La PGJ capitalina ha realizado 662 operativos y rescatado a mil 184 víctimas por trata

  • admin
  • en Policía

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en Línea
Ciudad de México.-La PGJ capitalina ha realizado 662 operativos y rescatado a mil 184 víctimas
Tiene capacidad para albergar a 40 personas, la estancia podrá ser de hasta seis meses
Tras reconocer que la trata de personas es un delito cruel y degradante, y un grave atentado contra la dignidad, la familia y la sociedad, el Procurador General de Justicia capitalino, Rodolfo Fernando Ríos Garza, informó que desde la creación de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas en 2013 a la fecha, la dependencia ha realizado 662 operativos, rescatado a mil 184 víctimas, principalmente mujeres mayores de edad; asegurado 103 inmuebles y efectuado 496 consignaciones de las que se derivaron 110 sentencias a 258 personas que se dedicaban a la comisión de este ilícito.
Enfatizó que para reforzar las acciones para combatir frontal y permanentemente este flagelo y brindar atención a los afectados, el Gobierno de la Ciudad de México a través de la Procuraduría capitalina, creó el primer Refugio Especializado para Mujeres, Niñas y Niños Víctimas del Delito de Trata de Personas con el cual se da un paso significativo en el combate a la violencia de género. La nueva unidad administrativa estará a cargo de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad.
Detalló que este espacio entró en funciones el 26 de mayo pasado, comprende un espacio de casi mil metros cuadrados y 484 metros de construcción y tiene capacidad para dar atención a 40 afectados a quienes se les ofrecerá estancia temporal no mayor a seis meses, en un ambiente de confidencialidad, protección, asistencia médica, psicológica, jurídica, de trabajo social, antropología y sexología.
Subrayó la PGJ capitalina proporcionará servicios a cargo de profesionales en cada materia señalada, en medio de un ambiente de respeto a los derechos humanos y bajo los principios de perspectiva de género, interés superior de la víctima, de la niñez, igualdad sustantiva, no revictimización, presunción de la minoría de edad, gratuidad y consentimiento informado, entre otros factores.
Por la atención que se brindará a las víctimas de trata, el Procurador Rodolfo Fernando Ríos Garza aseveró que el albergue representa una solución viable e inmediata a los reclamos que la sociedad fórmula, en las distintas áreas y materias de interés para la ciudadanía y la administración pública local.
Indicó que para la actual administración es fundamental el respeto a la dignidad humana de las niñas y mujeres, su libertad, la no discriminación y la promoción de la equidad de género.

Muestra de ello es que la Procuraduría capitalina se esfuerza diariamente para mejorar la prevención y combate a los delitos que atentan contra la vida, la integridad personal, la libertad y seguridad sexuales, así como varios más cuya realización recae siempre en agravio de la mujer.
Resaltó que, si bien es cierto, la trata de personas no hace distinciones de edad y género, es preciso reconocer que las mujeres, niñas y niños conforman los grupos más vulnerables y susceptibles de resultar victimizados.
Apuntó que por tal motivo se hace necesario que las acciones de combate al delito de trata, sean acompañadas de medidas que se enfoquen en restituir a las víctimas, en el pleno goce y disfrute de sus legítimos derechos.
Aseveró que es un deber de la institución “combatir con todos los medios a nuestro alcance este tipo de conductas. Es esencial perseguir sin tregua a quienes incurren en estas prácticas ilícitas y avanzar así, en la construcción de una sociedad más justa, equilibrada, respetuosa y garante de sus garantías fundamentales”.
De este modo, subrayó, la Procuraduría capitalina reitera su compromiso de continuar combatiendo con firmeza la trata de personas, desde un enfoque integral que favorezca la disminución de su incidencia, y permita a su vez, restituir los derechos de las víctimas, inherentes a su calidad y dignidad humana.