/ jueves 24 de septiembre de 2020

Atropella camión a una bebé que salió corriendo de casa

El conductor que nada pudo hacer para detenerse fue golpeado por los familiares, por lo que fue rescatado por la policía

Por un descuido de su familia, la pequeña Saraí “N” -de tres años de edad- salió corriendo de su domicilio y fue atropellada por el chofer de un camión de transporte público en calles de la alcaldía Magdalena Contreras.

A causa de las lesiones, la menor de edad perdió la vida, mientras que el conductor fue golpeado brutalmente por los familiares enardecidos para después ser rescatado por policías preventivos.

Cubiertos por la tragedia, al menos 20 familiares de la víctima se abalanzaron contra toda persona que se acercó a observar la escena e incluso agredieron físicamente a los que tomaron fotografías o videos con teléfonos celulares.

La violencia se detonó aún más luego de que el conductor responsable fue escoltado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México para evitar un linchamiento.

En respuesta, las víctimas indirectas destruyeron el camión de pasajeros color verde de la ruta 42, que corre de la estación Viveros -del STC Metro- al Cerro delJudío -en la parte alta de la Magdalena Contreras-.

Aunado a esto, padres y tíos de la pequeña Saraí "N" denunciaron que los servicios médicos de urgencia tardaron más de 40 minutos en arribar al sitio para brindarle primeros auxilios.

“Cuando alguien está fumando o tomando llegan 20 policías de un jalón, pero como era una niña atropellada, ni una pinche patrulla mandaron”, gritó un varón de3 0 años aproximadamente, a los uniformados.

Comerciantes y vecinos reafirmaron que los paramédicos “tardaron mucho tiempo en llegar” y para cuando lo hicieron, sólo fue para diagnosticar la muerte de la menor de edad.

Agregaron que la víctima “se le escapó a su mamá y salió corriendo” de su domicilio, intentó cruzar la calle Alfonso Corona del Rosal y antes de llegar a la acera peatonal fue arrollada por el camión.

“El conductor no intentó darse a la fuga, apagó el coche y se bajó para pedir ayuda pero los familiares se le dejaron ir y lo empezaron a madrear”, indicó un vendedor de alimentos.

Dos horas después de lo ocurrido –y luego de varias discusiones entre familiares, curiosos y uniformados- personal de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales intervinieron en el lugar de los hechos.

Tomaron fotografías de la víctima, marcas en el asfalto, así como del camión involucrado y finalmente, trasladaron a la menor al anfiteatro correspondiente para practicarle la necropsia de rigor.

Agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina examinarán cámaras de seguridad a fin de obtener datos de prueba para anexarlos a la carpeta de investigación.



Por un descuido de su familia, la pequeña Saraí “N” -de tres años de edad- salió corriendo de su domicilio y fue atropellada por el chofer de un camión de transporte público en calles de la alcaldía Magdalena Contreras.

A causa de las lesiones, la menor de edad perdió la vida, mientras que el conductor fue golpeado brutalmente por los familiares enardecidos para después ser rescatado por policías preventivos.

Cubiertos por la tragedia, al menos 20 familiares de la víctima se abalanzaron contra toda persona que se acercó a observar la escena e incluso agredieron físicamente a los que tomaron fotografías o videos con teléfonos celulares.

La violencia se detonó aún más luego de que el conductor responsable fue escoltado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México para evitar un linchamiento.

En respuesta, las víctimas indirectas destruyeron el camión de pasajeros color verde de la ruta 42, que corre de la estación Viveros -del STC Metro- al Cerro delJudío -en la parte alta de la Magdalena Contreras-.

Aunado a esto, padres y tíos de la pequeña Saraí "N" denunciaron que los servicios médicos de urgencia tardaron más de 40 minutos en arribar al sitio para brindarle primeros auxilios.

“Cuando alguien está fumando o tomando llegan 20 policías de un jalón, pero como era una niña atropellada, ni una pinche patrulla mandaron”, gritó un varón de3 0 años aproximadamente, a los uniformados.

Comerciantes y vecinos reafirmaron que los paramédicos “tardaron mucho tiempo en llegar” y para cuando lo hicieron, sólo fue para diagnosticar la muerte de la menor de edad.

Agregaron que la víctima “se le escapó a su mamá y salió corriendo” de su domicilio, intentó cruzar la calle Alfonso Corona del Rosal y antes de llegar a la acera peatonal fue arrollada por el camión.

“El conductor no intentó darse a la fuga, apagó el coche y se bajó para pedir ayuda pero los familiares se le dejaron ir y lo empezaron a madrear”, indicó un vendedor de alimentos.

Dos horas después de lo ocurrido –y luego de varias discusiones entre familiares, curiosos y uniformados- personal de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales intervinieron en el lugar de los hechos.

Tomaron fotografías de la víctima, marcas en el asfalto, así como del camión involucrado y finalmente, trasladaron a la menor al anfiteatro correspondiente para practicarle la necropsia de rigor.

Agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina examinarán cámaras de seguridad a fin de obtener datos de prueba para anexarlos a la carpeta de investigación.