/ jueves 21 de enero de 2021

Cuautepec una de las zonas más peligrosas y olvidadas de la CDMX

Vecinos padecen tráfico intenso, abordan camiones con gente colgado del estribo

La zona de Cuautepec, una de las partes altas de la Alcaldía Gustavo A Madero tiene fama de todo. Además de ser peligrosa y una de las áreas rojas de la capital, donde son frecuentes las balaceras, por los enfrentamientos entre grupos delictivos, está olvidada por las autoridades y tiene pocas opciones de transporte de calidad para mover a miles de personas que ahí viven, denuncian habitantes de las colonias La Palma, Malacates, Colosio y Tlacaélel.

Esa área de la GAM está integrada por más de 40 colonias y cerca de medio millón de habitantes. Con niveles de marginación muy altos y es uno de los puntos de la Ciudad de México con mayor número de delitos de alto impacto relacionados al tráfico de drogas y secuestro, de acuerdo a cifras oficiales.

Además, sus habitantes tienen únicamente dos salidas para ir al Centro de la Ciudad de México. Una al Eje Central y Vallejo para llegar al Metro Politécnico y La Raza o ir al municipio de Tlalnepantla; la otra por Miguel Bernard y Escuadrón 201 rumbo al Metro Indios Verdes.

Salir o entrar en la zona es como un embudo. Es una zona de difícil acceso. En las horas pico es complicada la movilidad, por los cientos de automóviles y camiones de la ciudad y el Estado de México que por allá se mueven. Los usuarios tienen que librar el mal servicio del transporte público.

Foto: Sergio Vázquez | La Prensa

“Los camiones van llenos… en el camino se atiborra, la gente va colgada, somos víctimas de robos y en esta temporada de pandemia, estamos más expuestos a los posibles contagios por covid-19, por las aglomeraciones, describió María Pérez, habitante de Cuautepec Barrio Alto.

El Reclusorio Norte se ubica en la parte baja, y se han construido nuevos tribunales, pero nunca se ha pensado en ampliar o mejorar las calles, pese a que llegan cientos de personas al Reno y a las nuevas oficinas, platicaron a LA PRENSA habitantes de la colonia Zona Escolar.

La avenida Cuautepec una de las principales para llegar al RENO y a la Universidad de la Ciudad de México. De un lado es Ciudad de México y del otro Tlalnepantla, se encuentra en pésimas condiciones, con tremendos hoyos y ninguna de las dos autoridades se hace cargo de repararla, lo cual complica la circulación ya que los automovilistas tienen que ir rodeando baches.

Salir de las colonias más altas, en camión o pesero, para llegar tan solo a Acueducto de Guadalupe es una odisea, se hacen hasta 40 minutos. Al término de dos grandes cadenas comerciales, se cruza la vía del tren y luego una angosta calle de sólo dos carriles y con tremendos hoyos para el Eje Central o Rumbo a Mario Colín. Por lo tanto, cruzar ese embudo se pierden 15 minutos más.

Del lado de la Pastora, por la colonia Jorge Negrete, la situación es igual, son miles de automóviles que salen de las colonias aledañas a los barrios antiguos de Cuautepec Barrio Bajo y Barrio Alto.

HAY UNA COLONIA QUE SE LLAMA VERÓNICA CASTRO

Cuautepec cuenta con más de 40 colonias tales como La Palma, Quetzalcóatl, Prados, Compositores Mexicanos, Lomas, El Tepetatal, La Forestal I y II, Arboledas, Malacates, La Casilda, Palmatitla, Valle de Madero, Cocoyotes, Verónica Castro, uno de sus habitantes dijo que es seguro que esa actriz mexicana ni siquiera sabe que existe.

Foto: Sergio Vázquez | La Prensa

Así como Ahuehuetes, Castillo Chico, Castillo Grande, Zona Escolar, Chalma de Guadalupe, Del Bosque, Vista Hermosa, Luis Donaldo Colosio, Tlacaélel, 6 de Junio, Juventino Rosas, Del Carmen, Guadalupe Victoria, Palmira, Felipe Berriozábal, Joyas de Nieves, Parque Metropolitano, Constitución de la República, San Antonio,

Todos lo denominan “Cuautepec”, y ahí las únicas que se llaman así son: Barrio Alto, Barrio Bajo y Lomas y Prados de Cuautepec.

HUBIESE SIDO MEJOR EL METROBUS QUE EL CABLEBUS

Laura García y Jacinto Sánchez platicaron a este diario que el Metrobús hubiera sido la mejor opción, como lo había propuesto en noviembre del 2017, la diputada local del PRD, Nora Arias. Después se argumentó que era imposible por la topografía. Aunque ya habían hecho el carril con concreto hidráulico desde Indios Verdes a la Pastora.

Regularmente el transporte público sólo llega hasta el Reclusorio Norte o la popular base “El Charco”, donde confluyen dos rutas de transporte RTP que mueven a los habitantes. De ahí mucha gente utiliza taxis piratas para ir a las colonias ubicadas en lo más alto de los cerros.

El cablebús sólo va a beneficiar a una parte de la zona alta insegura, principalmente a Barrio Alto y Barrio Bajo, que son dos grandes colonias, en el cerro, pero hay decenas más arriba, nos contó Mariano Morones, habitante de la Colonia Verónica Castro, quien hace hasta dos horas en llegar al Metro Indios Verdes.

Foto: Sergio Vázquez | La Prensa

De acuerdo con datos del gobierno capitalino, el trayecto del paradero de Indios Verdes hacia la zona alta de Cuautepec suma 7.8 kilómetros de distancia y, actualmente, los pasajeros que utilizan los camiones de las rutas 18 y 88 hace más de una hora.

Con este teleférico se recorrerá en sólo 29 minutos, lo cual representa una cuarta parte del tiempo del que tardan los habitantes de la zona norte en llegar a Indios Verdes.

Y como lo reconoce la autoridad local, el Cablebús daría servicio de teleférico para el 26% de los vecinos.

Cuautepec que en náhuatl significa “cerro de las águilas”; es un valle ubicado en la Sierra de Guadalupe que se divide en dos, Barrio Bajo y Barrio Alto.

En la presentación del Gobierno capitalino sobre el proyecto del Cablebús se evidenció que el nivel de ingreso de 75% de la población de la zona de estudio, es bajo a muy bajo.

BOCHOLANDIA

Para los que viven en la zona más alta de Cuautepec, su única opción son los llamados vochotaxis, los únicos que suben y bajan por las empinadas calles de la zona. Tienen una cuota fija y para los vecinos del lugar son seguros.

Taxis o servicios de aplicación no quieren dar servicio, por lo peligroso de la zona, narró Mauricio Olvera, habitante de la colonia Malacates.

Anel Alejandre es una joven que utiliza la Ruta 18, que sale de Indios Verdes, de lunes a domingo, en cada viaje paga seis pesos. De su colonia a Indios Verdes, y como este transporte “va a vuelta de rueda”, hay ocasiones que hacemos más de una hora a ese Metro, pues pagar un taxi me sale en más de 100 pesos”.

Para ella, el Metrobús al Reclusorio Norte hubiera sido la mejor opción de transporte para esta zona, donde vivimos miles de personas, comentó.

En la misma situación se encuentra Mateo Montesinos, él a diario utiliza el microbús que va al metro La Raza, paga 7 pesos por viaje y si no hay mucho tráfico hace una hora, pero cuando hay tráfico hasta hora y media.

A mí me ha tocado, comentó el joven, que los hampones se suban a amenazarnos... ‘Si no nos dan dinero, les vamos a sacar el arma’”. “Cada vez que me subo me da miedo, pero no tengo otra alternativa”.

Foto: Sergio Vázquez | La Prensa

Don Hernán Montes, de 65 años, describe que “los de la Ruta 100 son muy rápidos, pero los camiones hacen una hora de aquí a La Villa…. Pero son pocos y tardan mucho en pasar, “como verá tenemos pocas opciones y mucho tráfico, todos los días.

En la mayoría de las colonias de la zona, los vecinos utilizan las banquetas como extensión de sus casas, sin que ninguna autoridad lo sancione. Colocan desde mobiliario para tiendas, altares de la Virgen de Guadalupe, talleres mecánicos, maderas de carpinterías, instrumentos de changarros, basura y cascajo.

Ello hace que la gente camine por las calles no por las banquetas. Hay talleres mecánicos que invaden hasta dos carriles de las avenidas, las patrullas pasan y se hacen de la vista gorda, pese a que algunos talleres tienen sellos de clausurado.

Incluso algunos comerciantes que venden frutas y verduras también ocupan banquetas y calles para poner sus puestos, denunció Mariel Pérez, al señalar que todas las calles con mayor afluencia están constantemente ocupadas por vehículos estacionados. “Es un pueblo sin ley”, señala.

Habitantes de las colonias Del Bosque, Zona Escolar y Chalma de Guadalupe entrevistados por este diario denunciaron que todos los alrededores del Reclusorio Norte están llenos de grandes cajas de tráileres estacionados.

Lo cual es un foco de la delincuencia ya que muchos ladrones aprovechan para asaltar a los transeúntes es un lugar donde gente inconsciente deja sus bolsas de basura botada entre las llantas de esos contenedores.

LA DELINCUENCIA SE APODERÓ DEL BARRIO

La delincuencia se apoderó del barrio hace años, pero a decir de los vecinos los niveles de violencia se han intensificado a grado tal que hace tiempo un autobús fue incendiado con todo y chofer en La Brecha, y el sacerdote Juan Carlos Alatriste, de la parroquia Preciosa Sangre de Cristo, ubicada en la plaza Hidalgo, fue secuestrado.

“Hemos visto enfrentamientos a balazos entre jóvenes que venden droga, la violencia se ha apoderado de las calles”, expuso un vecino de Malacates, quien prefirió el anonimato.

“La venta de estupefacientes está a todo su apogeo en Cuautepec Barrio Alto y Barrio Bajo, pero sobre todo ha incrementado el número de homicidios que es alarmante”, agregó.

“Hay ciertas áreas en las que no se puede andar hasta la ocho y media, pero da mucho temor andar caminando porque a esa hora ya no pasa ningún transporte público y la única opción son los bochos piratas'', refirió un vecino de la colonia Forestal.

La zona de Cuautepec, una de las partes altas de la Alcaldía Gustavo A Madero tiene fama de todo. Además de ser peligrosa y una de las áreas rojas de la capital, donde son frecuentes las balaceras, por los enfrentamientos entre grupos delictivos, está olvidada por las autoridades y tiene pocas opciones de transporte de calidad para mover a miles de personas que ahí viven, denuncian habitantes de las colonias La Palma, Malacates, Colosio y Tlacaélel.

Esa área de la GAM está integrada por más de 40 colonias y cerca de medio millón de habitantes. Con niveles de marginación muy altos y es uno de los puntos de la Ciudad de México con mayor número de delitos de alto impacto relacionados al tráfico de drogas y secuestro, de acuerdo a cifras oficiales.

Además, sus habitantes tienen únicamente dos salidas para ir al Centro de la Ciudad de México. Una al Eje Central y Vallejo para llegar al Metro Politécnico y La Raza o ir al municipio de Tlalnepantla; la otra por Miguel Bernard y Escuadrón 201 rumbo al Metro Indios Verdes.

Salir o entrar en la zona es como un embudo. Es una zona de difícil acceso. En las horas pico es complicada la movilidad, por los cientos de automóviles y camiones de la ciudad y el Estado de México que por allá se mueven. Los usuarios tienen que librar el mal servicio del transporte público.

Foto: Sergio Vázquez | La Prensa

“Los camiones van llenos… en el camino se atiborra, la gente va colgada, somos víctimas de robos y en esta temporada de pandemia, estamos más expuestos a los posibles contagios por covid-19, por las aglomeraciones, describió María Pérez, habitante de Cuautepec Barrio Alto.

El Reclusorio Norte se ubica en la parte baja, y se han construido nuevos tribunales, pero nunca se ha pensado en ampliar o mejorar las calles, pese a que llegan cientos de personas al Reno y a las nuevas oficinas, platicaron a LA PRENSA habitantes de la colonia Zona Escolar.

La avenida Cuautepec una de las principales para llegar al RENO y a la Universidad de la Ciudad de México. De un lado es Ciudad de México y del otro Tlalnepantla, se encuentra en pésimas condiciones, con tremendos hoyos y ninguna de las dos autoridades se hace cargo de repararla, lo cual complica la circulación ya que los automovilistas tienen que ir rodeando baches.

Salir de las colonias más altas, en camión o pesero, para llegar tan solo a Acueducto de Guadalupe es una odisea, se hacen hasta 40 minutos. Al término de dos grandes cadenas comerciales, se cruza la vía del tren y luego una angosta calle de sólo dos carriles y con tremendos hoyos para el Eje Central o Rumbo a Mario Colín. Por lo tanto, cruzar ese embudo se pierden 15 minutos más.

Del lado de la Pastora, por la colonia Jorge Negrete, la situación es igual, son miles de automóviles que salen de las colonias aledañas a los barrios antiguos de Cuautepec Barrio Bajo y Barrio Alto.

HAY UNA COLONIA QUE SE LLAMA VERÓNICA CASTRO

Cuautepec cuenta con más de 40 colonias tales como La Palma, Quetzalcóatl, Prados, Compositores Mexicanos, Lomas, El Tepetatal, La Forestal I y II, Arboledas, Malacates, La Casilda, Palmatitla, Valle de Madero, Cocoyotes, Verónica Castro, uno de sus habitantes dijo que es seguro que esa actriz mexicana ni siquiera sabe que existe.

Foto: Sergio Vázquez | La Prensa

Así como Ahuehuetes, Castillo Chico, Castillo Grande, Zona Escolar, Chalma de Guadalupe, Del Bosque, Vista Hermosa, Luis Donaldo Colosio, Tlacaélel, 6 de Junio, Juventino Rosas, Del Carmen, Guadalupe Victoria, Palmira, Felipe Berriozábal, Joyas de Nieves, Parque Metropolitano, Constitución de la República, San Antonio,

Todos lo denominan “Cuautepec”, y ahí las únicas que se llaman así son: Barrio Alto, Barrio Bajo y Lomas y Prados de Cuautepec.

HUBIESE SIDO MEJOR EL METROBUS QUE EL CABLEBUS

Laura García y Jacinto Sánchez platicaron a este diario que el Metrobús hubiera sido la mejor opción, como lo había propuesto en noviembre del 2017, la diputada local del PRD, Nora Arias. Después se argumentó que era imposible por la topografía. Aunque ya habían hecho el carril con concreto hidráulico desde Indios Verdes a la Pastora.

Regularmente el transporte público sólo llega hasta el Reclusorio Norte o la popular base “El Charco”, donde confluyen dos rutas de transporte RTP que mueven a los habitantes. De ahí mucha gente utiliza taxis piratas para ir a las colonias ubicadas en lo más alto de los cerros.

El cablebús sólo va a beneficiar a una parte de la zona alta insegura, principalmente a Barrio Alto y Barrio Bajo, que son dos grandes colonias, en el cerro, pero hay decenas más arriba, nos contó Mariano Morones, habitante de la Colonia Verónica Castro, quien hace hasta dos horas en llegar al Metro Indios Verdes.

Foto: Sergio Vázquez | La Prensa

De acuerdo con datos del gobierno capitalino, el trayecto del paradero de Indios Verdes hacia la zona alta de Cuautepec suma 7.8 kilómetros de distancia y, actualmente, los pasajeros que utilizan los camiones de las rutas 18 y 88 hace más de una hora.

Con este teleférico se recorrerá en sólo 29 minutos, lo cual representa una cuarta parte del tiempo del que tardan los habitantes de la zona norte en llegar a Indios Verdes.

Y como lo reconoce la autoridad local, el Cablebús daría servicio de teleférico para el 26% de los vecinos.

Cuautepec que en náhuatl significa “cerro de las águilas”; es un valle ubicado en la Sierra de Guadalupe que se divide en dos, Barrio Bajo y Barrio Alto.

En la presentación del Gobierno capitalino sobre el proyecto del Cablebús se evidenció que el nivel de ingreso de 75% de la población de la zona de estudio, es bajo a muy bajo.

BOCHOLANDIA

Para los que viven en la zona más alta de Cuautepec, su única opción son los llamados vochotaxis, los únicos que suben y bajan por las empinadas calles de la zona. Tienen una cuota fija y para los vecinos del lugar son seguros.

Taxis o servicios de aplicación no quieren dar servicio, por lo peligroso de la zona, narró Mauricio Olvera, habitante de la colonia Malacates.

Anel Alejandre es una joven que utiliza la Ruta 18, que sale de Indios Verdes, de lunes a domingo, en cada viaje paga seis pesos. De su colonia a Indios Verdes, y como este transporte “va a vuelta de rueda”, hay ocasiones que hacemos más de una hora a ese Metro, pues pagar un taxi me sale en más de 100 pesos”.

Para ella, el Metrobús al Reclusorio Norte hubiera sido la mejor opción de transporte para esta zona, donde vivimos miles de personas, comentó.

En la misma situación se encuentra Mateo Montesinos, él a diario utiliza el microbús que va al metro La Raza, paga 7 pesos por viaje y si no hay mucho tráfico hace una hora, pero cuando hay tráfico hasta hora y media.

A mí me ha tocado, comentó el joven, que los hampones se suban a amenazarnos... ‘Si no nos dan dinero, les vamos a sacar el arma’”. “Cada vez que me subo me da miedo, pero no tengo otra alternativa”.

Foto: Sergio Vázquez | La Prensa

Don Hernán Montes, de 65 años, describe que “los de la Ruta 100 son muy rápidos, pero los camiones hacen una hora de aquí a La Villa…. Pero son pocos y tardan mucho en pasar, “como verá tenemos pocas opciones y mucho tráfico, todos los días.

En la mayoría de las colonias de la zona, los vecinos utilizan las banquetas como extensión de sus casas, sin que ninguna autoridad lo sancione. Colocan desde mobiliario para tiendas, altares de la Virgen de Guadalupe, talleres mecánicos, maderas de carpinterías, instrumentos de changarros, basura y cascajo.

Ello hace que la gente camine por las calles no por las banquetas. Hay talleres mecánicos que invaden hasta dos carriles de las avenidas, las patrullas pasan y se hacen de la vista gorda, pese a que algunos talleres tienen sellos de clausurado.

Incluso algunos comerciantes que venden frutas y verduras también ocupan banquetas y calles para poner sus puestos, denunció Mariel Pérez, al señalar que todas las calles con mayor afluencia están constantemente ocupadas por vehículos estacionados. “Es un pueblo sin ley”, señala.

Habitantes de las colonias Del Bosque, Zona Escolar y Chalma de Guadalupe entrevistados por este diario denunciaron que todos los alrededores del Reclusorio Norte están llenos de grandes cajas de tráileres estacionados.

Lo cual es un foco de la delincuencia ya que muchos ladrones aprovechan para asaltar a los transeúntes es un lugar donde gente inconsciente deja sus bolsas de basura botada entre las llantas de esos contenedores.

LA DELINCUENCIA SE APODERÓ DEL BARRIO

La delincuencia se apoderó del barrio hace años, pero a decir de los vecinos los niveles de violencia se han intensificado a grado tal que hace tiempo un autobús fue incendiado con todo y chofer en La Brecha, y el sacerdote Juan Carlos Alatriste, de la parroquia Preciosa Sangre de Cristo, ubicada en la plaza Hidalgo, fue secuestrado.

“Hemos visto enfrentamientos a balazos entre jóvenes que venden droga, la violencia se ha apoderado de las calles”, expuso un vecino de Malacates, quien prefirió el anonimato.

“La venta de estupefacientes está a todo su apogeo en Cuautepec Barrio Alto y Barrio Bajo, pero sobre todo ha incrementado el número de homicidios que es alarmante”, agregó.

“Hay ciertas áreas en las que no se puede andar hasta la ocho y media, pero da mucho temor andar caminando porque a esa hora ya no pasa ningún transporte público y la única opción son los bochos piratas'', refirió un vecino de la colonia Forestal.

Policiaca

Bajan número de rescatistas en cerro del Chiquihuite ante inestabilidad de la zona

El coordinador general de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo del Estado de México, Samuel Gutiérrez afirmó que las labores de búsqueda de las personas desaparecidas no se han suspendido

Policiaca

Le destrozan la cabeza con bloques de tabique en Chimalhuacán

Vecinos de la zona, que transitaban por el lugar encontraron el cadáver

República

Por una vaca, cuatro personas mueren calcinadas tras choque en la Monterrey-Reynosa

Los hechos se registraron en el kilómetro 143 de la carretera, cuando una pipa intentó esquivar a una vaca que le salió al paso

Policiaca

Muere huésped a puñaladas en hotel de paso de la colonia Buenavista

Cerca del mediodía de este jueves, uniformados de la SSC fueron alertados sobre el cuerpo sin vida al interior del hotel ubicado a unos pasos del edificio sede de la alcaldía Cuauhtémoc  

México

México ocupa primer lugar en defunciones por Covid-19 en personal de Salud

Durante el primer semestre del 2020, CDMX, EdoMex, Guanajuato, Jalisco y Nuevo León, fueron las entidades que acumularon el mayor número de casos de COVID-19 en personal sanitario, representando el 50% del total de casos

Policiaca

Estabilizan rocas desprendidas en Cerro del Chiquihuite; búsqueda de víctimas continua

Confirman autoridades que las tareas de búsqueda de madre e hijo presuntamente sepultados por el deslave continúan, al lugar llegaron especialistas para minimizar riesgos