los internos del mismo Cereso, con diversas heridas en el abdomen, quien posiblemente entró sin vida, lo que preocupa a las autoridades y organizaciones de la sociedad civil, que exigen justicia por la muerte del bebé.

Por su parte, la asociación civil Reinserta, ha sido reiterativa desde el primer momento en condenar a “las autoridades penitenciarias por este terrible asesinato y por su incapacidad absoluta de mantener el control de un penal en el cual pasó por desapercibido el asesinato de este bebé y que un interno del mismo penal, fuera quien notificara sobre este hecho al encontrarlo en los contenedores de basura de este penal".

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado



Archivos Secretos

Caso El Cobrador: Lo encontraron flotando en un río después de un mes de su desaparición

Era un hombre bueno, amante y esposo y tenía un cariño inmenso por el hijito de cinco años; la policía no descansaría hasta descubrir a los salvajes criminales que lo sacrificaron

República

Múltiples ataques armados convirtieron a Ciudad Juárez en un infierno [Video]

La ola de violencia secuestró a los habitantes de la capital de Chihuahua, de manera extraoficial se habla hasta de 11 víctimas.