/ miércoles 13 de mayo de 2020

En plena cuarentena aumentó a 14% los delitos cibernéticos : GN

Director del Centro de Respuesta a incidentes cibernéticos, dijo que actividades como la pornografía infantil, se disparó de marzo a abril en un 73 por ciento

Se registra un incremento de 14% en delitos cibernéticos durante la cuarentena, del periodo del marzo al 15 de abril, aseguró Radamés Hernández, director del Centro de Respuesta a incidentes cibernéticos de la Dirección General Científica de la Guardia Nacional, al llamar a los usuarios digitales a recurrir a información sólo de fuentes oficiales.

Dijo que actividades como la pornografía infantil, se disparó de marzo a abril en un 73 por ciento. Delito que encabeza la ciudad de México y Jalisco en segundo lugar.

Diferentes especialistas en el tema alertaron que en este confinamiento, donde miles de personas están resguardadas en sus casas, ha originado que crezcan los delitos en el ciberespacio como son las estafas, fraude electrónico, extorsión sexual, pornografía infantil, robo de identidad y piratería, así como la creación de portales falsos. Además, México es uno de los países que tienen mayor número de crímenes de este tipo.

Durante el ciclo mesas de análisis efectos secundarios de la crisis por el Covid-19: cibercrimen que organizada Causa en Común, donde participaron su presidenta, María Elena Morera; Luis Fernando García, director Ejecutivo de la R3D, Andrés Velázquez, presidente y fundador del MaTTica.

Marco Antonio del Toral, de la Oficina de Naciones Unidas consideró que la contingencia por #Covid19 es una tormenta perfecta para la ciberdelincuencia, por lo que se deben tomar medidas para garantizar la seguridad.

Los ciberdelitos se que han llevado a cabo destacan: el fraude electrónico Sexting (envio de contenido sexual a través de equipos tecnológicos), extorsión sexual y telefónica; extorsión sexual y telefónica, ciberbullyng, trata de persona cibernético y acceso ilícito a equipos de cómputo, citaron.

María Elena Morera comentó que los esfuerzos que están realizando las fiscalías en México para inhibir el cibercrimen no son suficientes, y a la sociedad civil se le está excluyendo en la búsqueda de soluciones.

En tanto, Andrés Velázquez, presidente de @mattica, aseguró que durante la cuarentena aumenta la vulnerabilidad de usuarios, instituciones y empresas, por lo que es necesaria una estrategia nacional de ciberseguridad.

"Los delitos informáticos inhiben los derechos digitales. El Estado tiene la responsabilidad de combatir el delito pero garantizando los derechos de las personas", afirmó.

En la mesa de análisis los expertos coincidieron que como han aumentado las compras en línea y transferencias bancarias, crece de manera exponencial los fraudes.

Pero también destacan falsas ofertas de trabajo; la venta de material sanitario mediante empresas y páginas web inexistentes; el ‘phishing’ (engaño a una víctima ganándose su confianza haciéndose pasar por una persona, empresa o servicio de confianza).

La estafa del CEO (ciberataque, a través del cual los ‘hackers’ engañan a los empleados de las empresas para que realicen transferencias en su beneficio); y el ‘ransomware’ o secuestro de datos, un tipo de programa dañino que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema operativo infectado y pide un rescate a cambio de quitar esta restricción.

PORNOGRAFIA INFANTIL

Radamés Hernández expuso que los reportes de pornografía infantil son muy generales y les llegan a la Guardia Nacional a través de llamadas, correos, verificaciones y fuentes externas, lo cual se tiene que investigar. El 80 por ciento de los reportes que les llegan están relacionados con la red social Facebook, utilizada para transmitir actividades relacionadas con la distribución de material de abuso sexual infantil.

En general informó que la tendencia de incidentes cibernéticos, presenta un incremento. Ya que entre diciembre de 2019 y febrero de 2020, previo a la pandemia, la tendencia presentaba un decremento del 12 por ciento respecto al promedio anualizado.

Los participantes especificaron algunos delitos más frecuentes en esta contingencia sanitaria, como los falsos programas de ayuda que circulan en redes sociales, tarjetas alimentarias también apócrifas, de cómo el crimen organizado aprovecha este tiempo para contactarse y de cómo los más vulnerables son niños y adultos mayores.

El problema de la ciberseguridad no es problema de la tecnología, sino de cómo se usa ésta, “el medio no es malo, sino la conducta”, señaló Andrés Velázquez, presidente y fundador del MaTTica.

Se registra un incremento de 14% en delitos cibernéticos durante la cuarentena, del periodo del marzo al 15 de abril, aseguró Radamés Hernández, director del Centro de Respuesta a incidentes cibernéticos de la Dirección General Científica de la Guardia Nacional, al llamar a los usuarios digitales a recurrir a información sólo de fuentes oficiales.

Dijo que actividades como la pornografía infantil, se disparó de marzo a abril en un 73 por ciento. Delito que encabeza la ciudad de México y Jalisco en segundo lugar.

Diferentes especialistas en el tema alertaron que en este confinamiento, donde miles de personas están resguardadas en sus casas, ha originado que crezcan los delitos en el ciberespacio como son las estafas, fraude electrónico, extorsión sexual, pornografía infantil, robo de identidad y piratería, así como la creación de portales falsos. Además, México es uno de los países que tienen mayor número de crímenes de este tipo.

Durante el ciclo mesas de análisis efectos secundarios de la crisis por el Covid-19: cibercrimen que organizada Causa en Común, donde participaron su presidenta, María Elena Morera; Luis Fernando García, director Ejecutivo de la R3D, Andrés Velázquez, presidente y fundador del MaTTica.

Marco Antonio del Toral, de la Oficina de Naciones Unidas consideró que la contingencia por #Covid19 es una tormenta perfecta para la ciberdelincuencia, por lo que se deben tomar medidas para garantizar la seguridad.

Los ciberdelitos se que han llevado a cabo destacan: el fraude electrónico Sexting (envio de contenido sexual a través de equipos tecnológicos), extorsión sexual y telefónica; extorsión sexual y telefónica, ciberbullyng, trata de persona cibernético y acceso ilícito a equipos de cómputo, citaron.

María Elena Morera comentó que los esfuerzos que están realizando las fiscalías en México para inhibir el cibercrimen no son suficientes, y a la sociedad civil se le está excluyendo en la búsqueda de soluciones.

En tanto, Andrés Velázquez, presidente de @mattica, aseguró que durante la cuarentena aumenta la vulnerabilidad de usuarios, instituciones y empresas, por lo que es necesaria una estrategia nacional de ciberseguridad.

"Los delitos informáticos inhiben los derechos digitales. El Estado tiene la responsabilidad de combatir el delito pero garantizando los derechos de las personas", afirmó.

En la mesa de análisis los expertos coincidieron que como han aumentado las compras en línea y transferencias bancarias, crece de manera exponencial los fraudes.

Pero también destacan falsas ofertas de trabajo; la venta de material sanitario mediante empresas y páginas web inexistentes; el ‘phishing’ (engaño a una víctima ganándose su confianza haciéndose pasar por una persona, empresa o servicio de confianza).

La estafa del CEO (ciberataque, a través del cual los ‘hackers’ engañan a los empleados de las empresas para que realicen transferencias en su beneficio); y el ‘ransomware’ o secuestro de datos, un tipo de programa dañino que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema operativo infectado y pide un rescate a cambio de quitar esta restricción.

PORNOGRAFIA INFANTIL

Radamés Hernández expuso que los reportes de pornografía infantil son muy generales y les llegan a la Guardia Nacional a través de llamadas, correos, verificaciones y fuentes externas, lo cual se tiene que investigar. El 80 por ciento de los reportes que les llegan están relacionados con la red social Facebook, utilizada para transmitir actividades relacionadas con la distribución de material de abuso sexual infantil.

En general informó que la tendencia de incidentes cibernéticos, presenta un incremento. Ya que entre diciembre de 2019 y febrero de 2020, previo a la pandemia, la tendencia presentaba un decremento del 12 por ciento respecto al promedio anualizado.

Los participantes especificaron algunos delitos más frecuentes en esta contingencia sanitaria, como los falsos programas de ayuda que circulan en redes sociales, tarjetas alimentarias también apócrifas, de cómo el crimen organizado aprovecha este tiempo para contactarse y de cómo los más vulnerables son niños y adultos mayores.

El problema de la ciberseguridad no es problema de la tecnología, sino de cómo se usa ésta, “el medio no es malo, sino la conducta”, señaló Andrés Velázquez, presidente y fundador del MaTTica.

Policiaca

No lo vio y chocó contra camioneta estacionada en la Miguel Hidalgo

Testigos solicitaron la ambulancia para que fuera atendido este hombre